La «inflación de los trabajadores» registró en mayo una leve desaceleración, pero los alimentos siguieron en alza

0

Jujuy al día® – Según el informe elaborado por el instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), en los últimos doce meses el costo de vida escaló 49,4%.

Las viviendas y la electricidad pesaron fuerte en la canasta de los trabajadores. Las viviendas y la electricidad pesaron fuerte en la canasta de los trabajadores. NA

La «inflación de los trabajadores» tuvo una desaceleración en mayo y se ubicó en 3,7%, con lo que acumula 20,9% durante el año, indicó hoy un estudio privado.

Según el informe elaborado por el instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), en los últimos doce meses el costo de vida escaló 49,4%.

Durante mayo, la inflación fue menor en 0,4 puntos respecto del registro de abril, sostuvo el análisis.

El mes pasado, el costo de vida estuvo presionado por el rubro Vivienda con 5,2%, ante los aumentos de electricidad promedio del 9% en zonas como el Área Metropolitana de Buenos Aires.

En segundo lugar, el rubro de Comunicaciones se encareció un 4,5%, explicado por subas en servicios de telefonía celular de la misma magnitud.

Por su parte, el segmento de Salud trepó 4%, en un período en el que volvió a haber aumentos en las prepagas.

El capítulo de Alimentos y bebidas subió un 3,8% y las mayores alzas se registraron en verduras, con 7,3%, en un contexto en el que el tomate escaló 27,2%.

El estudio destacó que las carnes registraron una desaceleración y treparon 3%.

«Por debajo del nivel general se ubicaron Recreación y cultura, que trepó 3,5%, impulsado por alimentos para mascotas que subió encima del 20% por segundo mes consecutivo», puntualizó.

En tanto, el sector de Otros bienes y servicios experimentó un avance de 3,4%, impulsado por pañales para bebés con 11,4%.

«Equipamiento y mantenimiento del hogar subió 3,4% y Transporte lo hizo en 3,3%», indicó y afirmó que Educación se incrementó 2,4%, mientras que Indumentaria y Calzado lo hizo en 1,9%.

.

¿Qué pasó con la carne?

.

«Mayo se caracterizó a nivel nacional por el cierre de las exportaciones de carne vacuna, cuya inflación en moneda doméstica fue del 74,1% interanual», manifestó.

Aclaró que «más allá de la coyuntura, en la que incide un gran aumento de la demanda china sobre una producción que creció moderadamente en los últimos tres años, en el largo plazo el precio doméstico de la carne viene subiendo muy por encima del resto de los precios».

«El kilo de asado se multiplicó por más de 180 veces desde fines de 2001, casi el doble que lo que subió el dólar, y muy por encima de otras proteínas como la aviar y la porcina», afirmó.

Evaluó que «la razón del profundo encarecimiento de largo plazo de la carne -que hizo que en los últimos meses el poder de compra en kilos de asado fuera el menor desde por lo menos 1995- obedece a una producción estancada en términos tendenciales».

«Con una población argentina que crece al 1% anual y una producción ganadera estancada, el resultado ha sido una baja de la producción per cápita», subrayó.

Aclaró que, sin embargo, «el panorama luce muy diferente si se incorpora lo ocurrido con la carne aviar y la porcina, cuya producción creció sostenidamente desde los ´90».

«Esa mayor oferta permitió precios más accesibles, que, a su vez, explican un rápido aumento del consumo de estas proteínas», enfatizó.

«Sumadas las carnes bovina, aviar y porcina, el consumo per cápita de 2020 llegó a los 112 kilos, bastante por encima del registrado en los años ´90, pero por debajo del récord de 2015», calculó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.