En apenas un día, el cristinismo cavó una fosa, vana por ahora, para desestabilizar al Presidente, y se enardeció en un acto para deponer a los jueces más importantes del país Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos. El célebre párrafo de Dickens podría servir […]

Comentarios recientes