La lucha contra el COVID-19 se realiza casa por casa en Jujuy

0
blank 0 blank 0
Read Time3 Minute, 42 Second

Jujuy al día® – Desde el mes de junio, se realizaron 16 operativos sanitarios en diferentes puntos del territorio jujeño, con especial trabajo en la localización de brotes de Covid-19. En los 4 primeros días de Alerta Epidemiológica en San Salvador desde el 18 de agosto, se controlaron síntomas y se atendieron situaciones de vulnerabilidad de más de 3600 familias. En Alto Comedero, entre martes y miércoles, 13 mil personas fueron relevadas.

Los cambios en la situación epidemiológica de Jujuy, especialmente desde la escalada de casos, determinaron también la adecuación de acciones a seguir. De este modo, puntualizando en cada una de las localidades afectadas, iniciaron en ese momento los rastrillajes encabezados por agentes sanitarios en Libertador General San Martín, Yuto, Fraile Pintado, San Pedro, Perico, Catua, La Quiaca y Abra Pampa.

El trabajo que hoy continúa en la capital jujeña, San Pedro y Perico de forma simultánea, conlleva la planificación respecto a la logística y delimitación de recorridos así como la disponibilidad del personal de Salud, Seguridad, Desarrollo Humano y Secretaría General de la Gobernación, quienes avanzan también y muchas veces, con angustia e incertidumbre por su propio estado de salud y el de sus seres queridos, sin dejar de cumplir con sus obligaciones. Además, se cuenta en terreno con los recursos materiales necesarios como medicación, termómetros infrarrojos, oxímetros y vehículos para el traslado de los equipos así como para posibles derivaciones desde cualquier punto de la provincia, junto a la coordinación del Ejército Argentino, Bomberos, Defensa Civil y Municipios, mientras por resolución de la cartera sanitaria, es obligatorio el uso de Elementos de Protección Personal (EPP), que se entregan con la correspondiente firma siendo parte de la nueva estrategia garantizar la integridad de cada persona afectada a estos operativos.

En el abordaje, se destaca también el aporte fundamental de los Puestos de Salud y la experiencia de los trabajadores de Atención Primaria (APS), muchos con más de 25 años de servicio, quienes cuentan con información sistematizada sobre el contexto sociosanitario de las personas y ofrecen los datos sobre enfermedades crónicas, comorbilidades, factores de riesgo además de las condiciones de las viviendas, necesidades de refuerzo alimentario y el detalle sobre casos de adultos mayores viviendo solos o sin posibilidad de asistencia inmediata.

La labor interministerial no solo abarca el despliegue en los barrios y localidades desde hace más de 2 meses, sino que se encuentra en la resolución de casos particulares que se plantean: imposibilidad de retiro de medicación para enfermedades crónicas, falta de recursos para la conservación de medicamentos en el hogar, demoras en acreditación de beneficios sociales son algunos ejemplos de las incontables demandas que se resuelven a diario. Finalmente, la solución llega al hogar de la mano de un agente sanitario, enfermero o trabajador de la administración pública de igual manera que el llamado telefónico permanente desde las diferentes áreas de Gobierno.

Mientras la tarea prosigue casa por casa, el objetivo es lograr el chequeo de signos vitales de todas las personas, tomando la temperatura y midiendo la oxigenación, especialmente a quienes manifiestan síntomas de la enfermedad para evitar que los cuadros se agudicen y requieran internación en cuidados críticos. Por ello, ante fiebre, tos persistente, dolor de garganta, dificultad para respirar, pérdida del gusto o el olfato o complicaciones gastrointestinales, se realizará el hisopado de quien representa mayor riesgo en cada domicilio. Posteriormente, ante un resultado positivo, la consideración epidemiológica actual señala que el grupo familiar o conviviente, se define en su totalidad como positivo, ante lo cual se debe cumplir estricto aislamiento. Igualmente, según la indicación médica correspondiente, se cumple con la entrega de los medicamentos adecuados y se brinda monitoreo profesional diario.

Todo este esfuerzo de más de 200 trabajadores caminando jornada tras jornada, requiere necesariamente de la ayuda de cada jujeña, de cada jujeño respetando al máximo el aislamiento social, procurando quedarse en el hogar mientras sea posible, resguardando a bebés, niños y adultos mayores, cumpliendo con la distancia mínima de 2 metros con las demás personas en el trabajo, al hacer compras o trámites, al realizar actividad física. Necesita también del cuidado permanente con el uso del barbijo social que no debe quitarse en ningún momento fuera de la vivienda, el lavado frecuente de las manos con agua y jabón, la aplicación de alcohol en gel y la desinfección de superficies de uso habitual con lavandina diluida.  Solo así, se evita el contagio y se logrará controlar al virus en Jujuy.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.