Jujuy: El gobernador pidió disculpas por la frase “faja en las casas”

2
blank 3 blank 0
Read Time1 Minute, 6 Second
blank

Jujuy al día® –  A través de sus redes sociales, el gobernador Gerardo Morales pidió disculpas por la utilización del término “poner un faja en una casa”, al cual recurrió el domingo último durante el informe diario del Comité Operativo de Emergencia (COE), oportunidad en la que habló de las medidas previstas para garantizar que personas arribadas de otras provincias cumplan estrictamente con la cuarententa establecida en el protocolo de seguridad implementado para evitar la propagación del coronavirus. Es por ello que el mandatario, pidió las correspondientes disculpas.

“La expresión ‘poner una faja en una casa’ fue exagerada de mi parte por lo que pido disculpas”, enfatizó.

Explicó que, en el marco de casi una hora de exposición, tales términos fueron “exagerados” y observó que “dejan entender que buscan la estigmatización de una persona o familia”. “La estigmatización siempre genera odio y violencia lo que está muy lejos de mi intención”, aseveró.

Subrayó que el objetivo del plan Fronteras Seguras para salvar vidas en Jujuy es “tener el mayor rigor posible para el cumplimiento de la cuarentena en un hotel o un domicilio particular” y advirtió que “incumplir la cuarentena es un delito”.

“Jujuy todavía tiene la precaria condición de no circulación local del virus, escenario que tenemos que cuidar con el mayor esfuerzo y compromiso del pueblo”, sostuvo finalmente.

2 COMENTARIOS

  1. Reconocer que fue un exabrupto el haber utilizado la expresión de colocar fajas individualizando familias en cuarentena es un paso significativo que permite creer en la verdero compromiso que el gobernador tiene para con la sociedad jujeña. Extrañaba esas palabras en boca de una autoridad tan respetuosa de la democracia, y creo que fue su ímpetu el que le llevó a decirlas. Cuando se dió cuenta del disgusto que ellas causaban, se disculpó como solamente lo hace quien se dá cuenta der su error. El Cordón Sanitario, que es la preocupación generalizada para evitar la propagación, se debe cumplir mediante el llamado telefónico en cualquier momento de las autoridades sanitarias respecto de los afectados a esa cuarentena, o bien constituirse en el domicilio para constatar el cumplimiento estricto de las medidas dispuestas. No hay necesidad de poner a los mismos en evidencias dolorosas que pueden actuar contrariamente a lo deseado. Los ejemplos que se viven en lugares donde se rechaza a personal sanitario dedicado a la atención de los afectados de sus domicilios por miedo al contagio nos pone en la vereda opuesta a la racionalidad. Seamos pues prudentes por motus propio y no porque se nos obligue a serlo, castigando severamente a aquellos que si transgreden el aislamiento preventivo y el distanciamiento social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.