spot_img

Presupuesto 2022: retenciones y subsidios, las claves para cumplir con la meta de déficit

Más leídas

Jujuy al día® – El Gobierno modificó por Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) el Presupuesto 2022 para sincronizarlo con las metas del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque sin haber actualizado sus proyecciones de inflación, tipo de cambio, crecimiento y comercio exterior para lo que queda del año. El texto formaliza un incremento en los subsidios a la energía -que justifica por la disparada de precios internacionales- y una sustancial mejora en la recaudación de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), principalmente por los derechos de exportación.

El Ministerio de Economía de Martín Guzmán presentó la actualización del Presupuesto -que ayer anticipó El Cronista- como parte de un paquete de medidas sincronizadas con el Banco Central para calmar a los mercados, en medio de la corrida contra la deuda en pesos que se aceleró la semana pasada y los coletazos de la inflación global en los índices bursátiles. Sumó al DNU, que el Gobierno debía tener listo para el 15 de abril, según el compromiso asumido con el Fondo, una nueva suba de tasas del BCRA y la formalización de la segmentación de tarifas de gas y electricidad.

El texto acomoda las partidas presupuestarias para cumplir con la meta de déficit primario de 2,5% acordada con el FMI. Aunque no habrá una caída real en los subsidios a la energía equivalente al 0,6% del PBI, como había pedido el Fondo.

Más recaudación

El Gobierno estimó ingresos tributarios adicionales por 2,47 billones de pesos para la administración pública nacional (descontada la coparticipación). Esto representa un incremento de casi 80% en la recaudación que no se coparticipa, si se compara con el decreto que prorrogó el Presupuesto 2021, luego de que la Cámara de Diputados volteara el proyecto que envió Guzmán a mediados de septiembre del año pasado.

Sin embargo, el Tesoro no contará con rentas de la propiedad del Banco Central este año. Esa partida de ingresos disminuye en $ 800.000 millones. La Administración Central sumó así ingresos netos por $ 1,67 billones, lo que equivale a un aumento del 41% en lo previsto a comienzos de año.

El Gobierno proyectó una fuerte suba en la recaudación.

«Se han considerado nuevos objetivos y mejores herramientas para dotar al Estado Nacional de los recursos necesarios para llevar adelante políticas públicas orientadas a un proceso de crecimiento económico y mejora de la distribución del ingreso en los sectores más vulnerables, que contempla también para el presente ejercicio el cumplimiento de los objetivos fiscales y de fortalecimiento de reservas que resultan del Programa Económico apoyado por un acuerdo de Facilidades Extendidas», se lee en el DNU 331/2022.

Según la proyección oficial, el IVA aportará $813.000 millones extra (siempre neto de coparticipación) y el impuesto a las Ganancias sumará otros $ 573.947 millones. Pero lo más sustancioso lo aportarán las retenciones: $ 749.900 millones. Esta recaudación aumentará 66% desde lo previsto en el presupuesto 2021 prorrogado a comienzos de año. La AFIP recaudó entre enero y mayo $ 542.187 en derechos de exportación, con un incremento del 40,5% anual. Por otro lado, los derechos de importación sumarán $168.322 millones adicionales.

Más subsidios

Como contrapartida, el Ejecutivo amplió el presupuesto para que la Compañía Mayorista del Mercado Eléctrico (Cammesa) pueda pagar el precio de la energía que absorbe el Estado. El aumento de créditos para subsidios energéticos es de $ 459.000 millones. Esto se suma a los $695.830,9 millones con los que contaba Cammesa hasta este jueves, de los cuales había ya gastado más del 75%. El incremento en la partida más importante de los subsidios energéticos fue del 66%. Dicho de otra forma: la recaudación extra por derechos de exportación se destinará a pagar subsidios.

«El impacto de la guerra en los precios internacionales del Gas Natural Licuado (GNL) y otros combustibles líquidos generó un incremento del gasto en subsidios, que se desacelerará a lo largo del año», indicó Economía en un comunicado.

transporte

Habrá, además, $ 55.000 millones adicionales para subsidiar el transporte público en todo el país.

Cammesa contará con más recursos para energía.

El Gobierno también actualizó las partidas para pagar salarios, jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares. La Anses, dispondrá de $ 2,4 billones adicionales.

La guerra, dijo Economía, «provocó una aceleración del crecimiento del gasto en términos reales (para reforzar ingresos de la población) que repercutió en el resultado fiscal del segundo trimestre del año».

Esteban Rafele

Fuente

Más artículos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Último artículo