Sputnik V: cuál es la diferencia de recibir como segunda dosis la de Moderna o AstraZeneca

0

El Gobierno confirmó que comenzará a aplicarlas en reemplazo de la rusa. Los resultados no son los mismos con la de Oxford que con la estadounidense. Cuándo comienzan.

Jujuy al día® – El Gobierno finalmente anunció que la Argentina empezará a combinar la vacuna Sputnik V con la de AstraZeneca y la de Moderna. Es porque el nivel de anticuerpos detectado es similar al que se encontró con dos dosis de la vacuna rusa. En las próximas horas esto comenzará a implementarse en todo el país.

Sin embargo, la respuesta con una vacuna no es igual que con la otra: ya se sabe que con la estadounidense la protección será superior que con la de Oxford. Por otra parte, la vacuna de Moderna es la primera que estará disponible para comenzar a implementar esa combinación.

Así lo confirmaron fuentes del Gobierno porteño a Clarín. “El nivel de inmunogenicidad con la vacuna de AstraZeneca es similar estadísticamente al que se logra con el segundo componente de la Sputnik V, mientras que con la de Moderna se espera que sea aún mayor”, explicaron.

Todavía no ha habido tiempo para medir los anticuerpos generados por la vacuna de Moderna, pero la reacción inicial que provocó en los voluntarios, en cuanto a los efectos adversos -siempre leves- fue superior. “Eso es una señal de que los anticuerpos que desarrolla son más elevados”, dijeron las fuentes consultadas.

La presunción, en base a los indicios disponibles, de que la vacuna de Moderna tiene un mejor desempeño, se condice con estudios internacionales de combinación con otra vacuna de vector viral. Esto es, la de AstraZeneca como primera dosis y la de Moderna o la Pfizer (ambas de ARN mensajero) como segunda. La tecnología de la de Oxford es la misma a la utilizada por la rusa.

La peor performance en el ensayo de combinación la tuvieron las vacunas de Sinopharm, que también fueron de la partida en el ensayo clínico porteño. “El nivel de anticuerpos logrado luego de una primera dosis de Sputnik no fue significativo”, explicó un experto con acceso a los resultados del trabajo.

El ensayo que se realizó en la Ciudad -cuyas conclusiones se publicarán en una revista científica- obtuvo sus resultados al realizar extracciones de sangre 28 días después de comenzado el trabajo con los voluntarios. “Un nivel de anticuerpos similar desde el punto de vista de la inmunidad celular nos da la pauta de que la efectividad de la vacunación heteróloga es equivalente a la homóloga”. Dos dosis de Sputnik V otorga un 92 por ciento de efectividad.

Antes de otorgar los turnos mandarán mensajes telefónicos a las personas que esperan la segunda dosis de Sputnik para preguntarles si están de acuerdo con recibir una vacuna alternativa.

A nivel nacional, hay más de un millón de personas que ya llevan un cuatrimestre a la espera del segundo componente de la Sputnik, que en principio podría ser cubierto por el remanente de dosis de Moderna, que es de 1,7 millones. Es decir que con esa cantidad el Gobierno quedaría “al día”, al menos con los más postergados.

En cuanto a la posibilidad de utilizar como segundas dosis las vacunas de AstraZeneca, primero hay que esperar que arriben al país nuevos lotes. El último cargamento, de menos de un millón de vacunas, llegó a la Argentina la última semana de julio. Y todavía quedan por llegar unos 12 millones de dosis por el total de 22,4 millones del contrato firmado.

Esas dosis también tendrán que ser utilizadas, claro está, con los que esperan la segunda dosis de AstraZeneca. El intervalo entre la primera y la segunda para esa marca se estableció en dos meses. Habrá que ver si la cantidad que arribe en lo sucesivo será suficiente para completar los esquemas de la de Oxford y, además, suplir el faltante del segundo componente de la Sputnik V.

Si los anuncios que se realizaron desde Rusia en las últimas horas se cumplen, durante agosto la producción de las segundas dosis de la vacuna rusa se normalizaría y podrían empezar a arribar en mayor cantidad a la Argentina, con lo que la instancia de tener que elegir a quien destinar las dosis de AstraZeneca pasaría a ser abstracta. Más aún, si junto con esto último se plasma el otro anuncio conocido esta semana: que el laboratorio Richmond aportaría para la causa una buena parte de segundas dosis de la Sputnik V.

«En el marco del riesgo potencial que genera una circulación de la variante Delta, estamos en condiciones de avanzar con la intercambiabilidad de diferentes vacunas, empezando con la posibilidad de combinar Sputnik V con Moderna y con AstraZeneca, mientras que quienes se vacunaron con Sinopharm continuarán los esquemas homólogos”, dijo Vizzotti durante una conferencia de prensa para presentar la investigación. Allí también estuvieron presentes los ministros de de Salud porteño y bonaerense, Fernán Quirós y Nicolás Kreplak.

La investigación, que sigue en curso, se realiza en colaboración entre Rusia, el Ministerio de Ciencia y Tecnología, el Conicet y centros de la Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, La Rioja, San Luis y Córdoba. El comunicado oficial consignó que «la decisión se toma en base a la primera evidencia preliminar local obtenida por la Ciudad de Buenos Aires, cuyos estudios están más avanzados en la etapa inicial».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.