Jujuy pone condiciones al retorno de la caravana con varados argentinos desde Perú

0
blank 0 blank 0
Read Time3 Minute, 50 Second
blank
Los «Hermanos de fronteras» aguardan por un decreto de Vizcarra para seguir viaje rumbo al cruce de Ilo y, conforme pasan las horas, más argentinos motorizados se les unen

Hoy, una parte de la caravana se encuentra estacionada en Camaná, capital de la provincia homónima, en el departamento sureño de Arequipa. Aguardan por un decreto de excepción del gobierno de Martín Vizcarra para seguir viaje rumbo al cruce de lo que les permitirá alcanzar Chile. Conforme pasan las horas, más argentinos motorizados se les unen desde otras coordenadas del país si bien algunos optaron por demorar el retorno a último momento y no formarán parte del grupo original de 45 vehículos que se esperaba formar.

Jujuy al día® – La caravana de argentinos varados en Perú con sus vehículos ya está en marcha, todavía repartida en grupos, y concentrándose en el sur del país andino para cruzar a Chile en los próximos días. El plan es volver al país ingresando a través de Jujuy pero el gobernador Gerardo Morales pone una condición que algunos de ellos, autodenominados «Hermanos de fronteras», encuentran difícil de cumplir por venir desandando cientos de kilómetros desde la altura: que atraviesen su provincia, sin detenerse, y la abandonen en la misma jornada.

El gobierno de Morales aceptó abrir sus fronteras para que retornen a la Argentina a través del paso de Jama con el único requisito que no pueden detenerse en su territorio. En la caravana argumentan que implica recorrer caminos sinuosos, en altura y a velocidad, lo cual puede resultar posible solo para los autos más rápidos, aunque peligroso. Para los vehículos más viejos y los pesados motorhome es mucho más complicado.

Desde la gobernación jujeña, en cambio, afirman que no es un trayecto de más de cinco horas a velocidad media. Y que el plan que barajan es que el grupo haga noche del lado chileno, en San Pedro de Atacama, a fin de arrancar por la mañana temprano y despejados para transitar el tramo jujeño. Afirman que es el mismo requisito que se les exige a todos los involucrados en estas operaciones humanitarias, respetar el cordón sanitario para evitar todo contacto con la población local.

Consultadas por PERFIL, las autoridades norteñas resaltaron que colaboran con este regreso desde el primer día, en contacto con la Dirección de América del Sur de la Cancillería y coordinando el operativo con Migraciones y Gendarmería, atentos a proveer de combustible a la caravana de requerirlo si es que no pueden repostar en Chile. Y que están dispuestos a adelantar los documentos necesarios para agilizar el papeleo en la frontera y que dispongan de luz de día para viajar por la provincia. Si alguno hace base, advierten, deberá cumplir la cuarentena obligatoria que se le demanda a cualquiera que arriba a Jujuy.

En la caravana quieren «sensibilizar» a Morales con un video en el que están trabajando para que se muestre más receptivo a su contrapropuesta. En esencia, similar a la que le formularon entonces al gobierno del peruano Martín Vizcarra: que la misma escolta de la policía provincial, que los acompañará a lo largo de todo el trayecto, se asegure de que se mantendrán aislados y que solo se detendrán para dormir en los mismos vehículos, hasta abandonar la provincia de un modo seguro. En Jujuy dicen entender que la dinámica no es la misma que la de un micro de larga distancia —capaz de turnar entre conductores y con mayor autonomía de viaje— si bien reiteran que su protocolo tiene como objetivo mantener a la provincia libre de circulación del virus.

Si alguno de los vehículos de la caravana opta por hacer base en Jujuy, deberá cumplir la cuarentena obligatoria que se le demanda a cualquiera que arriba a la provincia

Mientras esperan por  la orden presidencial peruana, en Camaná, la varados aprovechan el alto en el camino para acondicionar sus vehículos con los repuestos que traen consigo los propios rodanteros. Estiman que no será hasta mañana o el jueves que pondrán rumbo a Ilo, al sur de Perú, donde harán noche en un predio del Rotary Club antes de seguir camino a Chile.  

De momento son ocho motorhome y dos motos viajando juntas los que se encuentran en aquella localidad costera del Pacífico. Es el grupo al que permitieron salir desde el punto más alejado en el norte del país. Los demoraron unos días cerca de Lima, entre idas y vueltas con los salvoconductos, para finalmente permitirles seguir camino. Ahora resta la última firma presidencial para pasar la primera de las fronteras de vuelta a casa.

Por Mariano Beldyk

Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.