Jujuy al día®

Primer diario nativo digital de Jujuy. 21 años con la noticia de Jujuy

En un análisis de la economía 2022, el economista consideró que puede esperarse un recorrido similar a este año, con inflación elevada, por el déficit fiscal y la «descapitalización» de empresas. Y aseguró que la Argentina ni siquiera es un país bimonetario»

Jujuy al día® – El economista Claudio Zuchovicky, aseguró que a la Argentina ya no le cabe el calificativo de país bimonetario como muchos afirman, y consideró que el argentino «vive dolarizado», al punto que los bienes o servicios de cierto valor se cotizan en dólares y no en pesos.

«El argentino se dolarizó, el que no tiene dólares es el Banco Central pero el argentino vive dolarizado», consideró Zuchovicky durante una entrevista con el periodista Luis Majul para su programa en LN+.

Consultado sobre cuál sería el nivel del tipo de cambio en 2022, el economista señaló: «Pregunta difícil, la respuesta fácil es no tengo la menor idea. Pero el argentino se dolarizó, el que no tiene dólares es el Banco Central pero el argentino vive dolarizado».

En ese sentido, explicó que a diferencia de lo que entienden muchos de sus colegas, Argentina «ya ni siquiera es un país bimonetario, somos un país unimonetario y las cosas grandes las pactamos en dólares», remarcó.

Al respecto, el economista apuntó que el problema no es que la gente piense en dólares sino «la generación de confianza para que vos vendas esos dólares». Y dio un paso más al advertir que «toda la gente que invierte en cripto, en dólares o en otra moneda, ésa es plata que se va del sistema por falta de confianza».

Para Zuchovicky, en 2022 en materia económica «en el mejor de los casos, se puede esperar más de lo mismo» porque en el fondo «lo que estamos discutiendo es quién hace el ajuste, y hay gente que ya está haciendo el ajuste, Argentina está licuando el gasto», consideró.

En relación a la inflación, el economista apuntó al proyecto de Presupuesto 2022 -ya rechazado en el Congreso- y consideró que «en el mejor de los casos, no estás resolviendo la enfermedad, la que produce una inflación mayor, más bien al contrario».

En su opinión, el problema central es gastar más de lo que se recauda. «No puedo creer que a punto de entrar al año 2022 todavía estemos discutiendo esto, la inflación, la tasa de interés y el tipo de cambio son sólo las consecuencias, la madre de todas las batallas es el déficit fiscal».

Retomando su faceta didáctica, Zuchovicky explicó que esto «como cuando vas al médico, el dolor para el médico es nada más que un síntoma, no es la enfermedad».

Y agregó: «Desde el punto de vista técnico tendría que decir que la inflación, el tipo de cambio (el dólar) y la tasa de interés son sólo el dolor, la consecuencia», mientras que el problema de fondo es el déficit en las cuentas púbicas. «¿Qué está planteando la Argentina (en el presupuesto 2022)? Tener más déficit fiscal», se contestó.

Y dejó otra punta de análisis en materia de inflación. Señaló que muchas veces se compara con la inflación de 2017 o 2018 «pero entonces había libertad de tarifas y libertad del tipo de cambio, con lo cual la inflación marcaba no algo contenido».

Admitió que hoy hay más ventas en muchos sectores, producto del rebote en 2021, pero a costa del capital, en cierto sentido.

«Hoy hay gente que vendió mucho más, pero si les preguntás ¿vendés 1000 dólares para meter en esta economía? la respuesta es no. ¿Si tenés pesos qué haces? Los gasto». Esto genera lo que yo llamo una ilusión, en el fondo una descapitalización», indicó el economista.

En este punto explicó que si el que vende más lo reinvierte en su fábrica o en maquinaria para producir más, está generando riqueza «pero si vendo el stock que no pude vender el año pasado y voy a un negocio y veo que cada vez hay menos, te estás descapitalizando».

«Acá el problema no es sólo el número absoluto del 50, del 40 por ciento, 28 o 2,5 de noviembre», el problema que si se tocan el tipo de cambio (oficial) o las tarifas eso puede ir a precios y aceleración la inflación sugirió.

Fuente