Coronavirus: La conmovedora historia de la paciente que se recuperó en Jujuy

0
blank 1 blank 2
Read Time6 Minute, 2 Second
blank

Jujuy al día® – Silvana (45), junto a su marido Leandro (45) y su hijo Federico (9) fueron de vacaciones a Europa, recorrieron Italia, Turquía y finalmente España. Cuando regresaron a Jujuy, donde viven, Silvana, quien es contadora, comenzó a sentirse mal, a tener temperatura y se activaron los protocolos de caso sospechoso de coronavirus. Días más tarde se enteraría que tenía COVID-19, la enfermedad producida por el virus Sars-Cov-2, responsable de la pandemia que suma a nivel mundial más de 683 mil casos y 32 mil muertos. 15 días más tarde, precisamente este último jueves, recibió el alta administrativa o institucional y contó a este medio cómo fueron esos duros días.

En diálogo con Infobae, Silvana, quién es mendocina y hace quince años que vive con su marido e hijo en San Salvador de Jujuy, contó: “Habíamos empezado el 8 de febrero con un viaje por Italia, hasta el 16 de febrero recorriendo varias ciudades y en ese periodo de tiempo no había nada, no sucedió nada relacionado con el coronavirus, de ahí fuimos al sur de Italia donde estuvimos tres días nada más y de ahí partimos para Turquía, donde estuvimos un par de días más y finalmente terminamos en España, durante el día 4, 5 y 6 de marzo estuvimos en Madrid”.

Luego de esta maratónica travesía, llegaron a la Argentina en un vuelo de Aerolíneas Argentinas el día sábado 7 de marzo en la madrugada y hacia el mediodía ya estaban en Jujuy. En Ezeiza presentaron la declaración jurada que habían completado en el avión. “Nos llamó mucho la atención porque cuando bajamos del avión retiramos las valijas y no encontrábamos dónde dejar la declaración jurada que habíamos completado de donde habíamos estados los últimos 14 días y donde estaríamos los próximos 14 días, hasta que de casualidad encontramos un mostrador chiquitito, preguntamos si teníamos que hacer algo más y nos dijeron que no, que por cualquier problema nos iban a contactar”, narró.

El día 8, el Departamento de Epidemiología de la provincia de Jujuy se contactó con la familia porque sabían que habían vuelto de Europa y les pidieron que implementen la cuarentena, recomendación que siguieron al pie de la letra.

A partir de allí, todos los días los llamaban por teléfono desde Epidemiología de la provincia para hacerles las preguntas de rutina, si tenían fiebre o alguno de los síntomas. Hasta que el día miércoles 11 de marzo todo cambió.

“Ese día yo empecé con algunos síntomas de fiebre, alrededor de los 37 grados, razón por la cual empezamos a entrar más en contacto con las autoridades sanitarias hasta que el cuadro que presentaba comenzó a agudizarse, empecé a tener más tos, a superar la fiebre en 38,5°C”, contó Silvana.

El jueves 12 de marzo se activó el protocolo por el caso de Silvana, inmediatamente. En menos de media hora la ambulancia del SAME Jujuy ya estaba en la puerta de la casa de esta familia, según pudo reconstruir Infobae. Silvana había tomado todos los recaudos para estar lo más aislada posible de su esposo, Leandro, quien es diabético y se encuentra dentro del grupo de riesgo y de su hijo Federico de 9 años, quienes afortunadamente no contrajeron la enfermedad.

Silvana fue ingresada al Hospital San Roque de infectología de la ciudad de San Salvador de Jujuy el mismo jueves 12 de marzo, ya con el protocolo activado de posible caso de coronavirus.

“Cuando noté los primeros signos de fiebre, inmediatamente se limpió toda mi casa, yo me aparté, estábamos en habitaciones distintas y me mantuve lo más lejos posible de mi marido y de mi hijo; tomamos todos los recaudos como familia”, relató.

Silvana fue ingresada a la sala 3, acondicionada para coronavirus con 8 camas, con todas las medidas de seguridad e aislamiento. Allí le hicieron dos hisopados, y la ingresaron a una habitación totalmente hermética. La fiebre no le bajaba y la taquicardia la agobiaba. Comenzó a tener más y más tos, y le comenzó a bajar la saturación de oxígeno en sangre.

El día viernes 13 de marzo en la noche, le detectaron un estreptococo en la garganta y allí los profesionales de la salud creyeron que lo que tenía era una bacteria. Le dieron antibióticos.

A continuación llegó el momento más duro para Silvana. “Entre el lunes 16 y martes 17 de marzo me dijeron que había dado positivo el hisopado del Malbrán, fue muy duro, es muy duro cuando te dicen que es positivo, porque cuando uno es responsable, tu cabeza empieza a pensar en toda la gente que estuvo alrededor tuyo, principalmente tu familia, pero afortunadamente habíamos tenido contacto con 3 o 4 personas y gracias a Dios no les pasó nada”, relató.

Silvana narró a Infobae lo que vivió cuando los médicos le dijeron que tenía coronavirus: «es muy duro cuando te dicen que es positivo, porque cuando uno es responsable, tu cabeza empieza a pensar en toda la gente que estuvo alrededor tuyo, principalmente tu familia»

A partir de ese momento la doctora Ana Otero, directora del Hospital San Roque y a la cual Silvana “le está agradecida de por vida” por estar presente en todo el proceso, y la doctora Marcela Acosta le dieron antibióticos y jarabes, que comenzaron a surtir efecto al término de las 72 horas. “Ahí me empezó a bajar la fiebre, la tos empezó a atenuarse, la saturación de oxígeno en sangre me empezó a aumentar de a poco hasta que los síntomas desaparecieron por completo, el principal efecto lo tuvieron los antibióticos”, afirmó.

Una vez que desaparecieron los síntomas, Silvana estuvo 72 horas más internada en el Hospital San Roque, le volvieron a hacer dos hisopados nuevamente para comprobar que ya no había presencia del virus Sars-CoV-2, que causa la enfermedad COVID-19. Esos días según relata fueron interminables. Las muestras fueron enviadas al Malbrán en ese momento y los resultados llegaron el último viernes: ambos dieron negativo. “Estoy felizmente curada y agradecida, ya que quiero poner de relieve el trabajo que hace la gente de la primera línea de fuego: los médicos, los enfermeros, las personas que están en servicio todo el tiempo, me encontré con un grupo humano hermoso y sobre todo profesional, trabajando en equipo, me salvaron la vida, estoy sumamente agradecida”, contó a Infobae emocionada hasta las lágrimas Silvana.

Luego de haber cumplido con todas las pautas del protocolo, los dos hisopados, el mismo viernes le dieron el alta institucional y se generó todo un operativo para trasladarla a Silvana a su casa, hogar en donde sólo está ella. Tanto su marido Leandro como su hijo Federico se tuvieron que ir a vivir a otro lado, ya que dentro del protocolo hay una segunda instancia de cuarentena de 14 días, luego del alta institucional.

Los doctores del Hospital San Roque de Jujuy siguen el caso de Silvana, «continúan haciendo un seguimiento de mi caso todos los días”, afirmó. Luego de estos nuevos 14 días de cuarentena le darán el alta definitiva, aunque para ella lo importante es que se siente bien, la felicidad es plena, y se siente “agradecida de todo corazón a los médicos que le salvaron la vida”.

Por Francisco Reyes

Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.