Encuentro territorial en Barrancas por ley GIRSU

Jujuy al día® – La Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, se reunió con vocales y con la comunidad de Barrancas (Abdon Castro Tolay), invitada por el Comisionado Municipal, Rodolfo Alancay, para dialogar sobre los principales aspectos de la Ley de Gestión Integral de Residuos Solidos Urbano (GIRSU) y los beneficios que traerá aparejada la adhesión local.

Según explicó la referente de la cartera de ambiente, la visita forma parte del recorrido territorial que los funcionarios y equipos técnicos del Ministerio vienen realizando desde el año pasado, visitando cada región y cada localidad, para informar los alcances de la Ley, despejar dudas y aclarar incertidumbres, y convocar a la adhesión que permitirá al gobierno provincial trabajar sostenidamente y de manera estructural junto con los municipios y comisiones municipales.

Zigarán explicó al respecto: “estuvimos conversando sobre las inquietudes que tiene la comunidad respecto a la Ley número 5.954, vimos in situ cómo funciona el servicio de recolección y gestión de los residuos en Barrancas, que dicho sea de paso demuestra tener las deficiencias presentes en todos los municipios y comisiones municipales de la región norte de nuestra provincia”.

“Estamos haciendo el esfuerzo para que la mayor cantidad de municipios y comisiones municipales integren el sistema porque tenemos la determinación de garantizar el servicio en toda la provincia y que todos los habitantes cuenten con un servido de residuos que ha sido declarado como público esencial; porque sin él se afecta la calidad de vida, la integridad de las personas, la salud, y naturalmente afecta la calidad del ambiente que nos rodea”, valoró la ministra.

Servicios de Gestión de residuos interjurisdiccional y sistema disperso

El artículo 30, sobre Servicio Interjurisdiccional de Gestión de residuos sólidos urbanos, del título IV de la Ley GIRSU, estipula la implementación de un “servicio de recolección, transporte, tratamiento, disposición, reúso o reciclado de aquellos residuos que se encuentren en las áreas interjurisdiccionales, integradas por caminos o rutas de acceso a las ciudades o pueblos y las zonas compartidas entre Municipios, Provincia y la Nación”.

Según detalló la ministra Zigarán, “este servicio estará destinado exclusivamente a la gestión de residuos de las comunidades que no están contempladas en los circuitos habituales de recolección de residuos de los Municipios o Comisiones Municipales”.

“En particular –agregó- les explicamos a los habitantes de Barrancas la importancia que va a tener el desarrollo del sistema disperso que lo que busca es llevar o fortalecer los servicios en aquellos lugares más alejados y sobre todo en la puna que tiene poblaciones muy dispersas, caseríos muy alejados, en una zona geográfica inhóspita y bastante difícil en términos de accesibilidad”.

La funcionaria precisó igualmente que Barrancas sería parte de uno de los circuitos del sistema disperso, y que los beneficios que implica adherir a la Ley GIRSU los favorecería en el sentido de que van a ser beneficiarios del equipamiento que se está gestionando a través de un crédito con financiamiento externo. Este último incluye además: fortalecimiento de las capacidades locales para poder desarrollar el servicio, infraestructura, campañas de concientización, entre otros.

GIRSU S.E.

Finalmente, Zigarán ponderó el rol de la empresa GIRSU S.E. que será la encargada de ejecutar el sistema disperso junto a los municipios y comisiones municipales de las diferentes regiones involucradas.

En este sentido destacó: “los equipos de la empresa GIRSU S.E. están desarrollando, en principio, junto a los municipios de las diferentes regiones, reuniones para fortalecer las capacidades locales, acordar metodologías de trabajo, y determinar la ubicación de los micro y macro basurales para poder presentar el Plan de remediación de los basurales a cielo abierto”.

“También estuvimos dialogando sobre algunas prácticas de la comunidad, y todos coinciden en la importancia de la separación y también empiezan a ver la oportunidad de una economía complementaria al acopio de residuos, lo que permitiría venderlos o transformarlos en otros productos que les ayude a generar ingresos”, concluyó la ministra de ambiente.