spot_img

Cómo aprovechar las subas de tasas del BCRA para que el saldo bancario pierda menos contra la inflación

Más leídas

La acelerada suba de rendimientos en pesos incentiva a asumir un costo de oportunidad mayor a quien deja los ingresos quietos en una caja de ahorro a lo largo del mes. Los instrumentos del mercado

Jujuy al día® –La inflación promedio del 7,2% que se registró en los últimos dos meses, las expectativas de una continuidad de los números altos para el ritmo de avance de los precios y la suba de tasas en pesos que decidió el Banco Central en ese contexto hacen que el costo de oportunidad de dejar los pesos en el bolsillo o en la caja de ahorro en el banco se cuente, ya no mes a mes, sino día a día. La mayor erosión sobre el valor del dinero y el también mayor premio por colocarlo a interés hace que hasta los ahorristas más minoristas tengan que empezar a prestar atención a dónde está colocado su dinero, aún en períodos cortos.

A medida que los números de inflación se recalentaban y ante la necesidad de impedir que el tipo de cambio se atrase demasiado se volvía más urgente que el Banco Central decidiera subas de los tipos de interés cada vez más agresivos. Desde julio a esta parte, la entidad subió la tasa de referencia 23 puntos porcentuales en sólo tres decisiones. Una de ellas de casi 10 puntos.

Todo un cambio, dado que hasta principios de año la autoridad monetaria se resistía a modificar los rendimientos en pesos y, cuando empezó a hacerlo, lo hizo de una forma mucho más moderada.

Pero ahora, el plazo fijo tradicional a 30 días paga 75% nominal anual, una tasa que en términos efectivos anuales -el rendimiento de hacer doce plazos fijos seguidos, renovando tanto capital como intereses mes a mes- supere el 107%. Los rendimientos en pesos, entonces, ahora son dignos de atención.

Y en un entorno en el que el valor del dinero se deteriora día a día, las colocaciones a un mes de plazo no son las únicas que cuentan. Para reducir el impacto de la inflación sobre los ingresos, incluso sobre los que se gastan a lo largo del mes en los pagos de la vida cotidiana, existen otros instrumentos que permiten poner a rendir el dinero por períodos cortos. Los fondos comunes de inversión, que la mayoría de los bancos y sociedades de Bolsa ofrecen en sus plataformas online. Hasta billeteras digitales como Mercado Pago o Ualá ofrecen la opción.

Entre ellos, para manejo de liquidez de corto plazo -menos de un mes- se destacan los fondos comunes “moneymarket”, que se caracterizan por ser de liquidación inmediata, es decir, que permiten rescatar y contar con el dinero en la cuenta en el mismo día. Y entre los distintos fondos son los que más sintieron la suba de tasa.

“Los fondos comunes de inversión más beneficiados por estos aumentos de tasa fueron los moneymarket (plazo de rescate inmediato) cuyas tenencias están en su mayoría en plazos fijos. Justamente, si se toma la variación anualizada de abril (donde la tasa nominal anual de un plazo fijo era del 45% en promedio) y la variación anualizada de septiembre, se puede observar un aumento de 20 puntos porcentuales”, dijo Lucas Buscaglia analista de renta fija y macroeconomía de IOL invertironline.

Van algunos ejemplos de cómo varió el resultado, al menos el nominal (sin contar inflación). El fondo Premier Renta Corto Plazo en Pesos arrojó rendimientos anualizados -léase, los rendimientos de un mes proyectados a doce meses- equivalentes a una tasa de 35,1%. En septiembre, el mismo fondo arrojó un rendimiento anualizado del 55,6%, 20 puntos porcentuales y medio más. El Adcap Ahorro Pesos Fondo de Dinero, por su parte, pasó del 31,2% en abril al 55,2% anualizado en septiembre. Y así en toda la industria.

“En julio estos fondos rendían aproximadamente un poco más de 40% anual (o cerca de 3,5% mensual) mientras que ahora, luego de las subas de tasas por parte del BCRA, los fondos moneymarket están rindiendo alrededor de un 60% anual (5% mensual)”, agregó por su parte Martin Przybylski de Consultatio.

Así, mientras que las tasas de los plazos fijos subieron lo suficiente como para hacerle fuerza al dato de inflación mensual -6,16% en 30 días frente a previsiones de inflación para septiembre que ronda un piso de 6,5%- los rendimientos de los fondos comunes de manejo de liquidez están más abajo. Pero también se acercaron.

“Hoy en día con una inflación mensual en torno al 6%, desde el equipo de Research de IOL Invertironline entendemos que el costo de oportunidad de tener liquidez en pesos en una caja de ahorro es muy elevado, por lo que es preferible optar por un fondos común de inversión cuyos rendimientos mensuales están en torno al 5% y permiten disponer de los fondos inmediatamente generando un rendimiento frente al resultado nulo que implica tenerlo en el Banco”, comentó Buscaglia.

“A pesar de que se espera que el próximo dato se ubique algo abajo de las últimas mediciones, aún se estima que estará en niveles cercanos al 6,5% y por ende, por encima de lo que rinden estos fondos moneymarket. Sin embargo, estos fondos resultan muy útiles para manejar la liquidez personal dentro del mes, dado que a pesar de no lograr ganarle a la inflación, sus rendimientos se ubican relativamente cerca de la misma”, agegóPrzybylski.”

Entonces, los ahorristas argentinos bien saben que obtener un rendimiento del 5% en 30 días frente a una inflación mensual del 6% no es obtener una ganancia. Pero la opción, entonces, no es tanto si invertir para ganar a plazos tan cortos sino elegir qué tanto se va a perder frente a la inflación. Perder más o perder menos, amortiguar el golpe, es la cuestión.

“En los últimos meses, las varias subas de tasa te generan un costo de oportunidad mucho más alto. ¿Te va a mantener el valor del dinero un fondo moneymarket? No, pero al menos va a hacer que se licúe un poco menos”, explicó Mateo Reschini de Inviu.

Problemas prácticos

En cuanto a practicidad, sin embargo, optar por mover los fondos que se van usando en el mes a una inversión de corto plazo implica un costo organizativo. En ese sentido, la tarjeta de débito y la caja de ahorro son imbatibles: el dinero disponible es inmediatamente utilizable.

Mover ingresos que se gastan en el mes a un fondo común de inversión implica, mientras están invertidos, que no estén disponibles para ser gastados. Eso obliga a ser muy organizado y, en ese sentido, el fondo moneymarket es dentro de todo práctico. En horario bancario, de lunes a viernes -siempre y cuando sean días hábiles- se puede rescatar el dinero necesario para un pago y tenerlo disponible en la caja de ahorro en cuestión de segundos.

No pasa lo mismo en fines de semana, feriados o fuera de horario bancario. El dinero invertido, mientras está invertido, no se puede gastar. Una solución clásica de los que recurren a estos fondos es mantener cierta cantidad de dinero, pequeña, en la caja de ahorro y, al mismo tiempo, tratar de pagar tanto como sea posible con la tarjeta de crédito y en un sólo pago. Así, todos los gastos hechos con plástico en el mes se cancelan una sola vez: el día del vencimiento de la tarjeta. Mientras tanto, el sueldo o los ingresos mensuales, se mantienen haciendo tasa en el fondo de inversión. “Hay si una cuestión de organización para que el dinero no te quede ahí el fin de semana y no cuentes con él en algún momento del mes. Pero siempre te va a servir tenerlo colocado en instrumentos como este”, dijo Reschini.

Hay si una cuestión de organización para que el dinero no te quede ahí el fin de semana y no cuentes con él en algún momento del mes (Reschini)

“Con todo, con el tiempo he aprendido que conviene reservar para montos más o menos grandes la estrategia, porque son los que rinden algún resultado. No hay que volverse loco por dejar $1.000 a la vista, sin rendimiento”, concluyó.

Por último, para quien se tiene fe respecto a que va a recordar rescatar fondos a tiempo para pagar tarjetas y otras obligaciones, la industria de fondos comunes ofrece otras opciones que -al menos hasta ahora- vienen arrojando resultados algo más jugosos. Se trata de los fondos T+1, como se llama en la jerga, fondos que tardan 24 horas hábiles en ser suscriptos o rescatados. Con mayor riesgo -sufrieron mucho en junio el derrumbe de los bonos CER- se viene obteniendo un rendimiento anualizado que en algunos casos supera el 60% o el 70%. Claro que, la complicación de recordar retirar el dinero a tiempo para tenerlo disponible al momento de tener que gastarlo se vuelve un poco más complejo (todo movimiento tiene que ser hecho un día hábil antes).

Matías  Barbería

Fuente

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Último artículo