Jujuy al día®

Primer diario nativo digital de Jujuy. 21 años con la noticia de Jujuy

Así lo revela la encuesta realizada por Randstad que muestra que el 49% de los postulantes en búsqueda activa de trabajo no poseen empleo, mientras que el 51% restante intenta conseguir mejores condiciones de contratación.

Jujuy al día® – Randstad, líder global en servicios de Recursos Humanos, dio a conocer los resultados de una encuesta online realizada a 42.792 personas que se encuentran buscando empleo activamente. El  estudio revela que solo el 49% de las personas que están en búsqueda activa de trabajo en Argentina se encuentran actualmente desempleadas, mientras que el 51% restante, a pesar de contar con un empleo, busca una mejora en su carrera laboral y desarrollo profesional.

Al comparar estos resultados con los de principios de dos años atrás, surge que el contexto de retracción de la economía y su consecuente caída de la demanda laboral por parte de las empresas incide en las expectativas de los trabajadores en relación a la búsqueda de un nuevo empleo. Así, mientras que en enero de 2019 la proporción de desempleados entre los candidatos en búsqueda activa era de seis de cada diez, en febrero de este año, la brecha se achica y la proporción de candidatos en búsqueda activa con y sin trabajo se reparte casi en partes iguales.

Poniendo el foco sobre los participantes desempleados, al indagar entre ellos cuánto tiempo llevan en esa situación, surge que un mayoritario 35% lleva sin empleo más de 1 año, cifra que aumentó en 18 puntos porcentuales respecto a los valores de inicios del año 2019, poniendo en evidencia la incidencia de la pandemia en la economía y en el mercado laboral del país. Luego, el 26% indicó llevar desempleado entre 1 y 3 meses, el 22% entre 6 meses y 1 año y el restante 17% de los encuestados lleva sin empleo entre 3 y 6 meses.

Sobre estos resultados, Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, sostuvo: «Como en todo el mundo, la expectativa está puesta hoy en que el proceso de vacunación avance y nos permita dejar atrás la pandemia, para que eso despeje el camino para que muchos sectores e industrias recuperen los niveles de productividad e ingresos que tenían antes del inicio de la pandemia y a partir de eso se recomponga la demanda laboral del sector privado».

Como es habitual en el marco del desarrollo de carrera y búsqueda de oportunidades laborales, hay un porcentaje importante de candidatos que si bien tienen un empleo, se encuentran en búsqueda de trabajo activamente por diversas razones. En este sentido, al indagar dentro del 51% de los consultados por Randstad que afirmaron tener trabajo sobre los motivos que los impulsan a buscar un cambio, los principales factores que surgen son la obtención de mejores condiciones de contratación, causas organizacionales, insatisfacción con el actual empleador, deseos personales de cambio y ambiciones de crecimiento.

Asimismo, no hay que perder de vista que la «nueva normalidad» introdujo cambios en el mundo del trabajo que llegaron para quedarse, como el trabajo remoto y por objetivos y otras alterativas de formatos más flexibles en relación al trabajo tradicional, que antes de la pandemia se encontraban con un sinfín de resistencias y hoy son opciones válidas tanto para las organizaciones como para los candidatos.

«Los grandes cambios que la pandemia introdujo en el mundo del trabajo y en la manera en que las organizaciones gestionan su fuerza laboral abrieron la posibilidad a formatos de trabajo que antes tenían muy baja incidencia en las organizaciones producto de resistencias culturales, tanto de parte de los empleadores como de los trabajadores. La realidad ha demostrado que el home office, el trabajo remoto y la gestión por objetivos son una realidad, funcionan y serán un componente importante de los nuevos formatos de trabajo híbridos que veremos en la post pandemia», agregó Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay.

En referencia al 49% de los candidatos que se encuentran en búsqueda activa y no tienen un trabajo actualmente, el estudio indagó sobre sus preferencias respecto de cuál sería su trabajo ideal. En este sentido, el 76% aseguró que preferiría un trabajo en relación de dependencia. Por su parte, el 15% afirmó que le gustaría tener un emprendimiento propio, mientras que un pequeño 9% aspira encontrar un trabajo independiente o freelance como su modalidad de empleo ideal.

«A pesar de la transformación acelerada que se viene dando en el mundo del trabajo, especialmente en el último año, la mayoría de las personas sigue aspirando a un trabajo en relación de dependencia como su ideal por la estabilidad que supone, un factor que adquiere más relevancia en contextos de retracción de la economía y el empleo», afirmó Andrea Ávila.

La captura de los datos que constituyen la materia prima de este informe, cuyo objetivo ha sido caracterizar las actitudes y preferencias de los argentinos en relación al empleo, fue realizada a través de un cuestionario online entre el 1 y el 28 de febrero a 42.792 personas con y sin trabajo, que se encuentran buscando empleo activamente.

A %d blogueros les gusta esto: