Consulta médica, hidratación y cuidados para la piel y el pie de la persona con diabetes

0
blank 0 blank 0
Read Time2 Minute, 14 Second

Jujuy al día® – Entre las principales recomendaciones para evitar lesiones que conllevan mayor tiempo para cicatrizar, se encuentran el consumo de la suficiente cantidad de agua, una baja exposición al sol y el uso frecuente de cremas con Vitamina A. El calzado cómodo y a medida así como el adecuado corte de uñas, también son fundamentales. La consulta profesional a tiempo permitirá evaluar la gravedad ante la ocurrencia de heridas.

“La persona con diagnóstico de diabetes no necesariamente tendrá complicaciones en la piel o en el pie, no necesariamente llegará a la úlcera o a la amputación por un cuadro grave. Sin embargo, se debe considerar que necesita de cuidados específicos y de hábitos que mejoren el tejido dérmico y con ello, la calidad de vida”, precisó el profesional en Enfermería y Supervisor del Servicio de Telesalud Digital del Ministerio de Salud, Fabricio Calivar.

Al momento de presentarse lesiones, “según el caso del paciente, podrán ser curables y se podrá regenerar la dermis con el uso de medicación, las curaciones y el propio cuidado. De todos modos, teniendo en cuenta si se trata de una herida cortante, si es o no profunda, si se trata de un golpe, de la mala evolución luego de una cirugía y de la zona en que se produzca, se necesitará de un proceso con seguimiento diario y el cumplimiento de la indicación médica”.

Luego de recordar que ante cualquier eventualidad, se debe realizar la consulta lo más rápido posible, Calivar explicó que “en los servicios de Guardia así como en los Puestos de Salud, son los especialistas en Enfermería quienes realizan las curaciones, así como en el caso de quienes permanezcan en internación. De igual modo, cuando así lo requiere el caso, las asistencias se cumplen en los domicilios”. En este punto, destacó el valor de los profesionales que intervienen en el tratamiento y seguimiento como nutricionistas, psicólogos, fisioterapeutas y en particular los podólogos, quienes cuentan con la formación y la competencia para tratar el pie diabético, donde se presenta una disminución de la sensibilidad que puede derivar en llagas, erupciones, cortes, inflamaciones, entre otras manifestaciones.

Para tener en cuenta

Beber de 8 a 11 vasos de agua por día

Evitar la exposición prolongada al sol

Utilizar a diario y en todo el cuerpo, cremas con vitamina A y aquellas que se indiquen para el caso particular

Cumplir con dosis y frecuencia de la medicación correspondiente

Respetar las indicaciones del profesional de cabecera o diabetólogo quien podrá derivar para la interconsulta con especialistas en dermatología

Usar calzado cómodo; en lo posible sin costuras internas

Utilizar medias que no ajusten

Procurar no lastimar los dedos al momento del corte de las uñas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.