spot_img

Inflación por las nubes: 3 consejos básicos para hacer rendir el dinero

Más leídas

Desde recortar gastos y hacer un buen uso de la tarjeta de crédito hasta invertir los pesos para que no pierdan valor. Tips de expertos.

Jujuy al día® – El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informó días atrás que la inflación de mayo de 2022 fue del 5,1%, mientras que el incremento interanual de precios alcanzó el 60,7%, el mayor registro en los últimos 30 años.

El dato del mes de mayo confirma la tendencia de una leve desaceleración de los niveles de inflación, luego de que en marzo el Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentara un 6,7%, el mayor valor en 20 años. De todos modos, los niveles de inflación siguen siendo altos y ya acumularon un incremento del 29,3% en lo que va del año.

En este contexto, y con los ingresos muy por debajo, en muchos casos cubrir todos los gastos mensuales se hace cada vez más difícil. Si bien cada persona tiene su manera de enfrentar las crisis económicas, son tiempos para tomar recaudos al momento de gastar y manejar correctamente las deudas, tanto las que ya se tienen como las que se proyecten tomar.

1. No gastar de más: cómo recortar gastos

Lo primero que hay que hacer es conocer en qué se está gastando el dinero. Una manera muy práctica y útil de hacerlo es anotar en una planilla todos los días los gastos durante un mes y armar un presupuesto.

Según sostuvo Gabriela Totaro, fundadora de GT Educación Financiera y docente en InvertirOnline, a Clarín, “armar un presupuesto es la principal herramienta para que nuestras finanzas personales tengan un orden. Si uno no sabe cuánto ingresa y cuánto gasta se hace muy difícil poder llevar un control saludable, y entender por dónde se va el dinero”.

Una vez que se tiene en claro en qué se va el dinero, es momento de definir por dónde empezar a recortar, primero será lo superfluo y prescindible, según resaltó la experta en finanzas.

. Esparcimiento: para no eliminar del todo las salidas o la distracción familiar, en su lugar se pueden buscar opciones más baratas, como entradas al cine con descuento, ubicaciones de espectáculos más económicas, lugares más accesibles para comer afuera.

. Indumentaria: teniendo en cuanta que desde hace tiempo este rubro es uno de los que más se encareció con la inflación, la compra de ropa y calzado deberá estar relacionada solamente con las necesidades y no con las tentaciones. Que sea poco, pero útil.

Para poder hacerlo habrá que analizar qué prendas se están realmente necesitando, con qué se las va a combinar, en qué situación se van a a usar, etc. Si no alcanza para todo, entonces será importante priorizar lo más urgente.

. Actividades extra escolares o laborales: en este grupo de gastos se destacan la cuota del gimnasio o club. Si bien son importantes para la salud y el físico, ante la necesidad de hacer ajustes en la economía podrían sostenerse optando por opciones al aire libre, que seguramente resulten más económicas.

. Servicios de entretenimiento: si bien el cable y las plataformas de streaming para ver películas y series ya son parte de nuestra vida cotidiana, la cuota mensual de cada una puede resultar un gasto importante. Se puede optar por tener solo una de las dos, hasta por lo menos estabilizar las finanzas personales.

2. Financiarse solo cuando sea conveniente

Para cumplir con algunos objetivos, mucha gente suele endeudarse, ya sea tomando un crédito con la tarjeta o sacando un préstamo personal. Sin embargo, antes de optar por utilizar algunos de estos métodos de financiamiento habrá que evaluar en detalle la situación por la que se está atravesando para poder tomar una mejor decisión y evitar pagar intereses de más.

. Compras en cuotas: postergar los pagos en varios meses en lugar de hacerlo todo junto puede resultar una buena opción. Pero, siempre y cuando sean cuotas sin interés o el recargo sea bastante menor a la inflación.

. Préstamos a tasa fija: si se tiene la posibilidad de acceder a una línea de crédito a tasa fija, con un costo financiero total inferior a la inflación prevista para el futuro se podría aprovechar. Pero, siempre teniendo en cuenta que sea dinero que realmente se esté necesitando, y no para asumir compromisos porque sí.

. Créditos para producir: para quienes tienen emprendimientos, negocios o empresas, hay algunas líneas bancarias subsidiadas a tasas atractivas. En este caso valdrá la pena endeudarse para comprar herramientas, insumos o crecer, ya que significará una inversión a futuro.

Según indicó el magister en Finanzas y licenciado en Administración Ezequiel Starobinsky, «estas alternativas ayudan a pagar poco a poco los gastos más grandes. pero para su buen uso es fundamental conocer la capacidad de endeudamiento que tenga cada uno y planificar las compras y pagar las deudas a tiempo».

3. No quedarse con el dinero en el colchón: en qué invertir los pesos

Es importante empezar a familiarizarse con el llamado «tipo de cambio real» (cuándo el dólar está caro o barato), y saber que existen momentos en los que es bueno ahorrar en dólares, así como hay otros en los que es más rentable hacerlo en pesos, tanto comprando cosas como invirtiendo en plazos fijos o en bonos.

«Hay una falsa sensación que con las devaluaciones, la moneda dura recupera mucho poder adquisitivo. Tal vez sí ocurra en el corto plazo, pero a lo largo del tiempo, el dólar en la caja de seguridad es siempre perdedor», explicó Starobinsky.

En este sentido, existen algunas alternativas para invertir en el mercado de capitales para ganarle a la inflación de cara al mediano plazo.

Ante el panorama desafiante, desde el equipo de Research de Invertir Online (IOL), aconsejaron opciones de renta fija que buscan ganarle a la inflación esperada para los próximos doce meses. Primero consideraron que sería una buena idea buscar posicionarse a corto plazo, buscando diversificar riesgo con un vencimiento antes del 2024.

De esta manera, sugirieron armar una cartera que tenga un 30% en el bono TX24, y un 70% en el bono TO23. El primero de ellos, es un bono que ajusta capital por CER por lo que se logra el objetivo de poder resguardar el valor contra la inflación.

Por el momento tiene un rendimiento esperado (TIR) del 60,1% ofreciendo una recompensa mayor que los instrumentos de vencimiento más cortos. Por su parte, en relación al TO23, creen que podría ser una buena alternativa ya que paga cupones de tasa fija anual del 16% de manera semestral.

Silvana Saldisuri

Fuente

Más artículos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Último artículo