No videntes reclaman la falta de transporte urbano adaptado y por los altos niveles de ruido en San Salvador de Jujuy

Jujuy al día® – Félix Pareja es no vidente. Vive en San Salvador de Jujuy, lugar en el cual –según manifestó- debe sobrellevar distintas situaciones que le complican y hasta impiden su desplazamiento con total autonomía. La falta de adaptaciones para discapacitados en el transporte urbano de pasajeros, y los altos niveles de ruido, sus principales barreras.

En una entrevista con nuestro medio, Félix Pareja comentó cuales son los problemas que se le presentan día a día a él, y a muchos de sus amigos no videntes, “los problemas que tenemos diariamente son varios, principalmente con el transporte público de pasajeros; en San Salvador de Jujuy, con el tema de los colectivos, no nos tienen en cuenta. En todo el país los colectivos tienen rampas de acceso para las personas con distintas discapacidades, pero acá en Jujuy no hay ni un coche del transporte urbano con rampa de acceso”, indicó.

Pareja comentó que otro de los problemas que tienen es que “en Salvador de Jujuy hay mucho ruido en las calles y nos complica muchísimo la movilidad”, señalando que los autos y motos que pasan escuchando música fuerte, o haciendo publicidades de boliches o campañas políticas, son los que más los perjudican.

También expresó que “las personas que son muy maleducadas, ya que cuando uno camina por las veredas te ‘llevan puesto’ el bastón”. Recordó que una vez en la zona de la Terminal “me lo rompieron y me dejaron  en la calle con el bastón roto; no tienen en cuanta estas cosas”.

Al consultarle si se sienten víctimas de discriminación por parte de nuestra sociedad, Pareja expresó que “si, constantemente. Por ejemplo cuando te ven y te dicen ‘pobrecito el cieguito’ me cae muy mal que nos digan eso, porque vivimos aquí, estamos insertos en esta ciudad como cualquier otro ciudadano”, y añadió que “los jóvenes y adultos son los que menos respeto nos tienen, no así los chicos porque ellos no lo entienden aun, pero una personas adulta o joven, cuando sin querer los pisas o los golpeas con el bastón, te tratan mal y encima te piden que tengas cuidado, cuando ellos son los que deben tener cuidado, porque nosotros no los podemos ver”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.