En febrero el consumo con tarjetas de crédito cayó en términos reales

0
blank 0 blank 0
Read Time2 Minute, 15 Second

El consumo con tarjeta de crédito cayó fuerte en febrero en términos reales, ya que apenas subió 0,15% frente a una inflación proyectada de alrededor del 4%.

blank

Jujuy al día® – Según estadísticas del Banco Central, los préstamos con plástico del sector privado promediaron los $ 891.055 millones en enero, contra $ 892.424 millones en febrero.

Anteriormente, siempre le venían ganando a la inflación: si se toma enero contra diciembre fue 5,2% arriba, al pasar de $ 846.977 millones a $ 891.055 millones.

Luego de un último trimestre 2020 marcado por una fuerte aceleración de los consumos con tarjetas de crédito, esta línea de financiación encuentra un techo marcado por dos hitos: los bancos se muestran cautelosos a la hora de ampliar los límites de crédito y comenzó a regir el impuesto a los sellos para los consumos con tarjeta de crédito en la ciudad de Buenos Aires, lo que termina encareciendo 1,2% cada transacción que se realiza.

El crecimiento interanual llegó al 55,5%, muy por encima de la inflación del período. «A partir de enero comenzó a regir el impuesto a los sellos para los consumos con tarjeta de crédito en CABA, lo que podría estar afectando a estas operaciones. Luego de un último trimestre del año 2020 marcado por una fuerte aceleración de los consumos, encontramos un techo en la actividad: los bancos se muestran cautelosos a la hora de ampliar los límites de crédito debido a los efectos negativos de la pandemia sobre la situación financiera de los usuarios en general», aseguró Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.

«Como hay quienes reducen su exposición a los activos argentinos en su cartera de inversión, los bancos bajan la exposición al riesgo», admite, en estricto off de record, el presidente de una entidad financiera.

¿De qué modo lo hacen? Bajan el límite de compra con tarjeta de crédito a quienes se atrasan con el pago mínimo.

«Mucha de la mora de los bancos de tarjeta de crédito pasa a los préstamos personales, ya que los bancos tratan de sacarte de la mora para no tener que previsionar. Además, acortan los segmentos a quienes le dan un crédito, suben la tasa, achican los plazos, bajan la relación cuota-ingreso; en definitiva, buscar exponerse menos a eventuales riesgos de morosidad», detalla el directivo de una entidad.

«La gente tiene menos poder de compra, entonces se endeuda menos, porque no tiene tanto flujo de caja libre para pagar una cuota y está ajustado. Si necesita plata para arreglar el baño y la cocina, por ahora arregla el baño, y luego cuando las cosas mejoren arreglará la cocina», revela un conocedor de los pormenores del negocio crediticio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.