Por no utilizar el cinturón de seguridad, ante un siniestro, existe un 75% de posibilidades de lesionarse la cabeza y cara

0

Encuesta ISEV sobre el cinturón de seguridad

Jujuy al día® – El ISEV (Instituto de Seguridad y Educación Vial), entidad que recientemente cumplió 36 años de labor ininterrumpida, desarrolla en las redes encuestas destinadas a conocer la «cultura vial». Las mismas son dirigidas por la Psicóloga Social Maria Eugenia Bertotti.

Muchas de las cuestiones desarrolladas se vinculan a los exámenes desarrollados para la habilitación de conductores en la Ciudad de Buenos Aires.

La presente se llevó a cabo sobre el conocimiento del usuario sobre EL CINTURON DE SEGURIDAD, donde más de 2 de cada 10  demostró desconocer las características del principal instrumento de seguridad en el automotor. Ver Gráfica.

Cuando un conductor de un vehículo sin cinturón de seguridad aprieta los frenos fuertemente o choca contra otro vehículo o un obstáculo rígido, en virtud de la ley mecánica de la inercia, su cuerpo continúa moviéndose a la misma velocidad que iba hasta entonces, hasta que se ve detenido violentamente por algo duro. Este segundo choque es el que mata o lesiona. De la velocidad que lleva el vehículo en el momento del choque y de la longitud del espacio en que se detenga el mismo, depende la violencia del golpe que sufran los ocupantes en el interior del vehículo.

Según los estudios del Grupo de Investigación de Lesiones de Siniestros Viales de la Universidad de Cornell (Nueva York), la proporción en que las diversas partes del cuerpo son afectadas por lesiones en los siniestros de automóvil, es la siguiente:

Cabeza y cara: 75%

Cuello y región cervical: 7%

Pecho y región torácica: 27%

Brazos: 30%

Abdomen, pelvis y región lumbar: 16%

Piernas: 47%

Estos porcentajes, al sumar más del 100%, nos prueban que muchas víctimas de siniestros viales resultan con lesiones múltiples por regla general en la cabeza y en otra parte del cuerpo. Las partes más afectadas son la cabeza y las piernas.

El conductor y los pasajeros sin cinturón de seguridad son vulnerables a las lesiones producidas por accidentes en grados muy diferentes según el lugar que ocupan en los asientos del automóvil.

Usando el cinturón de seguridad se reducen las lesiones en el cerebro en un 33% y un 56%, en conductor y acompañante delantero, respectivamente. Pasa lo mismo con las heridas faciales (45% y 64%), con las lesiones en los ojos (38% y 40%) y lesiones en los pulmones (33% y 58%).

La principal ventaja del cinturón es la de «empaquetar» al automovilista en su asiento en caso de choque o vuelco, impidiendo que sea lanzado fuera del vehículo o se golpee contra las partes duras del interior del coche, liberándole así de la muerte o de lesiones graves.

El cinturón de seguridad es un seguro de vida que se renueva cada vez que se abrocha; es un auténtico SALVA VIDAS.

Sin cinturón de seguridad, un cuerpo a 100 km/h alcanza una velocidad comparable a la caída desde 40 metros de altura.

Usa el cinturón de seguridad. NO PUEDES VIVIR SIN ÉL.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.