En Jujuy se desplomó la venta de motocicletas durante el primer bimestre del año 2014

[pullquote]Concesionarias registraron una caída del 50% menos de ventas[/pullquote]

Jujuy al día® – Tras un buen año en el sector, aunque el 2013 cerró con algunas dificultades, sus últimos meses sirvieron de antesala para la debacle en las ventas de motocicletas, las cuales en Jujuy cayó estrepitosamente tras la devaluación generada por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, el fuerte aumento en los productos gracias a la escalada del dólar y a la especulación de los proveedores.

Nuestra provincia se sitúa en la línea nacional, donde las ventas de estos vehículos cayeron durante el primer bimestre del 2014 cerca de un 30%, solo que en Jujuy el impacto fue más marcado llegando a valores de alrededor del 50%.

Fuentes consultadas por nuestro medio, indicaron que a este fenómeno de caída de las ventas le ha seguido el importante aumento de los precios de los rodados, que rondan los 3 mil hasta los 40 mil pesos; la restricción de los créditos, la escases de repuestos, y una gran preocupación en los vendedores ya que podría peligrar su fuente de trabajo.

La grave situación que atraviesa el sector ha llevado a que Asociación Argentina de Motovehículos (MOTTOS) declare el estado de “emergencia económica”.

La entidad informó que en febrero se patentaron 41.144 motovehículos contra los 56.039 de igual mes del 2013.

Las fuentes consultadas por nuestro medio comentaron que durante los meses del año 2013, en promedio por concesionaria y por sucursal llegaban a vender más de 100 motocicletas, pero durante enero y febrero 2014 las ventas cerraron, en promedio, con 35 a 45 motocicletas, registrando una importante caída de entre el 50% y 55%.

Señalan que esta fuerte caída tiene como principal causa la devaluación de nuestra moneda y la consiguiente suba del dólar oficial, ya que este combo económico ha generado una “exagerada” suba en los precios de las unidades.

Para ejemplificar esto indicaron que las motocicletas de más baja cilindrada, las de 110 cc, pueden conseguirse en valor aproximados a los 9.500 pesos, cuando meses atrás, las misma motocicleta costaba alrededor de los 6 mil 6500 pesos, registrando una suba de más del 45%.

Explicaron que en el caso de las motocicletas de mayor cilindrada, como una enduro 250 cc, hoy su precio ronda los 70 mil pesos, cuando durante el año 2013 costaba un poco más de los 30 mil pesos. Indicaron que además del aumento propio que sufrió el rodado, se le sumaron grandes aumentos en los impuestos que tiene para ser ingresado al país, lo cual ha derivado en la suba del precio.

Otro efecto que no pudo ser evitado tras la crisis económica, fue la especulación de los proveedores, quienes no han estabilizado los precios debido a la inestabilidad que hasta hoy tiene el “dólar oficial”.

Seguido de esto, otra grave consecuencia es la perdida de los créditos, o la restricción de los mismos. Estas concesionarias trabajan con créditos a través de las conocidas tarjetas de crédito y de las financieras.

En ambos casos han disminuido el número de cuotas en las cuales se podía acceder a la compra de estos vehículos. Pasaron de planes de 12 cuotas a los de 6 cuotas sin intereses, o los planes más largos de 24 cuotas a 18 o 12 cuotas.

Este marcado cambio impulsó a una suba de los intereses que cobran las entidades que facilitan los créditos, llegando a porcentajes que rondan el 40% de interés.

Además de la preocupación propia del sector por la caída de las ventas, el mayor temor y preocupación se da en el sector de los vendedores, quienes cobran sus sueldos en base a las ventas que consigan, es decir además de sus sueldos fijos cobran sus comisiones, las cuales han bajado al mismo ritmo que las ventas y el aumento de los productos.

Su temor apunta a posibles ajustes o hasta poner en riesgo sus trabajos, ya que para muchas empresas, esta situación podría ser insostenible.