Coronavirus: Cómo es por dentro el hospital de campaña de Jujuy

0
blank 1 blank 0
Read Time4 Minute, 17 Second

Jujuy al día® – Las estructuras que iban a ser parte de una de las típicas ferias que rodean a las plazas jujeñas ya no cumplirán la misma función. En tiempos de pandemia, en post de prevenir, fueron readaptadas y ahora funcionan como boxes para recibir a pacientes con coronavirus ​en el hospital de campaña de San Salvador, el primero que fue inaugurado en el país.

En Argentina hay 8.444 camas de terapia intensiva o cuidados críticos. Lograr que la gran mayoría de ellas estén disponibles para atender casos de urgencia por coronavirus es el primer objetivo. En paralelo, pretenden sumar 2.000 camas. En este camino, el secretario de Calidad en Salud, Arnaldo Medina, informó que se suspendieron todas las «actividades programadas» como cirugías que no sean vitales para los pacientes.

De estar preparados se trata. Dar abasto cuando el pico de la pandemia diga presente. Por eso quedó instalado el concepto de “aplanar la curva de contagios” y así evitar el colapso del sistema sanitario. Por eso también se construyen contrarreloj hospitales de campaña en todo el país: centros de salud que son readaptados por la contingencia, predios que reciben containers y carpas que se convertirán en salitas, clubes y asociaciones que prestan sus espacios.

El 13 de marzo, una semana antes de que el Gobierno ordenara el aislamiento obligatorio, en Jujuy decidieron iniciar las obras de los hospitales de campaña. Serán cuatro, de los cuales ya fue inaugurado este lunes el de San Salvador y están en proceso de finalización los de Perico, San Pedro y Ledesma. El objetivo es evitar la centralización de pacientes en el Hospital San Roque, allí donde están los 22 respiradores con los que cuenta la provincia. Por suerte, ninguno está en uso. Y en las próximas horas, tras la liberación desde Nación, dispondrán de 28 respiradores más.

Hospital de campaña

LAS INSTALACIONES

blank

“Decidimos armar un plan de contención paralelo para no contaminar los hospitales que continúan con las asistencias generales. Porque la gente se sigue infartando, sigue teniendo accidentes, aunque bajaron los de tránsito, aumentaron los domésticos, inclusive la violencia familiar. Por eso actuamos rápido con los hospitales de campaña”, cuenta el subsecretario de Salud de Jujuy, Pablo Jure.

Al Este de San Salvador, a la vera de la Ruta 9 que conecta con la Quebrada, en el predio Ciudad Cultural, allí donde hace un mes todo era fiesta por los carnavales, hay dos carpas bajo un tinglado de tela.

La primera, la más chica, de 30×30 metros, actúa como una guardia de un hospital. Un enfermero realiza el triage al paciente que ingresa. A partir de la información recabada, un orientador acompaña al paciente y, en caso de ser necesario, le coloca barbijo, guantes o le indica cómo aislar su vestimenta. Desde allí, existen circuitos diferenciados para acceder a la segunda carpa, la de internación (45×50 metros) donde están las 120 camas que entregó el Regimiento 20 del Ejército.

“Los hospitales de campaña no van a tener atención de complejidad –advierte Jure-. El 80 por ciento de los casos de coronavirus no revisten de cuidados intensivos. A los pacientes que deban ser internados se les hará un hisopado, una radiografía y todo se envía por internet al Hospital Central donde se realizará el test rápido para determinar si está infectado o no. En caso de que sea positivo se establece el protocolo correspondiente”.

blank
Los boxes fueron acondicionados a partir de estructuras de las ferias. / Gobierno de Jujuy

En tres días, 30 obreros y talleristas de oficios de la provincia acondicionaron el predio: montaron las instalaciones, conectaron los servicios básicos de agua corriente y potable y energía eléctrica. Y acondicionaron el ambiente de acuerdo a los requisitos establecidos por el área de Salud.

Además de las dos carpas, el hospital de campaña cuenta con 10 containers de 6×6 metros que pertenecían a Vialidad y fueron reacondicionados para que funcionen como habitaciones individuales.

“Esos módulos estaban en Perico, a 33 kilómetros -informan desde el ministerio de Infraestructura provincial-. Fueron parte de campamentos en la construcción de la ruta y caminos necesarios para la Planta Fotovoltaica Cauchari y de la nueva ruta que une la puna con las yungas. Uno de sus primeros usos fue la catástrofe y emergencia del alud en Volcán en enero de 2017”.

Allí serán alojados los pacientes que presenten patologías previas y precisen un aislamiento más seguro que el que ofrece la carpa. Aunque también rige un límite: “Si el paciente ya no tolera estar acostado o si su frecuencia respiratoria es mayor a 25, 28” se decide su traslado al Hospital Central, que está a 5 minutos de distancia.

Hasta el momento, Jujuy tiene 3 casos de coronavirus positivos. Uno de los pacientes ya fue dado de alta y los restantes están controlados, a la espera de cumplir el aislamiento y regresar a sus hogares. “Lo ideal sería no llegar a tener que usar los hospitales de campaña, pero tenemos que prepararnos”, subrayan.

Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.