spot_img

Tarjeta de crédito: cae el consumo por sobreendeudamiento y mora

Más leídas

Jujuy al día® – El dato, elaborado por BBVA Research, no pasó inadvertido: la caída en términos reales de los consumos con tarjeta de crédito. En 2021 fue 5,1% abajo contra 2020, y si se lo compara con 2019 fue 14,6% en negativo.

Es una tendencia que sigue en este año: los primeros siete días de enero cayó 4% contra el mismo período del año anterior, y 19,5% contra la primer semana de enero de 2020.

Más débito que crédito

Federico Forte, economista principal del BBVA y autor del informe, advierte que, desde la pandemia, las operaciones con débito crecieron mucho más que con crédito, ya que el promedio de los gastos de turismo en el exterior ahora son mucho menores.

Si bien en octubre hubo un repunte de tarjeteo de la mano del Previaje, los consumos en el rubro de la construcción que venían en alza se moderaron, y empiezan a subir ahora, de la mano de la mayor brecha cambiaria con el dólar.

Contracción

«Durante la primer semana de 2022 el consumo total con tarjetas BBVA apuntó otra contracción en su crecimiento interanual, dirigido principalmente por la desaceleración de los gastos en servicios», precisa el research.

Es decir, se realizan cada vez más gastos con medios de pago electrónicos pero por sumas más pequeñas. Discriminando por tipo de tarjeta, las de débito han ganado terreno a expensas de las de crédito.

En particular, Alojamiento, Viajes, Transportes, Ocio y entretenimiento sufrieron los más fuertes retrocesos en su consumo, y a pesar de la recuperación económica de 2021, aún se encuentran muy por debajo de los niveles de 2019 (entre 25% y 65%).

Por el contrario, rubros esenciales que habían avanzado en 2020, retrocedieron a guarismos similares pre-pandemia. Construcción y Hogar también habían experimentado un gran progreso en 2020 y se moderaron en 2021.

Tecnología en baja

Un caso particular es el de Tecnología, que había tenido una explosión apenas iniciada la pandemia por la necesidad de equipamiento para tareas de forma remota, principalmente, pero luego quedó relegada en 2021 con gastos reales 60% menores a los de 2019.

Sin lugar a dudas, las compras vía plataformas online fueron las grandes ganadoras en todo este tiempo con un crecimiento promedio de 152% entre 2019 y 2021.

Por un lado, en 2021 la cantidad total de compras hechas con tarjetas BBVA se incrementó 10% respecto del registro de 2019, pero por otro, el monto promedio (en términos reales) disminuyó poco más de 15% comparando con el mismo año.

Sin lugar a dudas, las compras vía plataformas online fueron las grandes ganadoras en todo este tiempo con un crecimiento promedio de 152% entre 2019 y 2021.

Se gasta menos

Es decir, se realizan cada vez más gastos con medios de pago electrónicos pero por sumas más pequeñas. Discriminando por tipo de tarjeta, las de débito han ganado terreno a expensas de las de crédito.

El analista Manuel Adorni indica que, por miedo a la mora, ya en cuarentena la inflación le iba ganando a los aumentos de límites crediticios, y mucha gente quedó atascada con deuda vieja: «Entonces, como ya estaban endeudadas las familias, se te despedazó el consumo en términos reales con tarjeta».

Endeudados

Damián Di Pace, titular de Focus Market, señala que hay un alto nivel de deuda, entonces ya no queda mucho oxígeno por parte de los usuarios para seguir endeudándose.

Guillermo Barbero, de First, apunta que se puso límite a los consumos turísticos en cuotas, lo cual influyó también a la merma.

Bajar límites

«Muchos bancos optan por bajar los límites de compras en cuotas para atajar el tema mora. Nosotros damos mucho seguimiento al tema, es parte de nuestro presupuesto estar controlando la mora para que esté dentro de un pequeño margen», comenta un banquero.

Confiesa que lleva un listado de clientes que llevan atrasos de 0 a 30 días, otro de 30 a 60 y otro de 60 a 90. Llaman por teléfono, mandan mails, Whatsapp y revisan los casos de morosidad uno por uno, para tratar que el deudor se acerque a la entidad y refinancie. «Somos muy puntillosos en ese sentido, se les da de baja la tarjeta y le damos un préstamo para que terminen de pagar lo que deben», resume el financista.

Mariano Gorodisch

Fuente

Más artículos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Último artículo