Jujuy al día®

Primer diario nativo digital de Jujuy. 21 años con la noticia de Jujuy

Ahora quien compre productos para consumir en 30 días o menos podrá recuperar buena parte del dinero. Sólo habrá que enviar una foto.

Los consumidores dispuestos a «salvar comida» tendrán una recompensa económica que puede hacer la diferencia a fin de mes.

Jujuy al día® – En el supermercado, muchos consumidores revisan la fecha de vencimiento de cada alimento, y si es cercana lo dejan de lado. Ahora, sin embargo, ese hábito tan instalado podría empezar a revertirse. Porque los productos próximos a vencer ya no costarán lo mismo que el resto.

Desde la próxima semana habrá un fuerte estímulo económico para elegirlos, tratar de consumirlos en el tiempo que les queda en buen estado y, de ese modo, además de gastar menos, evitar que terminen en la basura.

Al pasar por caja los seguirán cobrando al valor normal. Pero, gracias a una nueva app, quien compre lácteos, panificados, bebidas, fiambres y snacks que estén a menos de 30 días de caducar podrá conseguir que le reintegren entre 20% y 60% del precio abonado, directamente a su cuenta bancaria o billetera virtual.

Estas devoluciones de dinero, conocidas como cashback, estarán disponibles en todo el país a través de una aplicación para celulares llamada Kigüi, cuyo lema es «te recompensamos por salvar comida» y cuyos creadores le adelantaron a Clarín cómo será su funcionamiento.

«Actualmente la gente paga el mismo precio por un producto con con vencimiento a largo o a corto plazo, y el costo de los productos desperdiciados está siendo incluido en el precio final. No es un sistema justo», plantean Mauricio Kremer, Maximiliano Dicranian y Gonzalo Castro, los emprendedores argentinos detrás del proyecto.

¿Desde cuándo se podrá bajar la app y recibir cashback?

Kigüi empezará a funcionar este lunes 13 de diciembre a prueba con un grupo reducido de usuarios. Y a partir del sábado 18​ de diciembre la plataforma quedará disponible para el público general.

Cualquier consumidor del país, entonces, podrá bajar la aplicación a dispositivos Android o de Apple, registrarse, informar los datos de su cuenta bancaria o de Mercado Pago y comenzar a pedir los reintegros.

¿En qué productos habrá devoluciones y a cuánto podrá llegar el ahorro en cada uno?

Se podrá tener devoluciones al comprar productos como pan de molde o lactal, pastas frescas, tapas para pascualinas, snacks, yogures, leches, cervezas, verduras envasadas y comidas preparadas.

Si todavía falta un mes para la fecha de vencimiento, el reintegro rondará el 20%. Pero a medida que el día de expiración está más cerca, crece el porcentaje de ahorro.

¿A cuánto podrá llegar el cashback cuando los productos sólo sean aptos para un consumo casi inmediato?

    En lácteos, hasta el 60%.

    En snacks, hasta el 60%.

    En panificados, hasta el 40%.

    En fiambres, hasta el 40%.

    En bebidas, hasta el 30%.

Paso a paso, ¿cómo será el proceso para conseguir los reintegros?

Los productos y marcas participantes no estarán señalizados en la góndola ni etiquetados de una manera especial por el personal del súper. Sí podrán consultarse en cualquier momento en la app y en la web de Kigüi.

Entonces, cada vez que el consumidor encuentre en la góndola uno próximo a vencer, el proceso será el siguiente:

  • En vez de hacerlo a un lado, lo compra.
  • Desde la app, saca una foto en la que se vean la fecha de vencimiento y el ticket de la compra.
  • Dentro de las 72 horas hábiles, el reintegro es aprobado y acreditado en la cuenta.

¿En qué supermercados habrá que comprar para poder cobrar reintegros?

Se podrá acceder al beneficio comprando productos próximos a vencer en cualquier sucursal del país de las principales cadenas mayoristas y minoristas.

En concreto, admitirán tickets emitidos por Coto, Carrefour, Jumbo, Disco, Vea, Día%, Changomas, Walmart, Makro, Vital, Nini, La Anónima, Libertad, Cooperativa Obrera, Todo, La Gallega, Toledo y Átomo.

Por el momento, los reintegros sólo estarán disponibles para quien haga compras presenciales, y no para los usuarios de las tiendas online de las cadenas.

¿De dónde sale el dinero que se devuelve?

En Kigüi informaron que los reintegros serán financiados por los fabricantes de los alimentos, que están preocupados no sólo por el desperdicio de recursos que representa que sus productos expiren en góndola, sino también por las pérdidas económicas que eso les genera.

«Se están sumando los productores más grandes de alimentos, que hoy tienen un costo altísimo por los productos que se les vencen en el punto de venta. Son ellos muchas veces quienes tienen que hacerse cargo de ir a buscarlos y descartarlos», explicaron.

Para las empresas, sostuvieron, el costo económico y ambiental de los desperdicios es pesado. «Y tengamos en cuenta el impacto social de tirar alimentos listos para consumirse», agregaron.

¿Qué tan grave es el desperdicio de alimentos en la Argentina?

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estimó recientemente que en Argentina 16 millones de toneladas de comida terminan cada año en la basura.

La cifra equivale a 362 kilos por habitante: casi un kilo por persona por día. Representa el 12,5% de la producción nacional de alimentos nacional.

Buena parte de ese volumen se pierde entre la cosecha de la materia prima la fabricación del producto. Y otra parte termina siendo desperdiciada durante la distribución, la venta y el consumo, en muchos casos porque vencen​ antes de que lleguen a aprovecharse.

Se calcula, en ese sentido, que en la Argentina se desperdician 38 kilos anuales por persona de alimentos entre los comercios y los hogares. «El 4,8% de los alimentos perecederos que ingresaron a un supermercado se tira», agregaron en Kigüi.

Los expertos creen que estos desperdicios en gran medida se podrían evitar. ¿Cómo? Por un lado, «rescatando» la comida que está cerca de expirar, mediante donaciones rápidas o liquidándola a bajo precio (lo que Kigüi ahora facilitará). Y por otro lado, cambiando hábitos en casa para dejar de derrochar alimentos por descuidos o falta de organización.

¿Qué pueden hacer los consumidores a diario para reducir los desperdicio de alimentos?

Además de no «discriminar» en la góndola a los productos que vencen pronto (siempre que se los pueda consumir a tiempo), la FAO recomienda:

-Planificar las compras. Evitar comprar de más haciendo la lista del supermercado o el almacén en función de las necesidades.

-Mantener el orden. Tanto en la alacena como en la heladera, es ideal mantener la rotación y poner adelante los productos que vencen antes.

-Elegir frutas y verduras irregulares. Aunque a la vista no sean tan atractivas, conservan perfectamente sus nutrientes y cualidades.

-Cocinar lo justo. Calcular siempre las cantidades en relación cuántos comensales habrá.

-Reutilizar las sobras. Pueden emplearse en una nueva comida o guardarse en el freezer para otro momento.

Fuente