Hipotiroidismo y covid: ¿Hay más riesgo? y 10 preguntas frecuentes

0

Jujuy al día® – El funcionamiento óptimo de la glándula tiroides  es clave en todas las etapas de la vida. Su disfunción es frecuente, fácilmente diagnosticable y tratable. Pero si no detecta en forma oportuna, puede alterar la calidad de vida. En el Día Mundial de la Tiroides, especialistas buscan concientizar sobre la importancia del control periódico y despejan dudas frente a si la alteración de su funcionamiento representa mayor riesgo en el contexto de la pandemia.

La glándula tiroides forma parte del sistema endocrino y se encuentra ubicada en la parte anterior del cuello. Es encargada de secretar dos hormonas, T3 y T4, ambas fundamentales en nuestro metabolismo basal y en el funcionamiento de todos nuestros tejidos.

Su funcionamiento puede verse afectado por diversas causas, pero las más frecuente son las modificaciones de la función, que potencian o disminuyen su actividad. Y dentro de éstas, el hipotiroidismo es la más prevalente en la población.

-¿Las personas con hipotiroidismo, hipertiroidismo y cáncer de tiroides tienen mayor riesgo frente a Covid-19?

No, no tienen mayores riesgos de generar formas graves de coronavirus y deben continuar con sus tratamientos habituales, señala la médica endocrinóloga de INEBA Sandra Licht.

El hipotiroidismo requiere tratamiento continúo de reemplazo con levotiroxina. Y en el contexto actual de pandemia, frente a la infección se debe mantener el tratamiento con hormona tiroidea en la forma habitual, independiente de otras terapias que se puedan indicar. A su vez, se deben mantener los controles con el médico tratante para chequear los niveles hormonales una vez obtenida el alta médica.

En el caso del hipertiroidismo (causado por el exceso de producción de hormonas tiroideas) debe procederse de la misma manera.

“Al igual que en el hipotiroidismo, estos pacientes no presentan un riesgo aumentado de padecer infecciones graves por covid respecto de la población general. Sin embargo, una infección grave puede descompensar un hipertiroidismo que no se encuentre bien controlado, lo que puede derivar en complicaciones adicionales y agravar la evolución”, aclara Licht.

Por esa razón, es muy importante que los pacientes no suspendan ni disminuyan su tratamiento y se controlen con su endocrinólogo para revisar los niveles de hormonas tiroideas y, en caso de ser necesarios, realizar los ajustes necesarios de la medicación que se encuentran recibiendo, ante la eventualidad de un contagio de este coronavirus.

Las personas con cáncer de tiroides tampoco presentan mayor riesgo de infección grave, afirma la especialista. Y aclara que los pacientes tratados con terapia de sustitución con hormona tiroidea y en control deben mantener su plan de seguimiento con su endocrinólogo.

“Los pacientes que han sido diagnosticados en este período y que no han sido operados deben discutir con su endocrinólogo el plan a seguir. La mayoría de los cánceres de tiroides tiene un crecimiento lento, lo que permite que la cirugía se pueda diferir en meses, pero siempre manteniendo un seguimiento estrecho con el médico tratante”, explica.

-¿Qué es la tiroiditis subaguda?

Es una inflamación de la glándula tiroides que, habitualmente, se presenta en personas sin enfermedades a la tiroides. Uno de los factores que favorece el desarrollo de esta inflamación son las infecciones respiratorias virales; por lo tanto, es factible que pacientes que atravesaron el coronavirus puedan presentarla.

“Ante la presencia de aumento de volumen y dolor cervical anterior irradiado a la nuca, que dificulta tragar, acompañado de fiebre, palpitaciones y temblor, el paciente debe hacer la consulta con su médico clínico o bien con un endocrinólogo para que realice los estudios diagnósticos pertinentes. El control de esta situación siempre es de importancia y más en este momento en el que se ha definido que las secuelas post-covid son muchas y requieren de seguimiento profesional”, comenta la especialista.

Hipotiroidismo, la más frecuente

Cansancio, síntomas de depresión, debilidad, intolerancia al frío, aumento de peso, sequedad de la piel y cabello y, en las mujeres, irregularidades menstruales. Aunque son síntomas que pueden responder a diferentes cuadros, el hipotiroidismo es uno de ellos. Se trata de la patología endócrina más frecuente y afecta a entre el 0,2% y 1,3% de la población, según la prevalencia estimada. Es más frecuente en las mujeres y en mayores de 60 años.

Virginia Busnelli, médica especialista en nutrición y directora del Centro de Endocrinología y Nutrición CRENYF, responde a las preguntas más frecuentes que recibe en el consultorio.

-¿Qué es el hipotiroidismo?

En las personas con hipotiroidismo, la tiroides libera menos hormona tiroidea de lo normal.

-¿Qué ocurre en nuestro organismo cuando eso sucede?

El metabolismo se va a ver enlentecido, lo que trae aparejado numerosos síntomas, entre ellos, un posible aumento de peso, caída de cabello, cansancio, sequedad en la piel, uñas quebradizas, constipación, angustia, memoria deficiente, lagunas mentales, fatiga, aumento de la sensibilidad al frío, hinchazón de la cara, ronquera, debilidad muscular, nivel de colesterol en sangre elevado, dolores, sensibilidad y rigidez musculares, dolor, rigidez o inflamación de las articulaciones, períodos menstruales irregulares o más intensos de lo normal, afinamiento y caída del cabello, entre muchos otros.

-¿Cómo puedo saber si tengo hipotiroidismo?

El diagnóstico es muy sencillo y se realiza mediante la evaluación del perfil hormonal por análisis de sangre y el examen físico del médico que es fundamental para determinar la necesidad o no de una ecografía tiroidea.

-¿Cómo se trata el hipotiroidismo?

El tratamiento se realiza con sustitución de hormona tiroidea (levotiroxina) que se adecuará según los síntomas y las características de cada paciente.

-¿Puedo curar mi hipotiroidismo cambiando mi alimentación?

Lo que comemos y de qué manera lo hacemos afecta en numerosos parámetros de nuestra vida, tiene relación directa con nuestra salud hoy, pero eso no significa que contrarreste o solucione una enfermedad endocrina como el hipotiroidismo. Sí es necesaria una alimentación saludable que acompañe la terapéutica tiroidea, así como de otras enfermedades.

-¿Qué como si tengo hipotiroidismo?

Alimentos reales que nos nutran. Para llevar a cabo una alimentación saludable necesitamos incorporar alimentos como legumbres, cereales integrales, frutas, verduras, frutos secos, carnes frescas, lácteos descremados; pero estos consejos requieren de una individualidad y adaptación a las elecciones, preferencias y vida de cada uno.

-¿Qué puedo hacer para tratar los síntomas del hipotiroidismo?

Donde tenemos que prestar atención es en la alimentación alrededor del consumo de la levotiroxina. Este medicamento es muy sensible por lo que hay numerosos factores que pueden disminuir su absorción, entre ellos la presencia de alimentos en el estómago y de fibra en el desayuno. Tenemos que estar atentos a:

    Consumir este medicamento con 6 horas de ayuno alimentario, por lo que se recomienda tomarlo al levantarse por la mañana.

    Tomar la levotiroxina con unos sorbos de agua.

    Evitar consumir alimentos y bebidas hasta media hora después de la medicación.

    Luego de media hora podemos desayunar, pero evitando alimentos ricos en fibra, ¿Por qué? Porque este componente puede interferir en la absorción de la levotiroxina. La misma se encuentra en cereales integrales, verduras, frutas, legumbres y frutos secos. Para el consumo de estos alimentos, debemos esperar 2 horas.

-¿Qué desayuno si tomo levotiroxina?

En primer lugar, analizá tus horarios, ya que si tu desayuno ocurre 2 horas después de la ingesta del medicamento, no hay ningún problema en ingerir alimentos ricos en fibra como frutas, panes integrales, cereales integrales como avena y más.

Si vas a desayunar media hora después podés incorporar: galletas de arroz no integrales, rodajas o tostadas de pan blanco, panqueques con harinas refinadas, huevo revuelto, quesos bajos en grasa…acompañados de mate, leche, yogur u otra infusión. A la fruta y sus jugos podés dejarlos para la media mañana cuando se presente sensación de hambre.

Si bien hay muchas teorías circulando y estudios en marcha acerca de la inclusión o exclusión de ciertos alimentos y sustancias puntuales en el tratamiento del hipotiroidismo, como por ejemplo el gluten, hoy no hay resultados contundentes ni certezas absolutas sobre esto.

No hay una “dieta” para personas con hipotiroidismo, pero la ciencia es dinámica, esta afirmación puede modificarse en el tiempo. Por lo pronto, procuremos trabajar en alcanzar una alimentación saludable, con o sin hipotiroidismo, con o sin la presencia de otras enfermedades, y que mejor que de la mano de un profesional. El logro de esta es una base esencial en nuestra salud y desarrollo.

-¿Cómo se controla el hipotiroidismo?

El control se realiza luego con análisis de sangre. Al inicio del tratamiento se realizará el primer control en 6 a 8 semanas; ante un cambio de dosificación, se repetirá en 6 a 8 semanas. Si no es necesario modificar la medicación, el control se realiza en 6 meses. Con un buen diagnóstico y tratamiento adecuado los pacientes logran la regresión de todos los síntomas y recuperan su vida normal.Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.