Una grave problemática: contaminación sonora en San Salvador de Jujuy

Jujuy al día® – Alejandra Mollón, Concejal LyDER y Presidente de la Comisión de Ecología y Medio Ambiente en el Deliberante, reflexionó acerca contaminación sonora en San Salvador de Jujuy.

Para la  Edil “Nuestra ciudad está en constante crecimiento y esto se traduce en la proliferación de construcciones, el crecimiento del parque automotor y obviamente el incremento de la población, que traen aparejados a una enemiga invisible, pero para nada silenciosa: la contaminación sonora, que es un fenómeno que ya afecta a más de la mitad de la población argentina”.

“Quienes vivimos cerca de alguna calle muy circulada o de alguna obra en construcción, sabemos lo complicado que es tolerar los bocinazos, maquinarias y otros ruidos elevados, pero muchas veces no prestamos atención a los daños físicos y psicológicos que esto genera, daños como el aumento de la presión arterial, trastornos digestivos, problemas neuromusculares, disminución de la visión nocturna, dificultad para dormir y se ha comprobado que los niños sometidos a ruidos constantes y fuertes, poseen niveles elevados de presión arterial y que este estado suele continuar con la madurez, posibilitando un mayor índice de enfermedades cardiovasculares.”, alertó.

Según Mollón “Sabemos que las construcciones y la circulación de vehículos son necesarias, pero también es necesario empezar trabajar en la concientización para que las constructoras focalicen las obras en horarios específicos y los conductores de vehículos reduzcan los bocinazos, por dar algunos ejemplos; los jujeños tenemos que bajar el volumen, nos merecemos una ciudad armoniosa y para ello tenemos que empezar trabajar en la prevención de la contaminación sonora”.

“Es necesario trabajar sobre los ruidos constantes, pero también en los ruidos eventuales, como los de las bombas de estruendo de las manifestaciones, actos públicos y/o recitales, que focalizan en puntos cercanos a hospitales, escuelas, facultades e iglesias, perjudicando la salud de los internados y el normal desempeño de las actividades en las demás instituciones. En el caso de las manifestaciones, creemos que no van pasar desapercibidas si se reduce el uso de las bombas de estruendo y en el caso de los actos y/o recitales públicos, desde ya tenemos que empezar a explorar otros espacios, ya que si hay algo para festejar y por las molestias ocasionadas a los hospitales y vecinos de la zona no les divierte para nada, deja de ser una fiesta para todos”, reflexionó.

“Desde el Partido tenemos un proyecto para que la ciudad tienda a ser cada vez más amigable con el medio ambiente, armoniosa entre los vecinos y de vanguardia en las soluciones y para ello, desde ya, proponemos trabajar preventivamente en estas cuestiones, que no solo van a contribuir a la salud, sino que también van reparar paulatinamente a nuestro castigado medio ambiente; con la revisión de los caños de escape en automóviles y motocicletas; controlando eficientemente a las construcciones; limitando el uso de sus maquinarias o colocando estratégicos paneles acústicos, por dar algunas referencias, podemos encontrar soluciones ambientales, a corto y mediano plazo, para San Salvador de Jujuy”, profundizó.