Pese a la ayuda del Estado, la mitad de los hogares perdieron ingresos este año

1
blank 0 blank 0
Read Time3 Minute, 46 Second

Jujuy al día® –  Por la pandemia y el coronavirus, la mitad de las familias de Capital y el Gran Buenos Aires tuvo menores ingresos. Cuatro de cada 10 trabajadores tuvo achique o perdió el empleo. Casi el 30% dejó de pagar o tuvo problemas para cancelar los servicios de la vivienda. Más del 30% de los hogares tuvo que reducir al menos un alimento esencial, como carne, verduras o leche, por razones económicas.

Todo esto a pesar que tres cuartos de los hogares recibía antes de la pandemia o tuvo alguna asistencia del Estado luego de la irrupción del coronavirus, como el IFE o bonos. Son datos que marcan la insuficiencia de la ayuda pública, como se evidencia en la profundización de los altos niveles oficiales de pobreza en la Ciudad de Buenos Aires y el GBA informados por la Dirección de Estadística y Censos porteña y el Observatorio Social de la UCA.

Los datos son del INDEC, según el relevamiento hecho para este estudio especial entre agosto y octubre, cuando ya habían reanudado y se flexibilizaron muchas actividades.

Coronavirus – Hogares: privaciones de todo tipo

blank

Los hogares más afectados son lo que tienen hijos menores. El Conurbano sobresale con peores indicadores laborales y sociales que en CABA

EMPLEO

El empleo fue uno de los rubros más castigados que, de acuerdo a los últimos datos oficiales, esa pérdida del trabajo aún perdura y golpeó más a los trabajadores y cuentapropistas informales y a las familias con hijos, lo que elevó la llamada “infantilización de la pobreza”.

Así, mientras, “el 40,3% de los hogares registró problemas de empleo de al menos alguno de sus integrantes. En los hogares en que reside al menos un niño, niña o adolescente, los problemas laborales alcanzaron el 48,3%”, precisa el Informe. Y agrega: “El impacto en la situación laboral de los hogares consultados fue mayor en los partidos del conurbano bonaerense, donde los problemas de empleo alcanzaron al 42,6% de los hogares; mientras que en la CABA, se vio afectado el 33,6%”.

Esos problemas laborales afectaron en mayor medida a los Jefes y Jefas de Hogar de jefes y jefas donde el el 19,5% perdieron su trabajo durante la pandemia. Y esa pérdida, unida a la reducción de las horas de trabajo “afectó al 35,5% de los jefes y jefas de hogar que residen en el conurbano bonaerense; mientras que para los que residen en la CABA, la disminución alcanzó al 26,6%”.

INGRESOS Y CONSUMO

Al analizar los ingresos familiares totales, el 49,3% tuvo una caída respecto a la situación previa a la pandemia y en mayor proporción (57,1%) en los hogares con al menos un menor de 18 años.

La estrategia seguida por las familias fue reducir el consumo de los productos no alimentarios, un 33,8% de los hogares relevados se vio en la necesidad de reducir por razones económicas el consumo de al menos carne vacuna, otras carnes, verduras frescas o leche. Y hasta dejar de pagar impuestos y servicios, como tasas municipales, servicios de agua, gas, electricidad, internet; servicios de TV por cable o digital, telefonía celular.

Nuevamente, la reducción en el consumo de alimentos afectó más al Conurbano que a la Capital y “a los hogares con presencia de niños, niñas y adolescentes, donde el 42,7% debió reducir el consumo de alguno de los alimentos”, dice el Informe.

SALUD

El acceso a la salud por parte de las familias no registró a nivel general grandes impactos, dice el Informe. . Si bien hubo una pequeña porción de los hogares que declaró haber tenido dificultades en el acceso a medicamentos y consultas médicas, la implementación de modalidades virtuales contribuyó a moderar ese efecto. No obstante, el acceso a consultas remotas se dio de manera desigual de acuerdo al nivel educativo del jefe y jefa de hogar y al lugar de residencia de los hogares relevados.

TAREAS DEL HOGAR

La cuarentena obligó a reformular las tareas del hogar, incluyendo las escolares, pero de manera desigual por cuanto en 2 de cada 3 hogares las tareas del hogar fueron realizadas por las mujeres de manera exclusiva o con mayor dedicación. Por ejemplo, “ analizando el universo de hogares con presencia de menores de 2 a 17 años que aumentaron las tareas de apoyo escolar a partir de la pandemia, se obtuvo como respuesta que el 74,2% de los hogares consultados declaran que la dedicación principal está a cargo de las mujeres”, dice el Informe.

Por Ismael Bermúdez

Fuente

1 COMENTARIO

  1. Más allá de la terrorífica noticia en lo que fuera «el granero del mundo», se nota que la educación anda también por los suelos y ése es uno de los orígenes del desbarranco. Si la prensa no sabe manejar el idioma, ¿qué podemos pensar de otros sectores de la población, políticos, educadores, gente de a pie? Porque antes se enseñaba que sujeto y predicado debían coincidir. Por eso, si hablamos de «La mitad», singular, no se adecua el uso de «perdieron», que es plural. Las escuelas de periodismo ya no educan a sus alumnos. Por favor: prensa escrita, virtual, visual, auditiva, enfoquen la preparación de quienes deben comunicar las noticias al «soberano». Gracias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.