spot_img

El dilema de Alberto: usar la lapicera para aumentar el gasto o para frenarlo

Más leídas

En marzo la inflación marcó un punto neurálgico, fue de 6,7% y alcanzó su pico desde abril de 2002, cuando midió 10,4%.

Jujuy al día® – Si bien en abril, mayo y junio se desaceleró la inflación, la realidad es que existen pocos ejemplos en el mundo de una caída abrupta de los precios minoristas. Por lo tanto, la Argentina no fue, ni será una excepción.

Con medio año transitado, en el Gobierno hacen cuentas de cómo se pasan los próximos meses. Pero cuando se habla del Gobierno se produce una disociación. Por un lado, el Gobierno de Alberto con una lapicera que la vicepresidenta pide a gritos que la use. El Presidente repite algunos conceptos que pueden vincularlo al Instituto Patria, como «que detrás de lo que sucede hay un golpe del mercado», pero no parece convencido de llevar a cabo alguna de las medidas, que al propio mercado, al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al ministro de Economía, Martín Guzmán, incomodan.

Planes por empleo: cómo es el programa especial del Gobierno en respuesta a Cristina Kirchner y la Iglesia

La idea de Cristina y compartida por la La Cámpora radica en extender el gasto público en lugar de achicarlo. La hipótesis está basada en lo que pasa en la calle, en los votantes más fieles del Frente de Todos. Es decir, no solo hay que seguir con los planes, sino que también hay que tratar de mejorar los salarios, las jubilaciones, no mover las tarifas y subir las retenciones, entre otras cosas.

Guzmán está convencido, como el mercado, que si todo eso sucede, la inflación será aún mayor.

El retruco del otro lado del Gobierno es que en lugar de extender el gasto el ministro aumentó las tarifas de los servicios públicos. Y las repercusiones de ese aumento se van a reflejar en el índice del consumidor del mes que comienza y cuyos datos se van a conocer en agosto.

La otra foto que se mira con atención es la de los dólares del Banco Central (BCRA). El nuevo cepo posicionó a la entidad que conduce Miguel Pesce, como un jugador fuerte en la compra de dólares. Así, el Central cerró su participación en el mercado cambiario con compras netas por u$s 536 millones, por lo que sumó más de u$s 1500 millones a sus reservas en los últimos cuatro días por esta vía, según fuentes de mercado, citadas por la agencia NA..

De esta forma, la entidad monetaria acumuló un saldo positivo en junio de casi u$s 1000 millones y revirtió una tendencia negativa en el mes que traía hasta la semana pasada, mientras que en el año acumula ahora unos u$s 1800 millones de compras netas en la plaza y logró cumplir con las metas para engrosar las reservas acordadas con el FMI.

Sin embargo, la lucha por la acumulación de reservas, la contención del dólar y tratar de contener la inflación continúa. La manta lamentablemente es demasiado corta y el desacuerdo dentro del propio oficialismo no colabora para encaminar una crisis que además de económica, es política

Horacio Riggi

Fuente

Más artículos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Último artículo