Jujuy al día®

Primer diario nativo digital de Jujuy. 21 años con la noticia de Jujuy

Con el objetivo de enriquecer y diversificar la matriz productiva de la provincia, el Gobierno fomenta el desarrollo de los productores locales.

Jujuy al día® – Históricamente, Jujuy es conocida por la producción de azúcar y tabaco. Luego, de la mano de las empresas privadas, se incorporó la fruticultura tropical. En la actualidad, y con el objetivo de fomentar nuevas iniciativas de desarrollo y diversificación productiva en la zona, el Gobierno provincial se encuentra apoyando a productores de la zona de las Yungas que apuestan a cultivos de origen nativo, plantas con propiedades medicinales y también a las frutas exóticas.

Reconocidas como una región biogeográfica longitudinal de bosque de montaña, nuboso, lluvioso y tropical, las Yungas son un ambiente próspero para los cultivos. El ministro de Desarrollo Económico y Producción de la provincia, Exequiel Lello Ivacevich, explicó que por gran potencial de la zona trabajan en el fomento de cultivos de buen rendimiento que a la vez se traduzcan en buenas oportunidades de emprendimiento para los productores locales.

En Palma Sola, una ciudad del departamento Santa Bárbara, ubicado a 160 km de la capital provincial, ya se encuentran en marcha la producción de frutas exóticas como la pitaya (también conocida como “fruta del dragón”, procedente de México), la carambola (o «fruta de estrella», de Indonesia) y la sandía amarilla (Taiwán).

Si bien los productores conocen la técnica que favorece el desarrollo de estas plantas, el ministro Ivacevich manifestó que encuentran “ciertas complicaciones a la hora de vender”, por lo que desde el Gobierno organizaron una agencia de comercialización. “La idea es ayudarlos en el proceso de comercialización y que los productores puedan acercarse, ya que el asociativismo permite generar los volúmenes que demanda el mercado y, a su vez, le facilita al Estado la posibilidad de generarles beneficios de desarrollo”, explicó el funcionario.

Entre los cultivos de origen nativo, el chilto recuperó notoriedad por sus propiedades. Además de un sabor agridulce, que muchos comparan con el maracuyá, este “tomate de árbol” se destaca como fuente de vitaminas, minerales y micronutrientes. A su vez, esta fruta contiene propiedades muy valoradas por la medicina alternativa. Tras haber alcanzado buenos niveles de producción, el Gobierno local ya fomentó la instalación de una planta de procesamiento en la localidad de Valle Grande.

“Ahora estamos trabajando en un plan de comercialización; hemos avanzado en la firma de un convenio con distintos intendentes para poder introducir elaborados del chilto en los mercados locales; también gestionamos que cuenten con código de barras, para que puedan empezar a pensar no solo en el abastecimiento local”, apuntó el ministro de Desarrollo Económico y Producción.

Jujuy también sobresale por incursionar en la producción de «superalimentos» o cultivos que por su composición y propiedades son beneficiosos para la salud. Entre ellos se encuentran la espirulina, un tipo de alga utilizada como suplemento nutricional debido a su excelente fuente de vitaminas, minerales, antioxidantes y proteínas; en tanto que la moringa es una planta también llamada «árbol de la vida», posee propiedades antimicóticas, antivirales, antidepresivas y antiinflamatorias. Si bien hasta el momento son «varios pequeños productores apostando a muy baja escala» desde el Gobierno de la provincia apuestan al desarrollo de estos emprendimientos que ya son parte de las Yungas.

Fuente

A %d blogueros les gusta esto: