Jujuy al día®

Primer diario nativo digital de Jujuy. 21 años con la noticia de Jujuy

Los ministerios de Desarrollo Humano y de Salud brindaron asistencia a una persona adulta mayor de la Comunidad Aborigen El Queñual tras el incendio parcial de su vivienda.

Jujuy al día® – A partir de una articulación entre los ministerios de Desarrollo Humano y de Salud, se brindó asistencia a una persona adulta mayor de la Comunidad Aborigen El Queñual del Pueblo Ocloya que sufrió el incendio parcial de su vivienda semanas atrás, por lo que recibió chapas, cama, colchón, frazadas y alimentos.

El Queñual pertenece a la jurisdicción de Tumbaya y se encuentra situada a cuatro horas a pié desde la Comunidad Aborigen de Tiraxi. No hay accesos para vehículos. Allí, habitan personas adultas mayores que para conseguir agua se deben trasladar medio kilómetro hasta una vertiente.

La escasez de agua en estas épocas junto con la avanzada edad de las familias, jugaron un papel clave en la imposibilidad de sofocar el incendio originado en la cocina de la vivienda del adulto mayor. Por lo que desde la Coordinación Provincial de Asistencia Directa y Emergencias también se entregaron rollos de mangueras aptas para el flujo de agua, con el fin de eliminar la distancia en el suministro del líquido vital.

Al respecto, la referente del Programa de Salud para los Pueblos Indígenas del Ministerio de Salud, Margarita Tapia, comentó que luego del siniestro, se acercaron hasta el lugar con el equipo de agentes sanitarios/as para realizar el relevamiento tanto de los daños de la persona afectada, como así también de las necesidades de las familias de la Comunidad Aborigen El Queñual. Por lo que posteriormente, se gestionó la asistencia con el Ministerio de Desarrollo Humano que respondió a través de la Secretaría de Asistencia Directa y Calidad de Vida con el apoyo de la Secretaría de Pueblos Indígenas.

Además, señaló que debido a la dificultad que tienen las personas adultas mayores para salir de la comunidad, se gestionó por primera vez la visita de un médico en sus domicilios particulares para efectuar el control sanitario correspondiente.

«La comunidad se beneficiará mucho con esta ayuda ya que podrán contar con agua no sólo para consumo propio, sino también para los animales y las huertas familiares en donde cultivan las hortalizas que necesitan», puntualizó Margarita.

Por su parte, Elena Gutierrez, perteneciente a la Comunidad Aborigen El Queñual, expresó: «estamos muy agradecidos/as por esta ayuda, es muy bienvenida ya que podremos canalizar el agua de la quebrada hasta las casas de las personas adultas mayores que allí viven».