Coronavirus: “Seguramente habrá una tercera ola”, alertó el médico Augusto Ittig

0

El médico de Jujuy, Augusto Ittig, se refirió a la llegada de la segunda ola de contagios de coronavirus al país y analizó la situación respecto de la vacunación.

Jujuy al día® – En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), Ittig sostuvo que “la segunda ola viene enlentecida y está en una suerte de meseta pero otra vez que no nos la creemos porque el virus es un gran estratega que va buscando por dónde colarse” y explicitó que “la unidad de medida es el peor escenario de agosto y septiembre del año pasado y no estamos en ese escenario, pero no descartamos que suceda”.

De todos modos, sostuvo que “entre las cosas a favor en la comparación con el año pasado, hoy o por un lado hay gente que está siendo vacunada, aunque no el total de la población y no alcanza, y hay un mayor conocimiento de cómo manejar la patología con nuevos tratamientos o mejoras; y la contra es que hay una población agobiada, cansada, una sociedad cada vez más comprometida en lo económico, con lo cual hay una sociedad relajada pero harta y agobiada económicamente, y ese es el escenario ideal para el virus”. “En este encuentro de cosas a favor y en contra veremos cómo se pasa esta segunda ola y seguramente habrá una tercera también”, refirió.

«A excepción de algunos territorios, las próximas olas serán cada vez menores, como Israel y Gibraltar que ya tiene la situación claramente solucionada, porque tienen un territorio muy pequeño, con un poder económico importante y rápidamente cubrieron a toda la población con la vacunación”, ejemplificó.

Analizó en ese sentido que “la gente se queja porque el porcentaje de vacunas en Argentina es poco pero el porcentaje de muchos beneficios es poco porque somos un país emergente y no somos del primer mundo, no producimos la vacuna y no podemos pretender la misma cantidad de vacunas que un país que investiga y produce. Hay que asumir la realidad, históricamente las políticas de desarrollo de ciencia y tecnología en Argentina no han sido muy buenas. Y pretender hoy el mismo porcentaje de vacunas que Inglaterra y Estados Unidos que son países que investigaron y produjeron la vacuna es un sinsentido. Por ser un país emergente hay una cantidad de vacunas que por supuesto son insuficientes”.

Consultado por la incidencia del frío en el crecimiento de los contagios, recordó que “el año pasado se pensaba que el virus tenía un vínculo estacional y que la situación se iba a complicar en mayo, junio y julio y sin embargo la ola mayor fue en agosto y septiembre; con lo cual es tan imprevisible cómo ataca este virus que hoy el sentido común hace pensar lo mismo que el año pasado, que entre mayo y julio por la cuestión estacional y por el perfil viral respiratorio pueda ser el pico; aunque una posibilidad es que no ocurra”.

En cuanto a la liberación de las patentes de las vacunas, Ittig consideró que “a esta altura las compañías que invirtieron mucho dinero, tiempo y logística para conseguir las vacunas han ganado mucho dinero y es el momento de liberarlas”. “Hubiera sido bueno como hizo Sabin que de entrada liberó su patente y millones de chicos en el mundo no tuvieron polio, pero eran otras épocas y era un doctor fuera de padrón. En el mundo en que vivimos hay que entender que las empresas invierten para ganar dinero, pero entiendo que han ganado muchísimo dinero ya y que pueden en este momento de liberarlas”, opinó.

En el mismo sentido, valoró que “en Argentina ya se está trabajando para autorizar las patentes para que se produzcan vacunas, y ya hay dos vacunas en ese universo, y eso va a destrabar mucho para el país”. “Y también creo que tendría que liberarse la posibilidad de que los sectores privados, con control estatal, puedan adquirir vacunas por sus medios e ir vacunando a sus trabajadores, como podría hacer las empresas, la producción”, agregó. 

“La liberación de vacunas, la producción de vacunas en Argentina y la posibilidad de que los sectores privados y obras sociales privadas puedan comprar vacunas, aumentaría la velocidad de vacunación de una sociedad”, resumió.

Por otra parte, mencionó que “no es menor la estrategia de vacunación de los Ministerios de Salud, inoculando primero a la población más vulnerable: adultos mayores, personas con patologías como hipertensión y diabetes, personal de seguridad y de salud, que al estar vacunados tienen un cuadro más leve”.  “La vacuna no es un remedio, no es para curar, es para mitigar el efecto”, recordó.

Asimismo, consideró que “s bien la vacuna de la gripe es distinta, ayuda mucho que la persona se vacune contra la gripe”. “Este invierno hay que vacunarse contra la gripe todos los que están indicados porque así se minimiza la confusión  entre los síntomas y habrá menos gente afectada de patologías respiratorias y se podrá darle prioridad a este virus maldito”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.