Coronavirus: ¿Se puede combinar vacunas como alternativa a la falta de stock?

0

Jujuy al día® – Una fila de cadáveres espera en un crematorio de Nueva Delhi mientras detrás las llamas devoran otros cuerpos en una nueva jornada de incineración masiva de víctimas de coronavirus. La ceremonia de la muerte se repite en cada rincón de India por la falta de espacio en los cementerios y en las morgues, una fotografía actual de la crisis sanitaria que mortifica a uno de los países que había sabido controlar la pandemia durante el año pasado.

La tragedia india resuena en la Argentina y abre interrogantes sobre la utilización de una de las vacunas que se están usando desde que comenzó la campaña de inoculación. India, como lo hizo saber el embajador Dinesh Bhatia al canciller, Felipe Solá, no entregará las segundas dosis de las 580.000 vacunas Covishield, producidas en dicho país, que completaban la entrega del primer componente, para atender su propia demanda. Entonces, ¿cómo se completará el esquema en las personas que ya recibieron la primera dosis?

Esta situación inesperada podría resolverse de una forma práctica mientras se espera otra alternativa que está en etapa de ensayos y estudios, con una proyección que podría asegurar el éxito de la fórmula. La primera, la llegada de las vacunas AstraZeneca provenientes de México, demorada por problemas con los insumos; la segunda, la combinación de dos vacunas diferentes.

“La combinación de vacunas se está discutiendo en el mundo. Desde el punto de vista inmunológico, no habría problema de hacerlo y no creo que afecte la efectividad, pero hay que demostrarlo en las pruebas que se están realizando. Se supone que no habría cambios en los mecanismos inmunológicos”, explicó el doctor en Bioquímica, Jorge Geffner, titular de la cátedra de Inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e investigador del Conicet.

El desafío de la ciencia, entonces, es ahora demostrar que una persona que recibió la primer dosis de una vacuna podría asimilar la segunda dosis de una diferente, lo que solucionaría muchos problemas de disponibilidad de stock, como le ocurrirá a la Argentina que dejará de recibir la Covishield.

Geffner enumeró los tres grandes modelos de vacunas que se están utilizando en todo el mundo. “Están las clásicas, que contienen el virus inactivado (Sinovac y Sinopharm), las que poseen un ARN mensajero (Pfizer y Moderna), y las que utilizan vectores de adenovirus (Sputnik, AstraZeneca, Johnson & Johnson y CanSino). Más allá de las diferencias en las estructura, todas apuntan a bloquear la proteína S”, agregó.

Sputnik V, Sinopharm y AstraZeneca son las otras vacunas, además de la producida en India, que se están aplicando en el país, con mayor cantidad de componentes de la desarrollada por el Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología ruso. Ayer, con la llegada de un millón de vacunas de Sinopharm provenientes de China y recibidas en Ezeiza por Alberto Fernández, se alcanzó un total de 10.927.945 dosis recibidas. Hasta el momento, y según la última actualización en el monitor de vacunación en tiempo real del Ministerio de Salud de la Nación, se habían distribuido 9.326.408 dosis y se aplicaron 7.818.781.

“Todavía no hay estudios en grandes cantidades de individuos sobre el intercambio de vacunas, pero hay un trabajo reciente en voluntarios que intercambiaron vacunas de la primera dosis de AstraZeneca y la segunda de Pfizer, por lo tanto el intercambio es una alternativa y podría ser una buena solución”, aportó el infectólogo, Eduardo López. “Hoy no está aceptada, pero hay avances importantes”, agregó.

Más allá de esta posibilidad, que podría terminar de confirmarse cuando concluya la etapa de investigación, las personas que ya cuentan con la primera dosis de Covishield pueden estar tranquilas que recibirán la segunda dosis, pero con una marca diferente.

“La vacuna AstraZeneca y la de India, en sus dos componentes (primera y segunda dosis), poseen el mismo adenovirus 5, a diferencia de la Sputnik V cuyo primer componente es un adenovirus humano activado (número 26) y el segundo un adenovirus humano inactivado (número 26). Se resuelve con la aplicación de la AstraZeneca”, sostuvo la infectóloga, Elena Obieta, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).

La experta explicó que la segunda aplicación “actúa como un booster, como una dosis de refuerzo)” con hasta cuatro meses de diferencia para el caso de la AstraZeneca. “Quizás después de los 120 días sea efectiva, pero aún no está comprobado. Creemos que no pierde vigor la primera dosis porque queda despierta la inmunidad celular, aunque hayan bajado los anticuerpos a cero. La inmunidad son los linfocitos de memoria que se encargan de fabricar los anticuerpos frente a la entrada del virus”, amplió.

Respecto a la decisión de diferir la aplicación de la segunda dosis, para Obieta “siempre es mejor el 60% de algo que el 100% de nada” porque de esa forma la persona inoculada comienza a generar a anticuerpos. La infectóloga también recomendó que quien cree tener Covid-19, está contagiado o es contacto estrecho, no debe vacunarse. “Si una persona está incubando el Covid y no lo sabe o tiene una infección asintomática y se vacuna, la vacuna no hará que le vaya peor porque no se le está dando un virus que la infecta más. Quizás tenga menos eficacia la vacuna, pero aún eso no está comprobado”, informó.

Por otra parte, en los últimos días surgieron dudas sobre la Sputnik V luego que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil detuviera la importación de la vacuna rusa por considerar que le faltan datos técnicos para verificar su seguridad y eficacia.

“No son muy sólidos los argumentos del rechazo de Brasil. Los datos de la fase 2 y 3 de la Sputnik no se diferencian mucho de otras vacunas. Falta publicar los datos de los efectos adversos, pero la vacuna tiene un buen perfil de seguridad”, dijo López. “En la Argentina hubo un seguimiento de tres millones de personas vacunadas con Sputnik en primera dosis y no hubo ningún reporte de eventos tromboticos u otros efectos. Demostró parámetros de seguridad muy importantes”, se sumó Geffner.

Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.