Jujuy al día®

Primer diario nativo digital de Jujuy. 21 años con la noticia de Jujuy

Jujuy al día® –¿Cómo, este es un refrán? Sí y no, es un ¡Viva la Pepa! Con signos de admiración, siempre. La expresión nació en España hace 220 años, para festejar una conquista política. Con el tiempo cambió su significado… hasta un punto. Su espíritu esencial sigue siendo festivo.

Allá por 1812, España se encontraba ocupada por las fuerzas de Napoleón Bonaparte, que había designado a su hermano mayor José (a) Pepe Botella, como rey de España. Éste, envalentonado por haber sido rey de Nápoles por un par de años, quería más; un real corso de contramano el Pepe…

La resistencia a esa invasión francesa se organizó febrilmente en el Consejo de Castilla, la Junta Suprema Central, y en las llamadas Cortes Generales, asambleas que contaban con representantes de todo el territorio español… ¿Qué se buscaba con ellas? ¡Aprobar una Constitución!

El avance de las fuerzas francesas provocó que las Cortes se reunieran en Cádiz, hasta que el 19 de marzo de 1812 se aprobó la Constitución Política de la Monarquía Española, Primera Carta Magna del país…

Fueron 382 artículos. Estuvo vigente sólo por dos años y casi no se aplicó en la práctica -aunque volvió a publicarse en tres oportunidades más-, pero se volvió significativa por su inspiración liberal, ya que colocaba la soberanía en la Nación, y no en el rey.

Establecía una monarquía constitucional con un parlamento integrado por representantes elegidos por sufragio masculino universal… Ah caramba, ¿un sufragio universal donde el voto femenino no entraba? Y, sí, funcionaba así… Pero también es cierto que por ser promulgada el Día de San José -y todos los José son conocidos popularmente como Pepe-, la Constitución recién nacida fue bautizada rápidamente con el nombre cariñoso de Pepa…

Y claro, no iban a gritar ¡Viva la Constitución de Cádiz!, era muy largo… ¡Viva la Pepa! fue el grito que brotó popularmente de aquella instancia festiva…

Hoy por hoy, todo lo que sea jolgorio, desenfado, descontrol festivo, sin límites, nos hace decir ¡Esto es un Viva la Pepa!… Pero no olvidemos que la expresión nació por saber ponerle límites al poder absoluto del rey… Por Hugo Paredero

A %d blogueros les gusta esto: