“En Jujuy, la edad de inicio del consumo de tabaco es alrededor de los 9 años, algo complicado y aterrador”

0
blank 0 blank 0
Read Time6 Minute, 13 Second

Jujuy al día® – Así lo manifestó en una entrevista con nuestro medio la Coordinadora de la Unidad de Cesación Tabáquica del Hospital San Roque de Jujuy, Ana Otero, en el marco del Día Mundial sin Tabaco que se celebra hoy, 31 de mayo.

Destacó la necesidad que la provincia adhiera a la ley de lucha contra el tabaquismo y habló de las ordenanzas municipales que prohíben fumar en ciertos espacios. Además, se refirió a la realidad de los adolescentes en torno al cigarrillo, su consumo y la necesidad de un trabajo en conjunto interdisciplinario para reducir este número.

blank

Al respecto, Ana Otero expresó en declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, “tuvimos una reunión el miércoles en la Legislatura, muy buena, hubo buena predisposición donde me informaron que la ley se está discutiendo, que faltan algunos puntos para determinar la adhesión. Llevé la información del convenio marco del Control de Tabaco, que es mundial, del 2003, cuando Argentina participaba, pero después no lo ratificó y quedó afuera de los países del MERCOSUR que lo ratificaron, y es casi la ley porque está pautado todo lo que se debe hacer en cuanto al tabaco. No hay que inventar nada, está todo escrito, solo tenemos que adherirnos y ponerla en práctica”.

Consideró que “si tendríamos la adhesión sería muy importante porque ya está comprobado que, en las provincias adheridas, que son la mayoría de nuestro país, solo tres no están adheridas, ha disminuido el consumo del tabaco, por razones básicas: si no se venden cigarrillos sueltos un menor no tiene el dinero para comprar un paquete, de no haber tanta propaganda y promoción de los cigarrillos el impacto visual es menor”.

Agregó “el precio del cigarrillo tiene que ver: cuanto más cueste un paquete más difícil acceder y más en esta situación que se vive, cuesta muchísimo. El hecho de prohibir que se fume en los lugares de trabajo, mantener eso estable y controlarlo, hace que la gente no pueda fumar a cada  rato o sea no solo protegemos al 70% de la población que no fuma, sino también al resto de la población fumadora que se la obliga a fumar fuera de su trabajo, y muchas veces no puede, o porque hace frio, y fuma menos, y por eso se empieza a plantear si pueden dejar de fumar y comienza a ser un cambio en este proceso de la cesación tabáquica y acceden al tratamiento para dejar de fumar”.

“Es muy importante poner la ley en vigencia”, aseguró.

Otero mencionó a JUJUY AL DÍA® respecto a la ordenanza vigente que “tuvimos muy buena recepción del doctor Aguiar y su equipo. He planteado situaciones puntuales de la ordenanza que hay que cambiar, como hacer hincapié en los espacios 100% libres de humo que tiene que ser la primera meta, lograr que todos los ambientes públicos y privados donde asista mucha gente deben ser libres de humo, como los boliches, lugares de fiesta, convención, los municipios, ministerios, escuelas, todo. Debe aplicarse la ordenanza y lograr esto”.

“Hablamos de la señalética, lo importante que es que se creen los carteles necesarios con el tamaño adecuado que impacte a la vista cuando entren a los diferentes lugares y sepan que allí no se fuma”.

Indicó que “hubo muy buena recepción y probablemente haya cambios muy importantes”.

“En la municipalidad estuvimos con el señor Intendente, también está de acuerdo en trabajar en esto y darnos el apoyo para poder llegar a la comunidad y ver cómo logramos que se cumpla con la ordenanza”.

Acerca de la importancia del control, señaló “eso tiene que ver, comprendemos que nuestra provincia es complicada por la producción de tabaco, pero la ordenanza y la ley no va en contra de la producción, es solo proteger. Como el hospital tiene la obligación de promover salud, no solo curar, por eso no es solo ofrecer tratamientos para que la gente deje de fumar sino también la promoción y prevención”.

“Por eso trabajamos con otras instituciones para tener los recursos para poder llegar a la comunidad. Estoy convencida que el esfuerzo conjunto del Ministerio de Salud, la municipalidad, el hospital, Educación, todos juntos vamos a lograr proteger el 70% o más de la población de Jujuy que no fuma”, aseguró.

En otro tramo de la entrevista con este diario, Otero se refirió a la realidad sobre el consumo de tabaco en los adolescentes de Jujuy. “Acá no hay números reales de cuántos adolescentes fuman. Estamos intentando hacer con otras instituciones trabajos para ver las edades de inicio, que por lo que fuimos viendo de acuerdo a las charlas en los colegios y en las encuestas, la edad de inicio es alrededor de los 9 años, algo complicado y aterrador. Fuma, aproximadamente, de acuerdo a las encuestas que hemos hecho en diferentes colegios, un 20-22% de los adolescentes encuestados”.

“La idea es hacer una encuesta en San Salvador de Jujuy que tenga amplia difusión en los colegios para tener una idea real de cuántos adolescentes fuman. La encuesta que realizamos fue con trabajos con el Ente Autárquico, con la Comisión Central, en el Congreso de la juventud, se la hizo en el Santa Bárbara, Marina Vilte y otros, no es un número significativo, por eso queremos trabajar con otras entidades, hacer un equipo multidisciplinario y lograr una idea real de los adolescentes que fuman en la provincia”.

Respecto a las razones por las cuales los adolescentes y niños, prueban el cigarrillo, comentó “la razón real es la curiosidad y a esa edad aún no tienen la educación de lo que significa el cigarrillo, por eso tratamos de llegar a los más chiquitos para que no se inicien en el hábito. También muchas veces es por la falta de identidad, el sentir con el cigarrillo completa esa parte de la personalidad que le está faltando y para pertenecer a los grupos, creen que son más grandes, fuertes o que les quedan bien”.

“Deben saber que el cigarrillo realmente en nuestra provincia, y país, es una gran trampa social. No está totalmente prohibido, acá si un niño va y quiere comprar un cigarrillo en un kiosco se lo venden aunque tenga 5 años. Partiendo de ahí, si un niño no tiene la prohibición del cigarrillo, lo fuma si complicación”.

Sobre la relación entre el consumo de tabaco y marihuana, y si han tenido pacientes con ambas adicciones, Ana Otero comentó a JUJUY AL DÍA® “sí, hoy hay acceso a la marihuana, fácilmente se consiguen los cigarrillos de marihuana, entonces tener el acceso al cigarrillo y a la marihuana hace que los adolescentes prueben las dos cosas y transgredan. Por la edad, buscan tratan de pasar más allá de la línea de la prohibición”.

“Por eso lo que tenemos que hace es educar para que sepan el daño que produce, después tratar de regular la venta de cigarrillos, comenzando con prohibirla a menores de 18 años, la de cigarrillos sueltos. Si implementaríamos la ordenanza municipal y la provincia adhiere a la ley nacional de lucha antitabáquica lograríamos mayor control del consumo”.

Agregó “hemos tenido pacientes, muchos, con la doble adicción, no hay un tratamiento específico para dejar la marihuana, pero está comprobado que trabajar con terapia cognitiva conductual y con la medicación se logra que dejen las dos adicciones. Tratamos siempre que el paciente que realiza el tratamiento deje sus adicciones con la ayuda del equipo de psicológico con la licenciada María Eugenia Beccalli, el servicio de salud mental”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.