En el servicio público de salud de Jujuy no se están realizando angioplastias por falta de equipamiento

Jujuy al día® – En diálogo con nuestro medio, el Presidente de la Sociedad Jujeña de Cardiología, Juan Paúl Flores, se refirió acerca de la imposibilidad de realizar esta práctica médica en nuestros hospitales públicos debido a la falta de un equipo de hemodinamia.

La angioplastia es una técnica de revascularización que se utiliza cuando hay una obstrucción en las arterias coronarias y esto provoca un síndrome coronario agudo o un infarto agudo de miocardio. Consiste en dilatar la arteria que está obstruida y, en algunos casos, la colocación de un “stent”, que es como un resorte metálico que, una vez dilatada la arteria, se la coloca para que no se vuelva a tapar.

En nuestro país este tipo de práctica ha aumentado un 30% en los últimos cinco años, según un informe realizado por el Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas.

Respecto a la problemática que tiene nuestra provincia para realizar este tipo de práctica en los hospitales públicos, Juan Paúl Flores, Presidente de la Sociedad Jujeña de Cardiología, manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que “en Jujuy, a diferencia de las grandes ciudades, se trata, en lo posible, de hacer estas maniobras invasivas con angioplastias con colocación de stent en pacientes con un síndrome coronario agudo. El problema que tiene Jujuy es que no se cuenta con un servicio de hemodinamia en el nivel público”, y agregó que “en el hospital Pablo Soria no existe un equipo de hemodinamia para que se puedan realizar angioplastias, entonces muchas veces uno se encuentra ante la imposibilidad de poder derivar en forma rápida al paciente para que se le realice esta técnica”, aseguró.

Respecto a la importancia en la celeridad de la realización de esta práctica médica, el cardiólogo señaló que “en esto, la ventana de tiempo que uno tiene es muy importante, porque cuanto más precoz se realice la angioplastia más exitosa es. Si uno pudiera realizar esta práctica dentro de los primeros 60 minutos desde que llegó el paciente con el inicio de dolor, sería lo ideal; posterior a ese tiempo los resultado no son malos, pero no son tan exitosos”.

Añadió que “esto se ha planteado en diferentes oportunidades a autoridades del Ministerio de Salud de la provincia, no solo a las actuales, también a las anteriores, porque no solo a este equipo lo utiliza la parte cardiovascular sino también los neurólogo, nefrólogos, gastroenterólogos, y no hemos tenido un eco positivo o creen que es preferible realizarlo en los privados y no en la parte pública”.

Al referirse a las alternativas a este tratamiento, indicó que “en el Hospital Pablo Soria, cuando el paciente requiere el uso de esta técnica de revascularización, se intenta en primer lugar derivar, aunque a veces nos encontramos con las imposibilidades porque no hay camas en el servicio privado, por ejemplo, entonces no se puede brindar ese tipo de tratamiento. En estos casos, el hospital tiene trombolíticos, que son sustancias que destruyen los coágulos, pero el éxito no es tan importante”.

En relación a la cantidad de personas que necesitarían de esta práctica, Juan Paúl Flores manifestó que “solo para darse una idea, en la década del 80 los infartos eran poco en relación a la actualidad. Uno podía decir que había 10 a 12 infartos por año. Hoy tenemos 10 a 12 infartos por mes, y tener este equipo de hemodinamia sería un beneficio porque permite un tratamiento que ahorraría costos en salud en una forma muy importante porque el paciente que tuvo un infarto y no se le abrió la arteria, a la larga termina con insuficiencia cardiaca, transplante cardiaco, y más consecuencias”, y agregó que “además, hay que tener en cuenta que si bien las enfermedades coronarias o casos como la muerte súbita, antes eran de las personas de la tercera edad y hoy aparecen en un grupo etareo de entre los 30 y 50 años donde ha aumentado bastante ese porcentaje de pacientes con estas características”, concluyó.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.