Coronavirus: una nueva investigación advierte que el virus aumenta los riesgos de complicaciones durante el parto

0

Jujuy al día® – Las mujeres que tienen COVID-19 durante el parto tienen más probabilidades de enfrentar complicaciones que las futuras mamás sin coronavirus, dicen unos investigadores. Afortunadamente, el riesgo absoluto de complicaciones para cualquier mujer es muy bajo (menos del 1%). Pero los riesgos relativos de problemas, como la coagulación y el parto prematuro, son significativos, según un nuevo estudio.

Aún así, “los hallazgos aquí son que entre las mujeres que son hospitalizadas por el parto y que fueron diagnosticadas con COVID-19, los eventos adversos son increíblemente bajos. Eso debería brindar mucha tranquilidad a las mujeres que esperan quedar embarazadas durante este período, o que están embarazadas“, dijo la coautora del estudio, la doctora Karola Jering, de la división de medicina cardiovascular del Brigham and Women’s Hospital en Boston.

Durante ocho meses en 2020, ella y sus colegas recopilaron datos sobre más de 400.000 futuras madres, de las cuales casi 6.400 estaban infectadas con COVID-19. Entre los pacientes con COVID-19, los investigadores encontraron que el riesgo relativo de desarrollar cualquier tipo de coágulo sanguíneo era casi cinco veces mayor que para aquellos sin el virus, y casi cuatro veces mayor para el tromboembolismo venoso, coágulos en las venas.

Estas mujeres también eran mucho más propensas a necesitar cuidados intensivos o un respirador, encontraron los investigadores. Las mujeres infectadas demostraron tener 7% más de probabilidades de necesitar una cesárea, 19% más de probabilidades de tener trabajo de parto prematuro, 17% más de probabilidades de tener un parto prematuro y 21% más probabilidades de tener preeclampsia. “Una mujer embarazada puede hacer poco para reducir estos riesgos más allá de no estar infectada”, dijo Jering.

“El problema, por supuesto, es que en este momento la mayoría de nosotros tenemos cuidados de apoyo para pacientes que tienen COVID-19, en general. Y de las cosas que se han probado para el tratamiento de pacientes con COVID-19, la mayoría de ellas no se han probado en mujeres embarazadas”, advirtió el doctor Scott Solomon, coautor del estudio y también de Brigham and Women’s.

Pero Jering dijo que las mujeres embarazadas reciben los otros medicamentos que a menudo se administran a los pacientes con COVID-19, incluidos los anticoagulantes para prevenir los coágulos.

“En resumen, los hallazgos del estudio fueron positivos”, enfatizó Jering. Entre las embarazadas con COVID-19 que dieron a luz, el 99% fueron dadas de alta, el 3% necesitó cuidados intensivos y el 1% necesitó ventilación mecánica. Menos del 1% murió en el hospital.

Para la experta, estos hallazgos deberían tranquilizar a las mujeres que tienen COVID-19. Y aunque pueden ocurrir complicaciones, la mayoría de las mujeres tendrán un embarazo y un parto normales.

En diálogo con la revista científica WebMD, el doctor Eran Bornstein, vicepresidente de obstetricia y ginecología del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, indicó: “En general, estos hallazgos son importantes porque proporcionan un mayor apoyo a las observaciones previas con respecto a los factores de riesgo de COVID-19 durante el embarazo, así como las complicaciones del embarazo”.

Coronavirus, embarazo y vacunación

«¿Qué sabemos sobre los riesgos y beneficios de la vacunación en mujeres embarazadas? No mucho» (REUTERS)

“Finalmente, tenemos algunos datos sólidos sobre los riesgos de COVID-19 durante el embarazo. Y lo necesitábamos ahora más que nunca, ya que las mujeres que están embarazadas o que están pensando en quedar embarazadas deberán tomar decisiones como recibir o no una vacuna que se evaluó en estudios que excluyeron específicamente a las mujeres embarazadas”, advierte F. Perry Wilson, profesor asociado de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

En un apartado especial de Medscape, el sitio web que brinda acceso a información médica para los médicos, Wilson asegura que “este documento muestra que COVID-19 tiene algunos efectos bastante significativos en el embarazo, y debemos tener en cuenta esos riesgos cuando consideremos si recomendar la vacunación”.

“En ese contexto, ¿qué sabemos sobre los riesgos y beneficios de la vacunación en mujeres embarazadas? No mucho. Fueron excluidos de los principales ensayos clínicos que llevaron a las aprobaciones actuales de vacunas en los Estados Unidos, por ejemplo. Algunas mujeres quedaron embarazadas durante su participación en los ensayos de Pfizer y Moderna, pero la gran mayoría de los resultados se desconocen, presumiblemente porque estas mujeres todavía están embarazadas. No hay banderas rojas, pero obviamente no hay muchos datos para continuar”, sostiene el especialista.

Y concluye: “No hay muchas razones para pensar, biológicamente, que las vacunas de ARNm conducirían a resultados adversos en el embarazo, pero eso puede no ser tranquilizador para muchas mujeres. Para muchas mujeres, la vacuna equilibrará mejor su evaluación de riesgo y beneficio. Para otros, una mayor vigilancia de la higiene de las manos, el uso de mascarillas y evitar las multitudes puede ser la mejor opción para mitigar el riesgo. Una cosa está clara: si puede evitar el COVID durante el embarazo, probablemente debería hacerlo”.Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.