Jujuy al día®

Primer diario nativo digital de Jujuy. 21 años con la noticia de Jujuy

El gobernador de Jujuy habló sobre el desarrollo de la industria cannábica en su provincia y el futuro en este rubro.

Reportaje de Fontevecchia a Gerardo Morales

—Dijiste que “la planta del cannabis es virtuosa, fantástica y tremenda”. ¿Qué significa para la provincia?

—Autorizamos plantar 35 hectáreas. Tenemos un proyecto de ampliar a 600 más. Ya tenemos la planta de secado comprada en Europa. Está llegándonos un laboratorio de Estados Unidos. Tenemos un laboratorio piloto ya hace más de un año. Logramos una tonelada de flor. Vamos a producir en la primera parte de las 35 hectáreas otra tonelada más y después 15 toneladas. Ya el 29 de septiembre estamos proveyendo a los hospitales públicos aceite para aplicar a los casos de epilepsia refractaria. Después tenemos un convenio con la Universidad Austral para aplicar al dolor por cáncer.

—Son todos usos no psicotrópicos.

—Es con el CBD. El cannabis tiene THC, que es el componente cannabinoide psicotrópico, y CBD, que no lo es. Hace pocas semanas fue autorizado para venta libre en Europa. Así que con el CBD estamos fabricando ya aceite de cannabis.

—¿Es correcto compararlo con la soja?

—Son 600 hectáreas. Ocupará a cerca de 2 mil trabajadores. Con el proyecto para 2023, serán 8 mil trabajadores. Son más trabajadores que lo que tiene todo el complejo tabacalero. Espero que en los próximos cinco o siete años sea el sustituto, la alternativa al tabaco. Allí tenemos 15 mil trabajadores, pero dos o tres meses al año. Los 8 mil del cannabis trabajan todo el año. La empresa es pública, con 600 hectáreas. Nos dejará más renta que el litio y que la energía renovable juntas. Estimamos facturar 250/300 millones de dólares para 2023, una rentabilidad del orden de los 200 millones de dólares.

—¿Será la principal fuente de riqueza de Jujuy?

—Más que el litio y que cualquier producto agropecuario. Desde marzo/abril del año que viene estaremos convocando al sector privado para invertir. En cinco o siete años tiene que sustituir a la producción del tabaco, lo que es un desafío. A fin de año tendremos un proyecto de producción de bioplástico. Con las 35 hectáreas, tendremos 15 toneladas de masa de cáñamo. Para el aceite solo se usa la flor. El cáñamo que tenemos se puede usar para bioplástico, papel y para textiles. Imaginate lo que implica para nuestras artesanas de Purmamarca y de Tilcara.

—¿Habrá ponchos con cannabis?

—Un poncho con tela del cannabis. Nos abre a un desafío científico y tecnológico diferente. Fue lo que nos pasó con el litio.

—Hasta hace diez años la provincia vivía del tabaco. El litio y el cannabis cambiaron el paradigma.

—Y las energías renovables. Estamos con la planta de 300 megas.

—Energías renovables es una cuestión que está en todo el país.

—Tenemos una de las mayores radiaciones solares del mundo. El litio es un tema importante que trabajamos Salta y Catamarca también. Tenemos el compromiso de una empresa china como Gangfeng y una empresa italiana para fabricar baterías de litio cuando haya movilidad eléctrica.

—¿El litio sería la materia prima y la batería sería el producto elaborado?

—Producimos carbonato de litio. Para llegar a la batería de litio hay que convertir el carbonato de litio en material activo. Luego hay que fabricar, es otra etapa, la tercera, las celdas de litio de ánodo y cátodo, y el ensamble de baterías.

—¿Cuántos países del mundo hacen eso?

—La segunda etapa, activar el material activo, diez países.

—¿Tienen eso los otros dos países poderosos en litio, Bolivia y Chile?

—No. Chile siempre fue el más avanzado, pero no están fabricando aún. No tienen la tecnología. Bolivia está más atrasado que nosotros. Tendremos un desarrollo científico y tecnológico más importante que Chile. Estaremos dentro del grupo selecto de países que fabriquen la batería de litio en todas sus etapas.

—Matías Kulfas fue uno de los promotores del desarrollo de la industria cannábica y al mismo tiempo es uno de los ministros criticados por Cristina Kirchner. ¿Cómo fue tu propia experiencia con él?

—Muy buena. También impulsa la movilidad eléctrica. A eso va el mundo y debe ir Argentina. En 2050, si no hacemos nada, la temperatura en Jujuy aumentará entre 5 y 7 grados. La planta solar que tenemos de Cauchari es como sacar de circulación 200 mil autos que queman combustible y generan emisiones de carbono. Y el litio y las baterías del litio son el mejor acumulador de energía para la movilidad eléctrica. Argentina debe formar parte del cambio de la matriz energética en el mundo y del cambio en el transporte. Tenemos el proyecto Girsu financiado por el Banco Europeo de Inversiones. Recibimos un subsidio de 11 millones de euros de la Unión Europea y ya hemos eliminado 16 basurales a cielo abierto. En dos años eliminaremos los casi 70 basurales a cielo abierto de la provincia. El tercer factor de emisión de gases de efecto invernadero en la provincia de Jujuy es el mal tratamiento de los residuos sólidos. Es el camino, para la provincia y para Argentina. Lo hacemos con un plan de movilidad eléctrica, obligando a las automotrices a que tengan versiones de autos eléctricos, generando ese cambio para que en veinte años todos los autos sean eléctricos. Además, es más económico y crece el desarrollo científico y tecnológico de las baterías. La batería del celular que hoy dura 24 horas, el año que viene o de acá a dos años durará cinco días. De modo tal de que un Tesla que hoy tiene una autonomía de 300 kilómetros, con esa nueva versión de baterías tendrá 1.500. Es un cambio revolucionario. Es algo virtuoso y bueno para el planeta.

—Como sucede con el Plan Marshall verde de Joe Biden.

—La planta de cannabis es una de las que más elimina las emisiones de carbono. Por donde la veas es virtuosa.

—En lugar del yuyo que sería la soja, aquí estamos frente a la planta mágica.

—Tenemos un gran potencial. Además de medidas en términos impositivos, el país resolverá su economía desde la periferia al centro. Lo hará con un plan de aquí a diez o quince años

—Volvés al tema de la planificación.

—En el corazón de cada argentino debe haber un emprendedor y tiene que haber un Estado que tenga un plan y que desarrolle ese espíritu emprendedor con toda la energía. No lo hace solo el mercado; lo consigue un país con un plan.

A %d blogueros les gusta esto: