Denuncian vandalismo y abandono en el monumento al Gral. San Martín

0
Jorge A. Casiva

El pasado 17 del presente mes, se recordó el aniversario del fallecimiento del Padre de la Patria, el Gral. José de San Martin y como es de estilo, en el parque que lleva su nombre y junto a su monumento, nos congregamos algunos ciudadanos que sentimos un profundo cariño, reconocimiento  y respeto  por este prócer libertador, al cual la argentina, le debe muchísimo y es lamentable que en estos últimos tiempos, incluidos los de, antes de la pandemia, vienen demostrando un grado de apatía y poca sensibilidad patriota,  provocando  desagrado como el que  se registró en imágenes que muestran  el daño que se viene provocando al monumento desde hace tiempo.

Su situación de abandono, este visto en el imponente monumento de bronce, el cual acumula desde hace años, una asentada suciedad, mas, el excremento de aves y también la falta de alguna pieza de bronce que hace a su pedestal. Si vemos a la base del monumento, podemos notar que los vándalos, han seguido con esa conducta dañina de robarse las placas de bronce recordatorias que pusieron las instituciones que tienen el sentimiento patriótico y por ello las colocaron allí. Se pueden distinguir, los agujeros que quedaron como muestras de tal conducta dañina y que, comparando con años anteriores, se podrán apreciar que, en la actualidad su aumento.

Uno se pregunta, ¿es que las fuerzas de seguridad nunca rondan por estos lugares? Seguramente, habrá un justificativo. Pero, ¿los garabateos, grafitis y frases dedicatorios con números de teléfonos, se produjeron de día o de noche? Alguna vez, se pudo apreciar restos de excrementos humanos. Claro, todo esto se produce por la falta de una correcta iluminación que sería de competencia municipal.

En otras ciudades capitales, esto no ocurre. Pues, el Estado Provincial Municipal y Concejo Deliberante, deberían tomar medidas urgentes para preservar este monumento histórico, como mandar, a construir un “cerco perimetral” con la debida altura y que proteja a tal recordatorio evitando de esta manera que los daños se sigan aumentando. En algún momento se comentó de una Ordenanza que ya disponía de esto, pero hasta ahora nada de nada.  La otra medida, también puede ser, rastrear las placas faltantes y reponerlas, ya que las instituciones que las colocaron, no son las culpables de tal daño. Le corresponde al estado, subsanar estos perjuicios con el fin de preservar nuestro patrimonio histórico.

Pero lo llamativo, es que, la concurrencia del día 17, solo había unos diez ciudadanos particulares, unos cuantos, del municipio, y con las notables ausencias de, una guardia de honor militar desde temprana hora, ausencias también como la de algunos gauchos, abanderados de escuelas, algunos historiadores etc, etc. Años anteriores, era notable la organización que a modo de colaboración lo hacía un centro vecinal cercano y tenía mayor concurrencia. La falta de difusión con las prevenciones del caso para la presencia, fallo.

Los ciudadanos presentes, esperábamos un “toque de clarín” exactamente a horas 15.00, como se estila en toda argentina. Pero para sorpresa, se dio a las 15,20. Luego un encendido discurso de un funcionario municipal, para luego entonar el himno, cerrándose el acto con duración de media hora.

Quizás, habría que revisar, las leyes nacionales 21329, 23555 y 24445 que instalaron los feriados nacionales y luego corregidos por intereses económicos, porque no se pueden cambiar las fechas naturales que incumben a nuestros próceres y hechos patrióticos. Cuidado que, no nos quieran cambiar la letra del himno, colores y sol de la bandera.

Como siempre, notorias ausencias; provinciales, senadores, diputados nacionales y provinciales, concejales y otros que, cuando juran por sus cargos, juran por Dios, la Patria, etc., pero que, en los hechos como este recordatorio del Padre de Patria, pocas empatías tienen con aquel pueblo que los elige para representar todos los intereses, de todos los ciudadanos que habitamos en este bendito suelo, liberado por San Martin y Belgrano.

Por Jorge Abraham Casiva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.