La Gendarmería impidió el contrabando de 103 mil kilogramos de soja

0

Jujuy al día® – En el primer operativo, realizado el 26 de mayo pasado, el personal de la Agrupación “Aguaray”, con apoyo de la Unidad Delitos Económicos de la Fuerza, detuvo a un camión que llevaba 28 toneladas de soja a granel y cuya carta de porte mostraba la irregularidad de su transporte. El camión se dirigía desde Campichuelo hacia la ciudad de Salvador Mazza, Salta.

Inmediatamente, y después de realizar las consultas correspondientes a la Administración Federal de Ingresos Públicos – Dirección General de Aduanas (AFIP-DGA), se dio intervención a la Fiscalía Federal Descentralizada de Oran, la cual ordenó el decomiso de la carga.

Menos de 72 horas después, un segundo rodado con semirremolque cargado de granos y procedente de la localidad de La Finca, Córdoba, también con destino a Salvador Mazza, transportaba 45.000 kilogramos de soja a granel. Tras ser detenido para su control, las y los trabajadores de la GNA advirtieron que su carta de porte se encontraba en situación irregular por haber sido dadas de baja por el organismo correspondiente. Nuevamente se realizó el procedimiento de consulta a la AFIP-DGA y, tras la verificación de dicha irregularidad la mencionada Fiscalía Federal, ordenó el decomiso de las 45toneladas de los granos.

En el mismo lugar, y simultáneamente, las y los gendarmes detuvieron y controlaron a un tercer camión procedente de la localidad de La Quinta, Jujuy, nuevamente con destino a Salvador Mazza. Este rodado cargaba de manera irregular 30.000 kilogramos de soja a granel. Las y los miembros de la Fuerza que conduce Andrés Severino, obraron del mismo modo y recibieron, de parte de la Fiscalía, idénticas órdenes de decomiso.

Así, entre los tres operativos se logró evitar la comercialización ilegal de 103.000 kilogramos de soja, cuyo destino era Salvador Mazza, lugar identificado como uno de los puntos centrales para el contrabando de este tipo de granos.

El objetivo de estas operaciones ilegales es, presumiblemente, eludir los controles aduaneros, lo cual afecta al erario público y daña el acceso a la alimentación de la población.

Como es de público conocimiento, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, así como las autoridades de la Gendarmería han ordenado incrementar los controles ruteros e intensificar la exhaustividad del trabajo de inspección de estos rodados y sus cargas con el objetivo de impedir el contrabando, así como neutralizar el tráfico ilegal de alimentos en el país. Esta política ha sido determinante para que las y los trabajadores de la GNA aumentaran los operativos de chequeo, revisión e inspección documentológica respaldatoria de los cargamentos que transportan estos vehículos.

A su vez, la cartera de Seguridad ha reforzado su articulación con las agencias federales de control sobre la legalidad de las cargas que llevan los camiones. Esto ha derivado en una eficacia e inmediatez estatal para la corroboración del carácter regular de las operaciones mercantiles que se realizan a través de las rutas del país. Así, siguiendo las indicaciones derivadas de las acciones del Estado para neutralizar el delito complejo y federal, se pudo detectar y decomisar los 103 mil kilogramos de soja que incumplían con las normativas que administran estas operaciones económicas en Argentina.

Los tres casos y los decomisos se suman a las miles de toneladas que el Ministerio de Seguridad de la Nación, a través de las Fuerzas Federales que le dependen, han incautado desde 2020 cuando las políticas del Estado dieron un giro de 180 grados en relación con el tráfico y el contrabando. Desde la asunción del presidente Alberto Fernández, el gobierno decidió recuperar las políticas activas en materia de controles y de aplicación de las leyes contra las prácticas ilegales que habían sido prácticamente abandonadas por la gestión gubernamental entre 2015 y 2019.

En ese marco, los informes de la Dirección Nacional de Estadística Criminal han informado, mediante trabajos comparativos interanuales, saltos proporcionales y absolutos de decomisos de dimensiones impactantes en relación con la irregularidad del tráfico y contrabando de granos de soja y maíz. De hecho, en el primer trimestre de 2021 (enero-marzo), las Fuerzas Federales habían decomisado 2.529 toneladas de diferentes granos, mientras que en 2019 la cifra era apenas de 85 toneladas, cifra que en 2018 no llegaba, en ese mismo período, siquiera a una tonelada.

Es decir que, en los tres operativos arriba descriptos las y los gendarmes lograron decomisar más granos en situación irregular que las incautadas durante los tres primeros meses de 2019. Estos saltos cuantitativos se explican por la recuperación de las funciones ordenadas a las agencias del Estado para el control de la producción, su circulación y potencial exportación ilegal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.