Prisión preventiva para otro de los acusados por el crimen del comandante de gendarmería jujeño

0
blank 1 blank 0
Read Time2 Minute, 34 Second

Jujuy al día® – Un juez dictó la prisión preventiva para un joven de 19 años, uno de los dos acusados de haber participado en el crimen del comandante de la Gendarmería Nacional (GN) Marcos Antonio Castillo, asesinado a balazos en junio último en el centro de la ciudad bonaerense de Zárate, informaron fuentes judiciales.

blank

La medida del juez de Garantías Julio Grassi recayó sobre Pablo Agustín Arcel, quien fue acusado por el delito de «homicidio en ocasión de robo agravado por el uso de arma de fuego» en la causa que investiga la fiscal Andrea Palacios.

En tanto, la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal del Departamento Judicial Zárate-Campana confirmó esta semana la prisión preventiva del otro detenido por el caso, un adolescente de 16 años investigado por el fiscal Gustavo Ancurio, a cargo del Fuero de Responsabilidad Juvenil 1 de ese distrito.

Este adolescente ya había sido detenido en febrero por balear a otro hombre pero en aquel momento tenía 15 años y por lo tanto era inimputable.

Fuentes judiciales informaron que ambos funcionarios determinaron en esta etapa de instrucción que el hecho ocurrió en el marco de un intento de robo de la bicicleta de la víctima.

Los forenses de la Policía Científica habían confirmado a los fiscales que la causa de muerte de Castillo fue un «paro cardiorrespiratorio traumático» como consecuencia de una «herida de arma de fuego en el cráneo».

El comandante principal Castillo (46) era oriundo de la provincia de Jujuy, padre de un niño de cinco años y desde diciembre de 2019 se desempeñaba como jefe del destacamento Puente Zárate Brazo Largo de Gendarmería, motivo por el cual vivía solo en una dependencia del viceconsulado de España en el centro de Zárate, mientras que su familia lo hacía en el partido bonaerense de Ezeiza.

El martes 9 de junio por la noche, cuando regresaba al lugar de residencia en su bicicleta, fue abordado por dos delincuentes que lo venían siguiendo desde algunas cuadras en un rodado similar con intenciones de robo y fue asesinado de dos tiros en el rostro.

En la escena del crimen, ubicada en la calle Independencia, entre Justa Lima de Atucha y Almirante Brown, en pleno centro de Zárate, los pesquisas recolectaron tres vainas servidas calibre .22 del arma disparada por los delincuentes, ya que el gendarme iba desarmado debido a que dejaba su pistola reglamentaria en la dependencia donde trabajaba.

Según la autopsia, la trayectoria del proyectil que le causó la muerte a Castillo y es compatible con las vainas halladas en la escena, fue de abajo hacia arriba, de adelante hacia atrás y de derecha a izquierda, y en la víctima no se observaron signos de lucha o defensa, agregaron las fuentes.

Al día siguiente del homicidio, los sospechosos fueron apresados en un operativo del que participó el propio ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni.

Castillo llevaba 25 años en la fuerza federal y a lo largo de su carrera y participó de misiones de la Organización de Naciones Unidas (U) en Kosovo y en República del Congo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.