El plan para la Corte, otro ejemplo del método Milei

Jujuy al día ® – Cuando se formalice la presentación de los dos candidatos del Gobierno a la Corte Suprema y se abra el período para que la sociedad civil y la política presente sus impugnaciones o apoyos a las postulaciones de Ariel Lijo y de Manuel García-Mansilla, Javier Milei pondrá a prueba una vez más la manera en que eligió gobernar en la primera etapa de su mandato.

Los dos jueces tendrán que defenderse solos y por escrito frente a las quejas de políticos, universidades y ONG y, lo que es más extraño en estas ocasiones, también tendrán que juntarse ellos mismos los votos cuando el Presidente envíe sus pliegos al Senado.

Igual que ocurrió con la primera versión de la Ley Ómnibus y que también podría suceder con la nueva encarnación de ese compendio de reformas, el Gobierno no tiene los votos asegurados, y tampoco consiguió atar las alianzas para conseguirlos, antes de que lleguen al Poder Legislativo.

Eso ocurre por una decisión del propio Milei y de su equipo de colaboradores más cercano. “Nosotros presentamos las cosas como queremos que sean. Esa es nuestra propuesta. En este caso queremos que salgan los dos candidatos a la Corte. Son los dos o ninguno”, le dijo a Clarín esta semana uno de los poquísimos funcionarios que conoce de antemano las jugadas del Gobierno.

Hasta hoy, los votos que necesitan esas dos candidaturas de jueces no aparecen.

Lijo hizo algunos sondeos informales entre los gobernadores que lo llamaron para saludarlo cuando se conoció la novedad y también entre los senadores que más conoce, pero la cuenta que tiene en su cabeza es un boceto preliminar. Esas conversaciones sí lo convencieron de que la suerte de su nominación no depende de la capacidad de negociación del Gobierno: sabe muy bien que tendrá que resolver la cuestión apelando a la larguísima lista de contactos en la política que cosechó durante sus veinte años como juez federal.

Es cierto que esa carrera es, a la vez, lo que hoy le genera más problemas a Lijo. Ninguno de los miembros actuales de la Corte tiene un pasado como juez, y tal vez por eso mismo el proceso que tendrá que atravesar Lijo será único. No hay ningún caso de un juez federal que haya llegado a la Corte Suprema con las reglas y el procedimiento que rige hoy, y por eso también será inédita la defensa que tendrá que desplegar Lijo para sortear la revisión con microscopio de todos sus fallos.

García-Mansilla sólo tendrá que mencionar su pasado como académico, aunque también habrá un escrutinio de su patrimonio y de sus antecedentes curriculares que les toca a todos. En su caso, lo más probable es que salga del proceso con una serie de futuras excusaciones para quedar a salvo de conflictos de intereses con los que hoy son sus clientes, entre ellos las empresas petroleras.

A pesar de que no tienen los votos en el bolsillo, en el Gobierno insisten en que seguirán adelante con el proceso. La idea de Milei es mandar un mensaje a la actual mayoría de la Corte, el tridente que integran Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda. De sus conversaciones con Ricardo Lorenzetti, el Presidente salió convencido de que esos jueces están postergando la decisión de declarar constitucional el mega DNU 70/2023. Por eso mismo, Lorenzetti le pidió al Presidente que nominara a Lijo, el juez federal que mejor conoce.

Rosatti tiene otra idea sobre la demora en torno al DNU 70. Este mismo mes, el presidente de la Corte dijo que es un tiempo que la Justicia le da a la política para que resuelva sus propios conflictos.

La presentación de los pliegos será un ejemplo más del modo atropellado en que este Gobierno transita sus primeros meses. Sus funcionarios explican que hoy, Milei tiene dos objetivos: bajar la inflación y recuperar el control de la calle. “Para eso no necesitamos ninguna ley, lo podemos hacer sin el Congreso”, dice uno de los hombres más cercanos al Presidente.

Sin embargo, esa misma fuente dice que para hacer cambios más estructurales Milei sí necesita leyes. “Por eso mandamos los proyectos. El que quiere unirse, que lo haga. Si no salen, seguiremos insistiendo. Si no los votan, nos servirá para reafirmar la idea de que los políticos son gente que no quiere que la Argentina cambie. Eso nos suma para la política y para nuestra campaña”, admite ese funcionario, a esta altura convertido en uno de los principales oráculos libertarios.

Ignacio Miri

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Muerte del remisero salteño en Jujuy: la víctima habría sufrido al menos 7 heridas de arma blanca

Mié Abr 3 , 2024
Jujuy al día ® – A la espera de la realización de la autopsia al cuerpo de Luis Quesada, trascendió en las últimas horas que el remisero presentaría al menos 7 lesiones producto de un ataque con un arma blanca. Fuentes consultadas por nuestro medio indicaron que el examen cadavérico […]

TE PODRIA INTERESAR

Comentarios recientes