Jujuy: IVE y objeción de conciencia

0

Cuáles son los criterios de los gobiernos provinciales sobre objeción de conciencia para la IVE

Jujuy al día® – La ley sobre Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) comenzó a implementarse en las provincias con la posibilidad de que los médicos que rechazan hacer la práctica puedan expresar su objeción en forma privada en sus lugares de trabajo, al momento de su matriculación o en los registros de los colegios profesionales de las distintas jurisdicciones, y sólo algunas tienen un listado oficial.

En Jujuy, actualmente se está «evaluando» la implementación de un registro ministerial de objetores desde la cartera de Salud local, aunque en torno al cumplimiento de la ley, los planes a corto plazo son «enfatizar en la información, capacitación y siempre el respeto tanto por los derechos como por las obligaciones», señaló a  la coordinadora del área de salud de la Mujer, de la Dirección General de Maternidad e Infancia, Claudia Castro.

En Buenos Aires, la directora provincial de Equidad de Género y Salud, Sabrina Balaña, explicó a  que «no estamos promoviendo» la formación de un registro oficial de objetores de conciencia «ya que nos parece importante poder trabajar en la implementación de lo que implica la ley y para que no suceda lo que ha ocurrido en otros momentos con métodos anticonceptivos ante una inscripción compulsiva ‘por las dudas y para que nadie los moleste'».

Balaña destacó que en la provincia quieren «capacitar, formar e informar a todos los profesionales, tanto del sistema público como el privado, incluso con quienes deciden ser objetores de conciencia para que sepan de qué se trata y que tomen decisiones informadas respecto de la práctica».

Con respecto a Chubut, el ministro de Salud, Fabián Puratich, reconoció que allí «hay muchos médicos que se inscribieron como objetores de conciencia» pero tienen «absolutamente garantizada la prestación de la IVE, no solo desde ahora sino desde hace varios años porque en este terreno hemos sido pioneros».

El ministro apuntó que Chubut tiene implementado el protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) desde hace casi 10 años tras el llamado «fallo FAL».

Se trata de la denominación dada al fallo de la Corte Suprema de Justicia de 2012, que determinó que cualquier mujer puede acceder a un aborto no punible en caso de que el embarazo sea producto de una violación.

Ese fallo originó la ley provincial XV-14, que estableció el procedimiento a desarrollar en los hospitales chubutenses, a fin de «garantizar el acceso a la interrupción de la gestación en los casos de aborto permitido por el Código Penal».

Por esa ley provincial se fijó el mecanismo de inscripción para los objetores de conciencia que llenan un formulario al momento de matricularse.

«Ahora el espectro se amplía, se dictó la ley nacional 27610 que establece la interrupción voluntaria del embarazo modificando el Código Penal, lo cual hace que todo el sistema, público y privado, se prepare para la práctica», explicó a  la abogada Laura Pizzi, especialista en Derecho de Acceso a la Salud del ministerio chubutense.

En Santa Fe, hasta hoy no se ha brindado información oficial respecto de la implementación de la IVE y la única declaración pública de la ministra de Salud, Sonia Martorano, fue que el equipo de Salud Reproductiva «está trabajando» para solucionar demoras.

«Entendamos que es una ley nueva, es quizá más sencillo incorporarlo porque se venía trabajando bien ILE, pero se van a multiplicar los equipos en territorio», completó Martorano al sitio Periódicas.

En tanto, fuentes del Ministerio de Salud de Mendoza indicaron que no habrá un registro de objetores de conciencia en la provincia y remarcaron que se va a asegurar la prestación sin tener un listado.

En Córdoba no existe un registro público de objetores, no obstante los profesionales que se consideran como tales deben manifestar ese reparo ante las autoridades de la institución de salud donde desempeñan sus tareas, manifestó a  el presidente del Colegio Médico provincial, Andrés de León.

El Hospital Privado es el único que comunicó oficialmente que allí no se realizarán prácticas de IVE, debido a que todos sus profesionales notificaron objeción de conciencia, por lo tanto las prácticas serán derivadas a otros centros de salud y la institución asumirá los costos correspondientes.

En Misiones, el Colegio Médico recordó hace días que se encuentra a disposición el Formulario de Adhesión de Objetores de Conciencia. La legislación contempla la objeción de conciencia a nivel personal, pero no institucional y el padrón fue creado en 2019.

En tanto, fuentes del Ministerio de Salud y Ambiente de Santa Cruz informaron que la nueva ley no indica la creación de un registro. Si un profesional se manifiesta como objetor, eso será válido tanto para el ámbito público como privado.

El Consejo Médico de Santiago del Estero ya tiene habilitado el Registro Provincial Único de Objetores de Conciencia, en el que se inscriben los profesionales que tienen una posición contraria al acceso al derecho.

A fines de enero, la ministra de Salud de la provincia, Natividad Nassif, y el presidente del Consejo Médico, David Jarma, realizaron la apertura del libro de objetores perteneciente al Registro.

En Entre Ríos se está realizando la «primera ronda de reuniones informativas con los profesionales involucrados en la realización de la práctica» de IVE, afirmó a  la responsable del Programa de Salud Sexual y Reproductiva, Lucy Grimalt.

«Comenzamos con los equipos de salud, que hoy están realizando la práctica de interrupción en los términos que manda la ley, y en febrero seguimos con los efectores que aún no realizan interrupción voluntaria de embarazo o por causales», agregó.

Respecto a la objeción de conciencia, aseguró a  que «no se confecciona algún registro», sólo se pide «una nota al jefe de servicio o directivo del establecimiento, fundamentando el pedido».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.