Coronavirus: Explican por qué los hombres mueren más que las mujeres

0
blank 0 blank 0
Read Time5 Minute, 13 Second

Jujuy al día® – Desde el comienzo de la pandemia, hay varios interrogantes que desvelan a investigadores e investigadoras de todo el mundo. ¿Cuándo los pacientes con Covid-19 desarrollarán síntomas graves? ¿Cuál es el mejor tratamiento? ¿Por qué el plasma no es el antídoto?

Pero hay una duda aún más global: ¿Por qué los hombres mueren más por coronavirus que las mujeres?

Una nueva investigación presentada en la Conference on Coronavirus Disease (ECCVID) -el primer congreso científico online dedicado exclusivamente al Covid-19- confirma que los hombres tienen peores desenlaces que las mujeres si se contagian coronavirus. Ellos tienen 62% más probabilidades de morir.

La causa, que necesita futuros estudios comprobatorios, posiblemente esté relacionada con que los varones experimentan niveles más altos de inflamación en todas las fases de la enfermedad.

Pero lo claro, según este análisis, es que ser hombre es en sí un factor de riesgo independiente. No importa la edad ni las comorbilidades.

El estudio fue presentado este miércoles por el doctor e investigador clínico Frank Hanses, del Hospital Universitario de Regensburg, Alemania, y afirma que «la creciente evidencia sugiere una diferencia de género en las infecciones por SARS-CoV-2 que hace que los hombres tengan más riesgo de muerte asociada al COVID-19».

En Argentina, las estadísticas avalan que efectivamente los hombres mueren más: hasta este sábado, se notificaron 15.208 personas fallecidas en total, de las cuales 56,46% eran hombres (8.587) y 42,79% mujeres (6.508).

Hanses y su equipo evaluaron retrospectivamente 3.129 pacientes adultos registrados entre marzo y julio de 2020 en el Lean European Open Survey on SARS-CoV-2-Infected Pacientes (LEOSS), una inmensa base de datos internacional que financió la Sociedad Alemana de Enfermedades Infecciosas (DGI) para proporcionar a la Ciencia datos clínicos confiables que permitan responder algunas de las preguntas del primer párrafo.

Los investigadores alemanes empezaron por el misterio de la mortalidad según género.

Pero, antes del peor final, se observó que ya el ingreso a terapia intensiva ocurrió con más frecuencia en hombres que en mujeres (30,6% frente a 17,2%). Incluso las internaciones fueron más prolongadas en hombres (15,4 frente a 13,3 días).

«Los hombres tienen más probabilidades de progresar a las fases críticas de coronavirus. Tienen tasas de muerte más altas, así como ingresos más frecuentes en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y estadías hospitalarias más prolongadas, todo asociado con parámetros inflamatorios más altos que las mujeres durante todas las fases de COVID- 19 «, explicó Hanses en las conclusiones del estudio.

Los tiempos de internación y las probabilidades de avanzar a fases críticas de la enfermedad son más altas en los hombres. Foto AP

Los tiempos de internación y las probabilidades de avanzar a fases críticas de la enfermedad son más altas en los hombres. Foto AP

¿Cómo se llegó a la conclusión de que sólo ser hombre implica un riesgo extra? ¿Cómo se aisló el género del resto de los factores? Gracias a la magnitud y profundidad de los datos dispuestos en las estadísticas.

«La base de datos incluye características sociodemográficas y comorbilidades según el índice de comorbilidad de Charlson (número de afecciones preexistentes). En nuestra muestra, este efecto (los peores resultados en hombres infectados) no se explica por las diferencias en las comorbilidades o la edad entre pacientes masculinos y femeninos», detalló.

En detalle, la manifestación clínica de COVID-19 se describió en cuatro fases: no complicada (asintomáticos/leves), complicada (necesidad de asistencia de oxígeno), crítica (necesidad de cuidados intensivos) y recuperados. Se analizaron síntomas, signos vitales, marcadores inflamatorios e intervenciones terapéuticas, así como el resultado clínico final. El desenlace.

La mayoría de las comorbilidades no difirieron significativamente entre hombres y mujeres, mientras que la enfermedad de las arterias coronarias (18% frente al 10%) y las tasas de tabaquismo fueron más altas en los pacientes masculinos (14,5 frente al 10,5%) que en las mujeres.

Si bien la mayoría de los parámetros de laboratorio fueron comparables entre pacientes masculinos y femeninos con COVID-19, los hombres tenían marcadores inflamatorios significativamente más altos (IL-6, PCR, PCT, ferritina) en todas las fases de la enfermedad.

«Esto corrobora algo que ya se sabía desde los comienzo. Si bien el nivel de contagio es el mismo, alrededor del 50% y 50%, cuando uno analiza las tasas de mortalidad, los hombres se mueren más. Tienen mayor probabilidad de avanzar a formas graves. Como aclaran en el estudio, falta saber exactamente lo que hace que los hombres sean más vulnerables al COVID-19. Pero la respuesta ya no puede estar alejada de cuánto ellos se inflaman más», explica a Clarín Marcelo Nahin, cirujano cardiovascular del Hospital Británico y del Hospital El Cruce.

Alejandro Andersson, neurólogo y presidente de la Fundación Neuroconciencias, conocía de este estudio alemán mientras estaba en desarrollo. Apoya los resultados, desde lo biológico.

«El par de cromosomas sexuales son XY en el hombre y XX en la mujer. El cromosoma X contiene más genes relacionados al sistema inmune que ningún otro. Uno de los mecanismos que emplea el SARS-CoV-2 para entrar en las células consiste en la interacción con la proteína ACE2. Y el gen que la codifica también está en el cromosoma X. La explicación sería que la unión del virus al receptor inhibiría la habitual función antiinflamatoria y vasodilatadora que tiene el ACE2. Las mujeres tienen el doble de receptores ACE2, por ende, menor mortalidad frente al Covid y, como contrapartida, mayor tendencia a sufrir enfermedades autoinmunes que los hombres», detalla Andersson a Clarín.

Tanto la mortalidad «bruta» (19,2% frente a 12,9%) como la mortalidad atribuible específicamente a COVID-19 (17,1% frente a 10,3%) fueron significativamente mayores en los hombres. La proporción hombre-mujer en este estudio mostró que la mayoría de los internados correspondió a los hombres, con una diferencia de 1,48 entre sí y con un predominio masculino en todos los grupos de edad. Esto fue aún más pronunciado en los grupos de edad de entre 65 años y 75 años.

«Aún no sabemos qué factores biológicos o posiblemente sociales conducen a estas marcadas diferencias, para saber exactamente lo que hace que los hombres sean más vulnerables al COVID-19», concluyó el doctor Hanses en el estudio.

Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.