spot_img

Enoturismo y Vitivinicultura de Jujuy

Más leídas

Jujuy al día® – Con el desarrollo de conferencias magistrales, exposiciones de trabajos y presentación de posters de investigación y extensión, más de un centenar de inscriptos participan del 1er Simposio de Vitivinicultura y Enoturismo de Jujuy.

Las conferencias, que tienen lugar en «ConectarLab» (ex-Infinito x Descubrir), tuvieron por objetivo generar un ámbito para intercambio de experiencias entre actores del sector vitivinícola, como productores, viñateros, profesionales afines a la temática y estudiantes de Ingeniería Agronómica, Licenciaturas en Desarrollo Rural, en Bromatología y en Turismo y de la Tecnicatura Universitaria en Transformación de la Producción Agropecuaria.

El Simposio, de carácter gratuito, fue organizado por el Centro Enológico para el Desarrollo de la Vitivinicultura de Altura (CEDVA) de la Facultad de Ciencias Agrarias (FCA) de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu), con el apoyo del Ministerio de Cultura y Turismo de Jujuy y la Secretaría de Vitivinicultura de la provincia.

La apertura fue encabezada por el ministro de Cultura y Turismo de Jujuy, Federico Posadas; la secretaria de Vitivinicultura, Verónica Sato; la vice-rectora de la UNJu, Liliana Bergesio, y la vicedecana de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNJu, Raquel Romeo.

Al frente de las disertaciones estuvieron referentes nacionales -todos de primer nivel- en producción vitivinícola, enólogos especialistas en uvas criollas, a los que se sumaron productores y bodegueros que compartieron sus experiencias y conocimientos para sumarse también a la actividad de enoturismo.

En referencia a la novedosa temática propuesta por el Simposio, el ministro Posadas destacó que «no es llamativo puesto que Jujuy viene creciendo y posicionándose con muy buenos vinos, pocos pero de alta calidad como los de extrema altura de la Quebrada ya posicionados a nivel nacional, no como Mendoza o Cafayate pero Jujuy es un destino que ya aparece en el mapa enoturístico de Argentina».

Sostuvo la valía de este tipo de encuentros «para conocer experiencias y aprender de otras provincias, mostrar lo que Jujuy está haciendo y sus potencialidades en una de las actividades más dinámicas, no sólo en vitivinicultura sino también con el enoturismo» y remarcó que la conjunción de ambas actividades «lleva un mensaje implícito, de que quienes elaboran buenos vinos también brindan buenos servicios, y en ello, Jujuy se destaca bastante».

Hizo notar también, que «la gastronomía jujeña se está posicionando muy bien, siendo la expresión más importante de un destino turístico en términos culturales, y obviamente, tener la oportunidad de ofrecer además un buen vino a los visitantes es un valor agregado que ubica a Jujuy en otro lugar, así que trabajar de la mano con esta industria es fundamental».

Cabe recordar, que en el año 2015 en Jujuy se registraban solamente 19 hectáreas de viñedos sembradas y un par de bodegas, mientras que a la fecha la superficie cultivada con uvas supera las 80 hectáreas y se cuentan nueve bodegas que además de vino, trabajan con la modalidad de Enoturismo.

«La expectativa es crecer más, no sólo en la Quebrada sino también en los Valles, teniendo en cuenta que la característica del vino jujeño no es tanto la cantidad sino su calidad -agregó Posadas-, y el hecho de contar con uno de los vinos más altos del mundo pone a Jujuy en un lugar destacado en imagen y en marketing turístico», concluyó.

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Último artículo