Cruces entre Gerardo Morales y el ministro Trotta por las escuelas abiertas en Jujuy

1
blank 1 blank 3
Read Time5 Minute, 0 Second

Jujuy al día® – La guerra menos pensada se desató esta semana entre el ministro de Educación nacional Nicolás Trotta y el gobernador de Jujuy Gerardo Morales. El motivo de la pelea: a quién le corresponde autorizar que algunas escuelas puedan -o no- recibir alumnos en medio de la pandemia.

blank

Para el ministro Trotta las decisiones deben ser consensuadas entre los 24 ministros de Educación del país, en el marco de la “Comisión para el regreso a las aulas”, que creó su Ministerio con este fin. Para Morales, en cambio, las provincias son autónomas, entre otras cosas porque “la mayoría de ellas preexisten a la Nación”, y entonces pueden disponer -por ejemplo- que 70 escuelas rurales remotas, con albergue, les brinden apoyo escolar, en el colegio, a los chicos más vulnerables.

Eso es lo que dispuso e hizo la provincia de Jujuy a partir de este miércoles. Creó su propio protocolo para la vuelta a clases que contiene 4 fases. No esperó que nadie a nivel nacional se lo aprobara, y arrancó nomás con la fase 1, que consiste en darle clases de apoyo, en forma voluntaria, a los chicos más desprotegidos de esas escuelas, quienes no disponen de Internet en sus casas y tienen problemas para seguir con los estudios.

Ante esta situación, Trotta salió con los tapones de punta. Y acusó al gobernador de Jujuy de tener una actitud “irresponsable”, que pone en riesgo la salud de la población e, incluso, que “puede retrasar el regreso a las aulas en todo el país”.

Ministro de Educacion Nicolas Trotta. Foto: Andres D’Elia

¿Por qué? “Porque si a partir de esto se producen contagios en las escuelas, se va a generar temor en el resto de las provincias. Todo se agrava ante el hecho de que Jujuy tuvo que volver esta semana a la fase 1 de la cuarentena (la más estricta) en las localidades de La Quiaca, San Salvador y Perico. El objetivo más importante para todos tiene que ser cuidar la salud”, le dijo Trotta a Clarín.

Consultada por este diario, la ministra de Educación de Jujuy Isolda Calsina, dijo que “no comparte” esa visión. “Un programa de apoyo escolar local de una provincia pequeña, muy diversa, no tiene incidencia en las decisiones autónomas de las restantes provincia, cada una con realidades, escenario sanitarios y problemáticas educativas particulares y específicas”, le dijo a Clarín.

Y redobló la apuesta. “Tengo una buena relación con el ministro Trotta. Pero cada persona debe hacerse cargo, responsablemente, de sus acusaciones y de los adjetivos que utiliza. También había calificado de irresponsable la suspensión de clases que dispuso nuestra provincia el 12 de marzo y el 15 lo resolvió el señor Presidente para todo el país”, agregó, en alusión a aquella polémica que se había suscitado cuando Jujuy fue la primera provincia en cerrar las aulas.

Con respecto a la posibilidad de que la gente de otras provincias tenga temor a volver a la escuela si se producen contagios en Jujuy, Calsina dijo que “en todo el mundo se han cerrado y reabierto escuelas. La pandemia no tiene manuales. Cada jurisdicción es responsable de sus decisiones”.

Para Trotta, «este no es tiempo de acelerar los plazos. Los epidemiólogos dicen que la posibilidad de contagios todavía es muy alta. Todavía falta pasar todo el invierno. Adelantar tiempos es innecesario”, dijo. Y agregó que la Comisión para el regreso al aula está avanzando, “junto a las 23 provincias, menos Jujuy”, en la elaboración de los protocolos “con una mirada integral”.

Se refiere a que los protocolos que están consensuando no son sólo sanitarios, sino que tienen en cuenta la cuestión pedagógica, la capacitación de los docentes, un acuerdo con los sindicatos, las organizaciones estudiantiles, expertos de salud y educación de todo el país. “Ante esta emergencia, tenemos que construir los mayores consensos posibles entre toda la comunidad educativa y todas las jurisdicciones”, dice Trotta.

Ministro de Educacion Nicolas Trotta. Foto: Andres D’Elia

“Jujuy tomó un camino en soledad. Nos presentó a fin de la semana pasada un protocolo inconcluso, al que le hicimos observaciones. Es una cuestión de responsabilidad, no priorizan la salud”, dijo Trotta, quien afirmó que la semana pasada habló con Morales, y le dijo que tenían que trabajar el protocolo entre todas las provincias. «El viernes le envié al gobernador un cuestionamiento por escrito, en el que le decíamos que es una irresponsabilidad abrir las escuelas», dice Trotta.

Calsina tiene una visión completamente distinta. “La Argentina es heterogénea y asimétrica. No podemos abordar su realidad diversa con respuestas homogéneas. Jujuy implementa rigurosas reglas sanitarias en la emergencia y nunca tuvo circulación comunitaria del virus”, le dijo a Clarín.

Y explicó que Jujuy creó el Programa de Apoyo Escolar, “como una respuesta local ante la vulnerabilidad pedagógica, ampliada en la pandemia por la brecha digital. Este programa complementa las clases obligatorias virtuales, refuerza la política alimentaria, brinda conectividad y ayuda a las familias”.

El Programa tiene cuatro fases. La 1, la que se inició este miércoles, abarca a 70 escuelas rurales remotas, con albergue, y busca “garantizar el derecho a la educación y priorizar a los estudiantes pedagógicamente más vulnerables”, dice la ministra jujeña. Después vendrán la fase 2, que comprende al resto de escuelas rurales; la 3, a escuelas urbanas de alta vulnerabilidad y la 4, a urbanas de vulnerabilidad media y baja.

“El programa es voluntario. Las clases obligatorias continúan virtuales. Lo presentamos el 29 de mayo al Jefe de Gabinete nacional antes que exista la Comisión creada por el Ministerio de Educación nacional. Tenemos un estricto protocolo biosanitario aprobado por el Comité Operativo de Emergencias (COE) provincial”, dice Calsina.

Tampoco hay coincidencia con respecto al consenso que tiene este programa dentro de Jujuy. Para Trotta los sindicatos no están de acuerdo, y ya manifestaron su rechazo. Calsina, en cambio, dice que hicieron 16 reuniones con los 5 gremios docentes, 5 reuniones por cada nivel “y hubo acuerdo en la forma y modo del trabajo docente en el programa”.

Fuente

1 COMENTARIO

  1. Mal puede emitir opinión un Ministro de Educación de la Nación cuando no conoce la situación de la provincia en cuanto hace al peligro de la pandemia y de las medidas que el Gobierno Provincial ha tomado conjuntamente con el COE presentando un protocolo de circulación interior a los habitat educativos en cada modalidad. Desde un sillón, comodamente ubicado en una oficina desde donde imparte instrucciones a los ministros provinciales sin tomar en cuenta la dimensión de la situación de cada una de esa regiones, es nefasto para la educación de nuestros jóvenes y niños que cursan otras realidades diferentes a la óptica que el Ministro cree ver. Si no se apersona a cada región, y toma conciencia de las circunstancias de cada una, mal puede a distancia disponer que es lo que está bien y que es lo que está mal. Creo que imponer un criterio unánime a diferentes realidades es una forma de ejercer un cargo sin tener idea de cual es la meta quese propone.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.