No es cierto que Jujuy tenga una de las tasas más bajas del país de menores en la calle

Hugo Calvo 1Demoramos un poco para tratar un tema preocupante como lo es la evidente presencia de niños y adolescentes en situación de calle en nuestra ciudad ya que la inaccesibilidad a la información se convirtió en un gran escollo a sortear, aunque en realidad, en esta columna lo que más nos ocupa es el discurso oficial al respecto.

Hace unas semanas pudimos leer en casi todos los medios una suerte de tirada de oreja o escrache hacia la reconocida y multipremiada trabajadora social, Myrta Cabana, quien no tuvo mejor idea que dar a conocer su preocupación por el aumento de la cantidad de menores en la calle. Tras la nota que diera a un medio local en el que se hacía referencia al tema, con datos concretos, rápidamente salió al cruce el Ministro de Desarrollo, Facundo Figueroa Caballero, asegurando que Jujuy posee una de las tasas más bajas del país de menores en la calle. Claro que sólo son dichos del ministro pues, a diferencia de Myrta Cabana, no expuso ni mencionó ninguna fuente que avale sus expresiones. Sólo él como depositario de la fe pública anunció que en Jujuy está todo bien, claro, respecto de otros distritos –siempre según Figueroa- que estarían muy mal. Claro que no todos los distritos tienen la suerte de tener un ministro tan eficiente.

En la nota en que Figueroa hace su descargo, asegura que hay convenios con la Fundación que preside Myrta Cabana para que sean ellos quienes se ocupen de relevar y, en todo caso, recuperar a los menores y reinsertarlos en la sociedad. Veladamente da a conocer que si no fuera por el Ministerio o el Ministro, Cabana no podría hacer lo que hace en beneficio de los menores que son rescatados y de la sociedad toda, lo que lo incluye a Ud. Ministro.

La Fundación DAR.LO.CAB (Víctimas Indefensas de Jujuy) que preside Myrta Cabana, en colaboración con la Secretaría de Niñez y Adolescencia y Flia., lleva adelante un programa llamado “Proyecto Autorescate” cuyo objetivo es reducir los efectos de factores de riesgo en niños, adolescentes y jóvenes en situación de calle. La modalidad de trabajo consiste en un relevamiento permanente e intervención directa sobre el sector de la población conformado por chicos, adolescentes y familias en situación de calle, que viven o subsisten en ese medio.

Como todos los años, la Fundación emite un documento dando a conocer un informe detallado de sus acciones y resultados. En el que corresponde al año 2012 se informa que: “cuantitativamente se observa un incremento de chicos en situación de calle, en comparación a los años 2007, 2008, 2009, 2010 y 2011, pero la permanencia diaria es reducida”. Aclarando que: “Los datos suministrados son estimativos, dado que se trabaja, con una población difícil de sistematizar en estadísticas. Gran parte de estos niños, adolescentes y jóvenes, circulan constantemente, no tienen una parada fija, deambulan, aparecen y desaparecen constantemente”.

En el informe aludido se encuentra que de 2011 a 2012 hubo un crecimiento en la tasa de chicos en situación de calle. En 2011 se detectaron 38 personas y en 2012 56, lo que a valores relativos significa un incremento del 33%.

En valores absolutos no parece que la problemática sea de gran envergadura, excepto si tomamos que, según el Censo de Población de 2010, realizado el miércoles 27 de octubre de 2010, al momento del relevamiento, en Jujuy se contabilizaron 611.888 habitantes, de entre estos 205.049 eran niños de entre 5 y 19 años. Si tenemos en cuenta que el censo se realizó a fines de octubre de 2010, los niños que por entonces tenían entre 5 y 19 años, hoy estaría entre los 7 y 21 años, grupo etario motivo de esta columna.

Consideremos ahora que si dividimos a la población total (611.888 habitantes) por 56 (el número de menores detectados), se obtendría que 1 de cada 10.269 vive en la calle.

Si tomamos sólo el grupo etario afectado los resultados serán mucho más contundentes pues, si dividimos los 205.049 menores entre 7 y 21 años relevados en el Censo 2010, por los 56 casos detectados, tenemos que 1 de cada 3.661 viven en la calle.

Ahora, para comparar y tener una perspectiva de cuanto significa que uno de cada 3.661 jóvenes y niños de entre 7 y 21 años estén en situación de calle, tomaremos la situación para el mismo grupo y con datos oficiales de la provincia de Córdoba.  Según un informe delDefensor del Pueblo de Córdoba, en la ciudad capital, en 2012 se detectaron 135 chicos de entre 7 y 21 años en situación de calle. Si tenemos en cuenta que la población total de Córdoba (Censo 2010) es de 3.304.825 habitantes y si dividimos a esta cifra por los 135 niños y jóvenes detectados tendríamos que habría 1 menor en la calle cada 24.480 habitantes.

Teniendo en cuenta sólo el grupo etario de referencia, en Córdoba habría 827.339 menores entre 7 y 21 años, lo que significa que 1 de cada 6.128 está en situación de calle.

Como dato accesorio agregamos que la población de Jujuy representa sólo el 18% de la Córdoba.

Los datos son claros, aunque en valores absolutos la situación de Jujuy en la problemática que tratamos parecería mejor, tras el análisis vemos que no es tan así ya que proporcionalmente Jujuy tiene más niños y jóvenes en situación de calle que la provincia de Córdoba que tiene al 0.016% del grupo etario 7 a 21 años en la calle y Jujuy al 0,027%. Como decimos más arriba, 1 de cada 6.128 niños y jóvenes cordobeses están en situación de calle, mientras que 1 de 3.661 de los jujeños padecen la misma situación.

Los relevamientos se dieron los dos en las ciudades capitales, es por ello que no se sabe a ciencia cierta cómo es la situación en el interior de las provincias.

Lo dicho e investigado lleva el propósito claro de ilustrar al Ministro de Desarrollo Social con números y datos concretos, con fuentes concretas y no sólo con discurso.

Lo que nos quedaría por saber es que acción efectiva realiza el ministro o el ministerio para que no haya más pobreza de la que se observa y en consecuencia no haya chicos que salen de sus casas víctimas del abuso, la droga, pero principalmente, de la pobreza que se trata de ocultar.

A lo mejor el ministro tenga razón cuando dice que hay una tasa muy baja de menores en la calle, pues se puede observar que cada día hay más niños y adolescentes en los basurales tratando de encontrar a veces comida y muchas otras algo que se pueda vender a fin de obtener algo con que llenar el estomago.

Habría que contabilizar también los niños y niñas que en vez de estar en la escuela o jugando, están trabajando en las fincas o en las ladrilleras, en donde además son víctimas de abuso de toda índole.

Todo lo dicho es verificable Sr. Ministro, sus propios dependientes pueden acercarle la información para que se dé cuenta que no todos en Jujuy estamos mirando para otro lado, situación que eternamente favorece al poder y por supuesto a los que, cada uno a su turno, lo detentan.

Siempre que se trata de ocultar la realidad se le está haciendo el juego a intereses que nada tienen que ver con una sociedad inclusiva y que propende a mejorar la calidad de vida de todos sus miembros, especialmente a quienes aún no se valen por sí mismos.

Lic. Hugo Rubén Calvó

Director de Jujuy al día

Fuentes:

http://darlocab.blogspot.com.ar/p/proyecto-autorescate.html

http://defensorcordoba.org.ar/index.php?accion=novedades&itemID=298

http://www.censo2010.indec.gov.ar/resultadosdefinitivos.asp

Dato conexo: El senador del peronismo disidente Roberto Basualdo (San Juan) presentó un proyecto para que el Ejecutivo informe “si existen estadísticas que arrojen datos sobre la cantidad de niños en situación de calle que existe en nuestro país”.