Jujuy al día®

Primer diario nativo digital de Jujuy. 21 años con la noticia de Jujuy

Jujuy al día® – La visita del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, a Tucumán ha sido un punto de partido para las conversaciones que se vienen en materia de rearmado de la UCR a nivel nacional. Morales escuchó las posturas de los principales referentes de su partido, luego de la conversación que mantuviera con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a quien le hizo saber que ese partido tradicional quiere recuperar el protagonismo perdido en los últimos años y que ha quedado al desnudo luego de que se conociera que, en las últimas elecciones, Mauricio Macri eligió a un peronista para la fórmula presidencial: Miguel Pichetto. Desde mañana se acelerarán las conversaciones entre distintos referentes nacionales. Uno de ellos será el diputado nacional tucumano, José Cano, que tiene previsto comunicarse con el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, el senador nacional Martín Lousteau, y el referente radical Enrique “Coti” Nosiglia, entre otros. La consigna es clara: que la UCR sea protagonista en cada tema que se debata en la agenda política nacional.

Presentes y virtuales 

Entre viejos conocidos

La estrategia ha sido clara. Gerardo Morales fue la contracara y la respuesta que el radicalismo tradicional le dio al frente que impulsan los intendentes Mariano Campero (Yerba Buena) y Roberto Sánchez (Concepción) que hace algunos días recibió el espaldarazo del economista y ex ministro de Hacienda de la Nación, Alfonso Prat-Gay. Los enfrentamientos internos fueron parte de las charlas durante la cena que el legislador José Ascárate ofreció en su domicilio a un grupo de dirigentes de su partido. Si bien Campero y Sánchez eligieron Tafí del Valle como punto de encuentro con referentes políticos y con empresarios, los radicales que integran el espacio tradicional eligieron Bella Vista para las recorridas, además de un encuentro con emprendedores sub-40 en Yerba Buena. La situación socioeconómica nacional también fue tema de análisis. El propio Morales expuso que no se entendía cómo era posible que el dólar haya rozado los $ 200 por unidad y que, al bajar a los $ 150, los precios de los principales productos que componen la canasta familiar no habían descendido con la misma velocidad. “Hay demasiada especulación y creo que el Gobierno no es ingenuo frente a la postura de algunos formadores de precios”, indicó el gobernador de Jujuy. Tras la paellada, los dirigentes se comunicaron virtualmente con el presidente del bloque de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, y con el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, con quienes intercambiaron algunas ideas sobre el futuro de la UCR. Otro detalle: Morales invitó a los presentes a degustar vinos jujeños, en copas bien individualizadas con etiquetas de cada uno de los comensales, como parte del protocolo anti-Covid.

Fuente

A %d blogueros les gusta esto: