Jujuy al día®

Primer diario nativo digital de Jujuy. 21 años con la noticia de Jujuy

En esta etapa de la vida es clave seguir una alimentación saludable acorde a las necesidades particulares.

Jujuy al día® – “Con simples pautas se puede mejorar el día a día de modo de aportar al cuidado integral de la salud”, afirmó la Directora Provincial de Nutrición, Florencia Quintana, destacando que una alimentación saludable permite fortalecer el sistema de defensa del organismo, mejorar la absorción de nutrientes y sumar energía para las actividades cotidianas.

En ese sentido, explicó que “tal como se recomienda de manera permanente, los hábitos saludables también respecto a la forma de alimentación constituyen una herramienta de enorme valor, en especial tratándose de consejos prácticos, útiles y que pueden adaptarse a cada persona”.

Para tener en cuenta

Hidratación

    Mantenerse hidratado durante todo el día: beber de 8 a 10 vasos de agua al día, sin esperar a tener sed

    Infusiones, sopas, limonadas y gelatinas sin azúcar pueden contribuir al aporte de líquidos, pero no reemplazan al agua

    Evitar el consumo excesivo de té y café ya que tienen propiedades diuréticas y evitar bebidas comerciales azucaradas y con alcohol

Frutas y verduras

    Deben consumirse todos los días. Elegir las de estación: son de mejor calidad y más económicas

    En lo posible, las frutas siempre frescas y enteras (cuando no exista problema de masticación) o en preparaciones como licuados, helados caseros (a base de fruta), gelatina con fruta, compota o al horno

    En el caso de los cítricos, se recomiendan a diario enteros o en jugos, que también pueden agregarse al agua

    Respecto a las verduras, optar por la variedad en sopas, guisos, ensaladas, croquetas, tortillas, tartas, salsas, purés, rellenos

    La cocción al vapor es la más recomendada porque permite preservar nutrientes

Lácteos

    Leche y/o derivados se deben consumir a diario, preferentemente descremados

Carnes y huevos

    Elegir cortes de carne magros de pollo, cerdo, vaca o pescado

    Antes de cocinar, retirar la grasa visible y la piel en el caso del pollo

    Incorporarla bien cocida en preparaciones rendidoras y que no retrasen la digestión, siempre acompañada con verduras

    De buena calidad nutricional, fácil digestión y económico, el huevo es ideal para el consumo diario ya sea hervido, en omelette, revueltos, tortillas, ensaladas, sopas, flanes, etc.

Cereales y legumbres

    Su consumo diario aporta energía

    Es fundamental acompañarlas con verduras

    Arroz (preferentemente integral), polenta, quinoa, fideos, pastas rellenas, tartas, pizzas caseras y avena son excelentes opciones de cereales

    En el caso de las legumbres, optar por la opción seca (para remojar y hervir) en lugar de enlatadas; también pueden utilizarse en harinas

    Lentejas, garbanzos, porotos, soja, arvejas pueden incluirse en sopas, ensaladas o guisos; hervidas y en pasta también pueden agregarse a hamburguesas caseras, croquetas, milanesas o rellenos

Aceites

    Se aconseja consumir a diario y de forma moderada ya que aporta grasas buenas y protectoras. Elegir siempre la opción pura, no mezcla

    Agregar aceite “crudo” a ensaladas, purés, verduras

    Elegir aceites puros de maíz, girasol, soja, oliva evitando la compra de mezcla

    Evitar la cocción con mucho aceite y las frituras en general

Sal

    Evitar el agregado adicional en el plato

    Optar por condimentos naturales como pimienta, comino, mostaza en grano, cúrcuma, pimentón, ají molido, semillas de lino, chia y sésamo.

    Las hierbas aromáticas como laurel, tomillo, albahaca, perejil, romero son alternativa ideal para saborizar las comidas

    Usar vinagre, limón, aceite con especias preparado al momento o incorporar “alimentos condimentos” como la cebolla, ajo, puerro, apio son también opciones saludables

Importante

    Evitar el consumo frecuente de galletitas dulces, facturas, amasados de panadería en general, chizitos, palitos salados, fiambres, jugos y gaseosas comerciales

    Para la conservación: separar alimentos crudos de cocidos, refrigerar lo antes posible los alimentos que requieren frío

    El lavado de manos, con agua y jabón es primordial para reducir el riesgo de enfermedades. Debe realizarse: antes de manipular alimentos y comer; después de manipular o preparar alimentos crudos, manipular residuos, realizar tareas de limpieza, usar el baño, cambiar pañales, limpiarse la nariz, estornudar o toser, comer, beber o fumar y manipular dinero

A %d blogueros les gusta esto: