Jujuy al día®

Primer diario nativo digital de Jujuy. 21 años con la noticia de Jujuy

Dos jujeños fueron encontrados muertos, creían que habían sufrido un accidente, pero lo que encontraron dejó perturbados a los investigadores

Jujuy al día® – El pasado 11 de octubre, un «accidente» sorprendió a las autoridades policiales en un camino paralelo a la Circunvalación Oeste. Encontraron a una pareja muerta dentro de un Fiat Strada, y al principio creyeron que se trataba de un accidente, pero después se dieron cuenta de que tenían disparos de arma de fuego en el cráneo.

En el avance de las investigaciones, descubrieron un nuevo dato que los llevaría al motivo del asesinato. En ese sentido, la línea que se sigue es que podría tratarse de una venganza narco, ya que dentro del vehículo se habría hallado una cantidad desconocida de drogas, y estupefacientes en un domicilio en Jujuy que era de Jonatan Pablo Tolaba, una de las víctimas.

El hacer creer que se trataba de un «accidente de tránsito», solo les dio tiempo a los victimarios, ya que se perdieron varias horas para identificar a las víctimas: Romina Zerda y Jonatan Pablo Tolaba. Más tarde, se allanaron los domicilios de las víctimas y en uno de los cuales se encontró drogas, lo cual confirmó el rumbo de las pesquisas hacia un mal final para negocio de drogas.

Cuando encontraron los cuerpos, luego de la autopsia, se confirmó que presentaban rastros de pasto y arrastre en sus prendas, lo que alimentó la idea de que los crímenes no ocurrieron dentro del rodado, pues en el interior del vehículo no se encontraron rastros de sangre que así lo hiciera presumir.

Línea de investigación

Los investigadores consideran que los asesinatos ocurrieron en otro lugar, presuntamente, en alguna vivienda ligada a los autores, previo reclamo por un negocio de drogas, o bien, por haber revelado ciertos datos que habrían comprometido a los homicidas. Según señalan los medios InformateSalta y Nuevo Diario, los elementos hasta ahora reunidos, todo apunta a que el hecho podría responder a una «mejicaneada» y los asesinatos sería un ajusticiamiento por parte de los afectados, quienes, con esta clase de crímenes, suelen enviar un mensaje para que otros eviten jugarles sucio.

Fuente

A %d blogueros les gusta esto: