Alimentos contaminados causan el Síndrome Urémico Hemolítico

0
blank 0 blank 0
Read Time1 Minute, 48 Second

El Síndrome Urémico Hemolítico es una enfermedad grave y contagiosa que afecta en especial a niños menores de 5 años y que puede ser mortal.

blank

Jujuy al día® – El Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) se transmite a través de alimentos contaminados por la bacteria Escherichia coli que puede encontrarse en carne sobre todo molida y con escasa cocción; en lácteos o jugos no pasteurizados o que perdieron la cadena de frío y en frutas y verduras crudas. El contagio también puede darse por el consumo de agua no potabilizada, por la falta de higiene de manos de quien manipula o prepara alimentos y/o en piletas o piletines no clorados.

¿Cuáles son los síntomas?

Esta patología produce diarrea, con o sin sangre; vómitos; palidez, irritabilidad e incluso convulsiones. También puede presentarse anemia e insuficiencia renal, es decir daño en los riñones, manifestada en principio, en la disminución de la cantidad de orina y puede provocar la muerte. Por ello, es fundamental acudir a la consulta médica inmediata al centro de salud más cercano al domicilio.

¿Cómo se puede prevenir?

  • Primero, con el lavado de las manos con agua y jabón antes de comer o manipular alimentos; y después de tocar carnes crudas, ir al baño o cambiar pañales. Los más chicos también deben hacerlo.
  • Es imprescindible cocinar las carnes de manera completa hasta que no queden partes rojas o rosadas
  • Evitar siempre el contacto de la carne cruda con otros alimentos. Para cortar alimentos, no usar el mismo cuchillo o superficie (tablas, mesadas) utilizado para cortar carnes crudas sin antes lavarlo bien con agua y detergente
  • Lavar bien las frutas y verduras
  • Los lácteos deben comprarse y consumirse con adecuadas fechas de vencimiento y sin que pierdan la cadena de frío
  • Siempre utilizar agua segura para beber, cocinar e higienizarse
  • En la heladera, el pescado, el pollo y demás carnes crudas se deben guardar en estantes bajos y dentro de recipientes cerrados para evitar que los jugos contaminen o caigan en otros alimentos
  • Evitar que los niños coman en puestos ambulantes o comidas rápidas como hamburguesas o panchos

Cuidar que el agua de piletas y piletines se renueve con frecuencia, recordando el uso de productos para clorar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.