Jujuy al día®

Primer diario nativo digital de Jujuy. 21 años con la noticia de Jujuy

Gerardo Morales: “Tenemos diferencias ideológicas con el PRO: nosotros creemos en el rol del Estado y ellos no”

Jujuy al día® – Su voz suena fuerte dentro del radicalismo, pero ahora también en las praderas de Juntos por el Cambio. La interna está que arde y el gobernador jujeño no se guardó nada. Concedió una entrevista al programa Final Abierto y habló de gestión, de política práctica y conceptual. Azuzó incluso al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta: “Es un buen candidato, pero que no se crea que es el único”. Exigió a la UCR dejar de ser furgón de cola del macrismo y no expresar a la derecha. “No quiero más un gobierno de Ceos”, disparó.

Estuvo en Corrientes y se declaró “enamorado” de esta provincia. Una de sus grandes pasiones, dijo, es el carnaval. Pero también los amigos que, en su mayoría, provienen de la política. Vino para participar de la reunión de los gobernadores del Norte Grande, para reunirse con el presidente Alberto Fernández y en el mismo acto, homenajear el General San Martín en Yapeyú. Quien habla es nada menos que el gobernador de Jujuy, el contador Gerardo Rubén Morales, un radical duro y hábil —declarante que no se guardó nada a la hora de sazonar la interna de Juntos por el Cambio que está en estado de ebullición mientras busca a sus nuevos líderes. Del gobierno del Alberto Fernández dijo poco y nada. La prudencia, en este caso, fue de la mano de la responsabilidad de gobierno, que a su vez estriba en la necesidad de aunar esfuerzos para morigerar la gravedad que brota de las circunstancias de la pandemia.

No obstante esto, Morales marcó su posición y sus diferencias con el Gobierno de la Nación, sobre todo en cuestiones relacionadas con la política interna de su provincia que tienen nombre y apellido: Milagro Sala, por ejemplo. Pero no se guardó nada a la hora de hablar de los suyos. Concedió esta entrevista a los periodistas Eduardo Ledesma y Carlos Simón, conductores junto con Gabriela Bissaro del programa Final Abierto que se emite todos los miércoles por las plataformas digitales del diario El Litoral. Tuvo lugar el pasado miércoles 24 en el salón principal de lo que será el nuevo Banco de Corrientes, en los edificios del moderno centro administrativo que construye el Gobierno de Corrientes en el barrio San Benito de la Capital.

—¿Cómo evalúa la situación del “vacunagate”?

—Cuando arrancamos, era que íbamos a tener 60 millones de vacunas. Entonces hubo una decisión, donde se vacunó el Presidente. Yo no me vacuné, porque tomé la decisión de no hacerlo. Pero considero que está bien la decisión de los gobernadores que se vacunaron, pero después se nos cayó el tema. No le imputo responsabilidad al Gobierno del mal manejo, porque cayó en el mundo.

—¿Es un retraso que se registra a nivel mundial?

—Claro. Hoy las vacunas están yendo a los países más ricos. África y algunos países de Sudamérica están con problemas más grandes que nosotros. Entonces pasó eso, y esto cobra valor y genera un estrépito de dimensiones por saltarte de la cola y sacar ventajas por alguna posición de influencia. Por eso suscribo lo que dijo el Presidente, que “con la vacuna no se jode”, y ha tomado una decisión en el Ministerio de Salud que ha tenido que ver con la molestia que le ocasionó y que creo yo que fue lo mismo que sintió el pueblo con lo ocurrido. Entonces me parece que está mal, pero debemos seguir trabajando para resolver este tema, porque van a seguir faltando vacunas y el proceso va a seguir. La gente tiene mucha expectativa y creo que se tienen que hacer públicas las listas. Yo creo que, como saben, la Ley Nacional de Datos Personales, establece que hay datos sensibles que no se pueden dar a conocer y uno de esos son los datos de salud. Salvo que una ley las declare de interés general.

—¿Y qué ve en Jujuy para decretar la publicación de las listas y sanciones?

—Primero que nada, transparentar. Es de todos el reclamo que creo que es del pueblo, que quiere saber y que no quiere que se salteen, ni por interés político. Le doy la garantía de que en Jujuy no hay ningún dirigente político vacunado.

Pero en algunas clínicas, algunos dueños han amenazado a  nuestras enfermeras. Uno hizo figurar a la mamá de la mucama, que no trabaja en la clínica, y ahí hay otro tema y establecí un régimen sancionatorio. Por eso dicté el decreto que lo tiene que aprobar la Legislatura (N de la R: ya fue aprobado el pasado jueves).

El asunto es que no nos puede apartar este tema de la lucha contra la pandemia. Hay que ayudar al Gobierno para conseguir más vacunas, pero la lucha contra la pandemia va a seguir este año. Entonces debemos ver que este tema no nos saque de foco. Porque más allá de que Jujuy es una provincia opositora al pensamiento del Gobierno nacional, como se da acá en Corrientes, que somos radicales, venimos trabajando muy bien y coordinadamente bien y lo vamos a seguir haciendo con (Carla) Vizzotti, y creo que es lo que hace falta. La unión y el trabajo en conjunto, porque es una lucha que es de todos.

—Bueno, en ese punto, ¿tiene una postura diferente a la de su partido?

—Yo soy radical, del frente Juntos por el Cambio y no me muevo de ahí. Pensamos diferente con el Presidente en varios temas, por ejemplo, sobre Milagro Sala, él tiene un pensamiento y yo otro. Lo hemos hablado desde el primer momento. Pero yo tengo responsabilidad de gobierno como la tiene el Presidente y yo en todo lo que pueda apoyar, lo haré. Le he pedido a mis legisladores que voten a favor del Presupuesto, y no entiendo a los que están en contra, teniendo un gobierno que arranca y no le des una herramienta fundamental como es el Presupuesto, entre otras iniciativas.

—¿Cree que el asunto de la vacunación vip se puede colar en la campaña electoral?

—Es que es un tema sensible. La gente lo está hablando, y le cae mal y tienen razón en cuestionarnos cuando los políticos hacemos las cosas mal. Entonces creo que no hay que quejarse de eso, sino hacer las cosas bien e ir para adelante. Obviamente que va ser un tema que por lo sensible que es, va a tener su incidencia en la opinión de la gente a nivel nacional, provincial, en las provincias.

—¿Cómo ve a la oposición y a la UCR?

—Desde la UCR estamos trabajando para organizarnos mejor. A mí no me gusta que seamos furgón de cola del PRO. Ya pasó lo que pasó en la gestión de gobierno (de Mauricio Macri), debemos aprender de los errores cometidos. No hemos llegado con un plan de gobierno. De hecho, cuando Mauricio Macri llegó –yo no me inscribo en jubilarlo porque ha sido un presidente importante en la coalición—, dijo: “acá no gobierna la coalición sino que gobierno yo”. Eso es lo que no nos puede pasar. Lo que tampoco nos puede pasar es que gobiernen los Ceos. Eso a mí no me gusta y es lo que estoy planteando en mi partido para tener una impronta desde el radicalismo, pero es un problema nuestro que seamos un furgón de cola, es culpa nuestra y no del PRO.

—¿Cómo lo van a revertir?

—Vamos a organizar el partido en todo el país. Estamos generando una mesa de interlocución, donde está nuestro presidente que es Alfredo Cornejo, y que cuenta con todo nuestro apoyo. Allí está para establecer la interlocución con el PRO junto a la Coalición Cívica para fortalecer Juntos por el Cambio, que debería actuar más como una coalición porque estamos frente a una posibilidad de recomponer el sistema de partidos que nos dejó la crisis del 2001. El Frente de Todos también es una coalición, allí tenés al kirchnerismo, a los movimientos sociales, al peronismo albertista, digo, conviven distintos espacios también, como nosotros. Por eso creo que Juntos por el Cambio debe funcionar como una fuerza política con un sistema de toma de decisiones. Tener un programa de gobierno y no saltar al vacío. Creo que en el 2023 puede haber un cambio, pero tenemos que hacer las cosas bien. Pero yo no quiero un radicalismo o un frente que exprese a la derecha.

—¿Que no traicione los principios?

—No. Que nos pongamos en el centro y que nos vean como una fuerza política responsable, en donde algunas cuestiones de políticas públicas nosotros tenemos que contribuir y acompañar. También en otras cosas, cuando uno no está de acuerdo, se le clava el taco, se hacen cuestionamientos. Entonces, que los opositores cuestionen o que nuestros legisladores lo hagan, tiene que ver con el rol de oficialismo y oposición. Yo a las críticas las recibo en mi provincia, el Frente de Todos nos da con todo y nadie se tiene que poner a llorar o cortarse las venas, porque así es la política.

—¿Le gustaría ser candidato a presidente por la UCR?

—Yo por ahora no he tomado la decisión, pero no lo descarto. Estaría bueno que tengamos varios candidatos en la UCR y me gustaría que hagamos una gran interna. Saben que a los radicales nos gustan las internas. Donde hay dos radicales hay una interna. (Risas)

—¿Usted sería uno en la interna?

—A mí me gustaría ser uno, pero todavía estamos con el tema de la pandemia y tenemos temas en las provincias y es una decisión para más adelante. Ahora, Mario Negri, por ejemplo, me gustaría que también salga a la cancha. Alfredo Cornejo, aunque somos de sectores diferentes, estaría bueno que también salga y que Horacio Rodríguez Larreta no se crea que es el único candidato, aunque sea bueno. Las provincias también tenemos derecho a mostrar lo que hacemos, porque es distinto gobernar la ciudad de Buenos Aires que gobernar una provincia del Norte.

Por otro lado, Patricia Bullrich también manifestó en su momento su deseo de ser candidata a presidenta. Pero más importante que eso es tener un plan de gobierno y que lleguemos como coalición y el que llegue no haga esto de “gobierno yo y ustedes córranse”, porque no sirve y vamos a ir al fracaso. Como ya nos pasó, que si bien hicimos cosas bien, también hemos fracasado, porque si no la gente nos hubiera votado de nuevo y no nos votó porque quería cambiarnos, entonces tenemos que ser conscientes y realistas de eso. Tenemos que ver qué hicimos mal y creo que estas, entre otras cosas, son las que hicimos mal. Y pararnos en el centro, con la gente. Hemos dejado de tener políticas de viviendas sociales, por ejemplo, como otros temas donde hay diferencias ideológicas con el PRO, temas en los que no coincidimos, porque los radicales creemos en el capitalismo y la inversión privada, pero también creemos en el Estado. Mientras que el PRO no cree tanto en el Estado como nosotros, entonces, esas cosas hay que definirlas bien en un plan de gobierno. Porque nosotros creemos en el Estado y en la inversión privada, que no gobierne un partido solo y somos responsables de eso. Más allá de que valoro a Horacio, que se prepare porque lo vamos a disputar.

Agenda Norte Grande

—¿Cuáles son las expectativas reales que tienen con la agenda de gobernadores del Norte Grande?

—Yo estoy muy entusiasmado y voy a poner todo el esfuerzo para resolver los temas del Norte Grande, porque seguimos viviendo en un país muy injusto. Este es un país macrocefálico, porque a la Capital se la gobierna como lo hacen en Bruselas, donde están las obras y la plata, mientras que a nosotros nos cuesta hacer un cordón cuneta. Sigue concentrada toda la riqueza ahí y los privilegios. En el centro y el sur del país se paga una tarifa de gas de tres dólares y medio el millón de BTU y nosotros en todo el Norte pagamos siete dólares el millón de BTU. Los que tenemos gas, que es el NOA. El NEA todavía no tiene las obras de infraestructura que ya debería tener hace tiempo. Con la energía, lo mismo.

—¿Los gobernadores oficialistas entienden esta problemática?

—Estamos todos con la misma agenda. Reponer el 814, por ejemplo, para que se paguen aportes y contribuciones menores que en la zona núcleo para generar más empleo. Hay un trabajo que hizo Jorge Capitanich que está de presidente del foro, que si aplicamos el 814, con alguna otra medida, podemos recuperar 250 mil puestos de trabajos en el Norte. A mí me tocó planificar y estaré presentando la tarifa plana del gas, es decir, que paguemos el mismo precio. En el Sur están pagando la tarifa de Vaca Muerta que es más barata y nosotros pagamos la tarifa del gas que le importamos a Bolivia. Entonces es muy injusto el tema. Es más: el 23% de las pymes que exportan están en Pilar, que es casi un barrio del conurbano y en el NOA tenemos casi el 6% de las pymes que exportan. Mientras que Pilar, que es casi un barrio, tiene el 23% de las pymes del país. Es muy injusto y difícil para un emprendedor oficializar el empleo. Necesitamos este tipo de medidas, creo que hay que dar esa pelea, y el Presidente también se comprometió con el Norte Grande, así que iremos dando pasos.

—¿Tiene expectativas de concreción?

—Yo sí. Creo que si seguimos manteniendo el foro y seguimos luchando, iremos consiguiendo un tema primero y otro después. También hay restricciones con lo que es la política macroeconómica nacional que entendemos. Pero deberíamos equilibrarlo un poco. Bajemos un cambio esto que está todo centralizado, porque si viene un inversor de otro país lo primero que mira es invertir en el área núcleo.

—¿Habló con el Presidente estos días?

—No, estos días no.

—¿Hablarán sobre las vacunas?

—No sé, pero siempre se tocan los temas epidemiológicos. Ahora hay que ver con la llegada del millón de vacunas de China. Parece que la decisión es vacunar a los docentes. Nosotros vamos a cumplir con las normativas.

—¿Está de acuerdo con vacunar a los docentes?

—Nosotros teníamos otro plan. No es que no estemos de acuerdo, también queremos vacunar a los docentes.

—¿En la prioridad tenían otros planes?

—Sí, teníamos como prioridad ahora vacunar a los discapacitados y los mayores de 60 años. Como ya se vacunó a los del sector de salud. Pero nos llegó menos del 3% de las vacunas para hacerlo.

La relación con Valdés

—¿Cómo lo ve al gobernador Gustavo Valdés?

—Bien. Yo lo sigo mucho y está haciendo mucho por Corrientes. Yo lo sigo mucho por las redes. (Risas) Lo sigo bastante. Veo el vínculo que tiene con la gente y que no hay que perderlo. Lo veo bien, está teniendo un aire fresco.

También soy amigo de Ricardo Colombi, de “Checho” Flinta, de Carlos Vignolo y de los intendentes y más, porque he tenido mucho que ver, cuando era presidente del partido, con la intervención. Vine a la pelea más dura entre Ricardo y Arturo Colombi. Por eso conozco bastante la política de Corrientes.

—¿Se siente cómodo en Corrientes?

—Sí, me siento cómodo. Tengo amigos acá en Corrientes.

—¿Cree que la gente vote la reelección de Valdés?

—Sí, claro. Yo mismo voy a venir para ayudarlo, humildemente. Aunque sea para ayudarlo a llevar algunos votos.

Fuente

A %d blogueros les gusta esto: