22 de febrero día de la Antártida Argentina Ley N°20.827

0
blank 1 blank 0
Read Time3 Minute, 21 Second

 A 117 años de la ocupación permanente en la Antártida

blank

Jujuy al día® – “…Se oye decir con frecuencia, ¿qué interés puede tener una expedición polar? ¿Qué beneficio puede ella reportar a la humanidad? para unos una expedición polar puede significar dinero; para otros solamente adelanto en la ciencia. Para el profano en estas cosas, el saber a qué clase de formación pertenecen esas tierras, el conocimiento de su topografía, su fauna y su flora, y, en fin, la completa geografía de ellas, no significa nada; es solamente una pérdida de tiempo y de vidas, y un montón de sacrificios inútiles; y ante estas observaciones que no reposan en argumentos de valor, se impone la perplejidad, porque es imposible rebatir la tenacidad del incrédulo…”.

“…Tomemos posesión de esas tierras y dominemos esos mares, hoy inhabitados, pero que están en la misma latitud que otros en el norte, donde florecen ciudades populosas y cuya civilización nos ha dado muestras como Nordenskjöld, Larsen y Nansen.

Pasarán los años, nuevas generaciones nos sucederán en el escenario de la vida, y cuando la población de mi país se cuente por centenares de millones, aquellos felices argentinos verán flamear su bandera en las poblaciones polares; y allá, cuando el sol de mayo se mire frente a frente con las auroras australes, los que contemplen ese soberbio espectáculo aclamarán los hombres de la generación actual, y derrumbarán los enormes ventisqueros para levantar en su lugar los bloques de mármol que han de servir de pedestal a la gloria argentina…”.

“…Los misterios que aquellos hielos encierran tienen que ser descubiertos, y ningún pueblo, cualquiera que sea su raza y su historia, puede competir ventajosamente con el argentino en esa soberbia empresa, que encumbrará el hombre de nuestra patria hasta inscribirlo con indelebles caracteres en la lista de las grandes potencias…”.

Síntesis de la conferencia ofrecida en el Teatro Politeama el 19 de diciembre de 1903, por el alférez de navío José María Sobral (23 años) frente a una gran multitud, a días de su regreso de la Antártida. Quien luego de su viaje a Suecia trajo consigo un puñado de doctorados.

Más adelante en su obra “Dos años entre los hielos”, primer libro sobre la Antártida escrito por un argentino, diría:

“La lucha es algo necesario al existir; el que no lucha no puede experimentar el placer de la victoria, del mismo modo que el que no sufre no puede experimentar el placer de dejar de sufrir”

“El hombre nunca debe contentarse con la victoria adquirida; el éxito no solo debe ofuscarle sino que debe darle nuevo aliento para atacar lo más difícil, porque precisamente en eso se encuentra el placer de la vida”

Dijo el contralmirante Laurio H. Destéfani, marino de profesión e historiador por pasión:

Extenso sería el relato de sus estudios y de su contribución al conocimiento de geografía y geología de nuestro territorio. En la biblioteca familiar conocí sus principales libros: “El futuro de nuestra armada”, “Sobre cambios geográficos, problemas de los andes australes”, “La frontera argentino-chilena en el canal de Beagle” y “Dos años entre los hielos”, entre otros. La sola mención de los títulos pone de manifiesto la visión de este argentino que comprendió el problema de su patria puesto en el meridiano de la historia. Son de actualidad cualquiera de estos temas. Su doctorado en geología, petrología y mineralogía le permitió agregar a su profesión básica los elementos precisos para dejar una herencia de extraordinario valor. Fue el primer geólogo argentino con titulo universitario nunca revalidado en la república argentina.

Guillermo J. Sobral                                                                           DNI: 10.224.836

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.