Jujuy: El pesebre que la misma familia abre al público cada Navidad desde hace 135 años

0
blank 1 blank 0
Read Time2 Minute, 44 Second

Aunque el coronavirus limitó las habituales celebraciones, los descendentes de Toribio Tolaba continúan con la tradición en San Salvador de Jujuy.

Jujuy al día® – Una tradición que arrancó en 1885 en la provincia de Jujuy corrió peligro de ser interrumpida en 2020 debido a las particularidades impuestas por el coronavirus. Pero los descendientes de la familia Tolaba decidieron mantenerla y preservar el legado de sus ancestros, más allá de no poder incluir las decenas de niños adoradores que año a año acompañan su pesebre.

Desde ayer viernes de Navidad y hasta el día de Reyes, el próximo 6 de enero, el Pesebre Tolaba puede ser visitado por las personas que quieran hacerlo, respetando los ya habituales protocolos de seguridad, higiene y distanciamientos para prevenir posibles contagios de coronavirus.

«Tardamos una semana en poder armar este pesebre para que la gente venga a visitarlo. Lamentablemente este año no contaremos con los niños adoradores por el asunto de la pandemia. Llevamos la imagen del niñito a la misa, acompañado por algunos músicos, pero no más allá de eso”, contó Toribio Crespo, integrante de la tercera generación de la familia Tolaba en declaraciones relevadas por el portal Todo Jujuy.

«Lo armamos con mis hijas y un diseñador que desde hace años nos viene ayudar. Tardamos una semana en poder terminarlo», agregó.

“Esto lo comenzó a hacer mi abuelo, siguió mi madre y ahora me toca a mí. Ahora mis hijas quieren seguir con lo que hacemos, especialmente mi hija menor, lo que nos llena de orgullo a todos”, dijo Crespo. E indicó que, teniendo en cuenta las restricciones impuestas por el coronavirus, el pesebre puede ser visitado «de 19 a 21, cuidando todo el protocolo», pero que este año no recibirán a otros pesebres, como en otras ocasiones.

El Pesebre Tolaba se arma cada año en el barrio Chijra de la ciudad de San Salvador de Jujuy desde 1885. Su nombre proviene del apellido de su creador e iniciador de la tradición, Toribio Tolaba.

Lo que cuenta la tradición es que don Toribio decidió armar el pesebre cuando recibió una imagen del «Niñito Jesús» que le regaló una familia inmigrante que llegó a Jujuy desde la ciudad peruana de Cuzco.

Toribio no tenía un lugar fijo para vivir e hizo la promesa de que, cuando lo consiguiera, construiría allí una capilla y un pesebre donde estaría la imagen que le habían regalado. Así, después de pasar por diversos terrenos del centro de la ciudad, incluyendo la zona en la que actualmente se encuentran los Tribunales de Justicia de Jujuy, y por el predio de la Casa de Gobierno provincial, consiguió un lugar donde vivir e instalar el pesebre al lado del arroyo Los Suspiros del Barrio Chijra.

Al principio el lugar era apenas un potrero con una pieza, donde don Toribio vivía. Pero cumplió su promesa. Antes que nada construyó la capilla. Y en 1928, con la ayuda de su primo Evaristo Condorí, completó su proyecto. Recién entonces hizo la casa en la que viviría junto a su familia.

En la actualidad, quienes visitan el lugar ubicado en la Avenida Mosconi 99, de San Salvador de Jujuy, además de la capilla y el pesebre se encuentran con fotos históricas del sitio de adoración religiosa y de la familia Tolaba.

JTFuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.